15. Desconcentración urbana

Foto: airon­xu­co

Deben crear­se alter­na­ti­vas eco­nó­mi­cas y polí­ti­cas para una dis­tri­bu­ción racio­nal de la pobla­ción en los terri­to­rios. La des­con­cen­tra­ción urba­na requie­re la crea­ción de nue­vos polos eco­nó­mi­cos, así como el desa­rro­llo de inves­ti­ga­cio­nes sobre pro­yec­tos alter­na­ti­vos. La des­con­cen­tra­ción urba­na se rea­li­za en la medi­da que se cons­tru­ye una eco­no­mía autó­no­ma en las comu­ni­da­des y regio­nes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *