18. Impulsar la ciencia y la tecnología alternativas en los países pobres

Foto: PAHO

Urge des­ti­nar recur­sos eco­nó­mi­cos, reor­ga­ni­zar e impul­sar la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca en los paí­ses lati­noa­me­ri­ca­nos y otros paí­ses con pro­ble­mas simi­la­res, diri­gir­la hacia la gene­ra­ción de cono­ci­mien­tos y téc­ni­cas alter­na­ti­vas que tan­to pue­dan bene­fi­ciar direc­ta­men­te a las comu­ni­da­des en don­de sur­gen, como pro­pi­ciar pro­duc­tos y ser­vi­cios para la expor­ta­ción, para la más sana eco­no­mía mun­dial. El MTS impul­sa la gene­ra­ción de cono­ci­mien­tos y tec­no­lo­gías alter­na­ti­vos que se des­pren­dan de mane­ras de mirar el mun­do con un carác­ter social y humano, en con­tra­po­si­ción a los enfo­ques uti­li­ta­ris­tas que sólo nos ven como enti­da­des de con­su­mo y mani­pu­la­ción. Para ello, se pro­mue­ve la vin­cu­la­ción y el inter­cam­bio cien­tí­fi­co en los nive­les local, nacio­nal e inter­na­cio­nal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *