8. Economía social: alternativas de progreso y riqueza material para todos sin abusar de La Tierra

Foto: sari_dennise
Foto: sari_dennise

El MTS impul­sa cam­bios en la legis­la­ción que ase­gu­ren una equi­ta­ti­va dis­tri­bu­ción de la rique­za, pero sobre todo pro­mue­ve el desa­rro­llo de capa­ci­da­des de orga­ni­za­ción y crea­ción de ideas, pro­duc­tos y ser­vi­cios de cali­dad que hagan posi­ble un inter­cam­bio eco­nó­mi­co de pro­duc­tos por pro­duc­tos. El MTS pro­mue­ve la gene­ra­ción de una eco­no­mía social basa­da en coope­ra­ti­vas y comu­ni­da­des empre­sa­ria­les como base de un ver­da­de­ro poder demo­crá­ti­co orien­ta­do al mayor bien­es­tar de cada per­so­na. Es esen­cial valo­rar, pro­mo­ver e impul­sar la crea­ción y desa­rro­llo de empre­sas que con­tri­bu­yan a sub­sa­nar nece­si­da­des socia­les prio­ri­ta­rias. Deben eli­mi­nar­se las tra­bas buro­crá­ti­cas absur­das y desa­rro­llar alter­na­ti­vas de pago fis­cal de acuer­do a la situa­ción y a las uti­li­da­des reales de una empre­sa.

Los ser­vi­cios y pro­duc­tos de uso coti­diano indis­pen­sa­ble tales como el agua, la elec­tri­ci­dad, el petró­leo, el gas, el telé­fono, las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes y la ban­ca deben estar bajo el con­trol de la comu­ni­dad bio­rre­gio­nal. Es impor­tan­te atraer y regu­lar inver­sio­nes pro­duc­ti­vas para la crea­ción de empre­sas que coad­yu­ven al desa­rro­llo social. Debe valo­rar­se la apor­ta­ción de quie­nes ponen en jue­go capi­ta­les para el cre­ci­mien­to social y retri­buir­les ade­cua­da­men­te. Es fun­da­men­tal pri­vi­le­giar la sus­ten­ta­bi­li­dad eco­ló­gi­ca y social de los pro­yec­tos. Pode­mos todos ser ricos eco­nó­mi­ca, emo­cio­nal y cul­tu­ral­men­te.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *