A diez años

Méxi­co D. F. a 15 de mar­zo del 2007.

C.

P r e s e n t e:

Esti­ma­do com­pa­ñe­ro y ami­go:

Este 2007, el 5 de abril, se cum­plen diez años del lamen­ta­ble dece­so del inge­nie­ro Heber­to Cas­ti­llo Mar­tí­nez, bien cono­ci­do por todos noso­tros. Con­si­de­ran­do esta situa­ción y lo que suce­de en nues­tro entorno polí­ti­co, eco­nó­mi­co y social, te hace­mos la pre­sen­te

INVI­TA­CION

A par­ti­ci­par en un Pro­yec­to espe­cial, con­for­ma­do por tres par­tes que, en sín­te­sis se expo­ne a con­ti­nua­ción, y que, si estu­vie­ses de acuer­do, te suge­ri­mos pro­mue­vas con entu­sias­mo.

Se tra­ta de:

1.-Develar una escul­tu­ra ins­pi­ra­da en la obra más cono­ci­da de Heber­to Cas­ti­llo;

2.-Con escul­tu­ra simi­lar, pero ela­bo­ra­da a una esca­la de 30 cen­tí­me­tros, ins­tau­rar anual­men­te el “Pre­mio Heber­to Cas­ti­llo”, entre­gan­do dicha maque­ta al autor de la mejor obra artís­ti­ca o cien­tí­fi­ca o al méri­to ciu­da­dano, en la que se resal­te la éti­ca con la que se tra­ba­jó y la preo­cu­pa­ción por el bien­es­tar del ser humano;

3.-Simultáneamente, debe­mos res­ca­tar el pen­sa­mien­to polí­ti­co del cita­do Hom­bre Ilus­tre y, de algu­na mane­ra, su espí­ri­tu de lucha a favor de la huma­ni­dad, median­te las acti­vi­da­des nece­sa­rias que indi­vi­dual o colec­ti­va­men­te, pro­duz­ca nues­tra res­pec­ti­va crea­ti­vi­dad. Este año, por ejem­plo, en varios luga­res y a car­go de diver­sos esfuer­zos, se rea­li­za­rán sen­ti­dos home­na­jes al inge­nie­ro.

Paso a des­glo­sar dicho Pro­yec­to:

Uno.- La escul­tu­ra, cuyas foto­gra­fías se ane­xan y cuyo autor es el escul­tor Efraín Vivar Velás­quez (*), está ins­pi­ra­da en la obra más cono­ci­da de Heber­to, la Tri­di­lo­sa. Tie­ne una altu­ra de 8 metros. Se deve­la­ría, el 23 de agos­to pró­xi­mo (el inge­nie­ro cum­pli­ría 79 años de edad), en una ave­ni­da o cru­ce­ro impor­tan­te de la capi­tal del país. El cos­to es de 1.5 millo­nes de pesos (un millón qui­nien­tos mil pesos). ¿De dón­de sal­drá tan­to dine­ro? De la mayor can­ti­dad de donan­tes que com­par­tan esta idea. Por ejem­plo, lograr entre todos que 1000 per­so­nas donen 1500 pesos, ser­vi­ría para pagar el mon­to cita­do.

 

Cier­to que las posi­bi­li­da­des de esas mil per­so­nas (o más), son dife­ren­tes. Algu­nos podrán apor­tar
más. Tam­bién esta­mos recu­rrien­do a ins­ti­tu­cio­nes y gobier­nos, el del DF nece­sa­ria­men­te. Pero impor­tan­te sería decir que “miles de per­so­nas paga­ron dicha obra”.

Para el caso se ha abier­to una cuen­ta ban­ca­ria man­co­mu­na­da: 40–3929894-8 de HSBC, la cual está a nom­bre de Elvia Agui­lar, Rose­lia Bara­jas, y José Luis Her­nán­dez.

Enton­ces, los apor­tan­tes debe­rán enviar la copia del reci­bo ban­ca­rio a cual­quie­ra de los men­cio­na­dos, al siguien­te domi­ci­lio: calle Con­cep­ción Beis­te­gui 107, colo­nia del Valle, Dele­ga­ción Beni­to Juá­rez, C. P. 03100, en el DF ó al telé­fono Fax 56–82-94–71 ó al telé­fono celu­lar 044 55 26859582 ó al correo elec­tró­ni­co hernandezjimenez@prodigy.net.mx. Esto con el pro­pó­si­to de, en su momen­to, infor­mar pun­tual­men­te de quié­nes y cuán­to apor­ta­ron.

Ade­más, a quien apor­te al menos 1300 pesos, se le entre­ga­rá, una meda­lla con­me­mo­ra­ti­va.

Dos.- Como se enun­cia líneas arri­ba, se pre­ten­de ins­tau­rar el Pre­mio Anual “Heber­to Cas­ti­llo”, el cual se entre­ga­rá el 5 de abril de cada año a par­tir de 2008 (fecha del dece­so del Hom­bre Ilus­tre), al autor de la obra artís­ti­ca, cien­tí­fi­ca o al méri­to ciu­da­dano, en la que se resal­te la éti­ca y la preo­cu­pa­ción por el bien­es­tar del ser humano. Dicho Pre­mio con­sis­te en escul­tu­ra simi­lar pero a una esca­la de 30 cm.

Para el efec­to pro­po­ne­mos la crea­ción de un Con­se­jo de per­so­nas cono­ci­das por su bue­na fama públi­ca, encar­ga­do tan­to de con­vo­car a dicha entre­ga como de su entre­ga mis­ma.

Tres.- Este Pro­yec­to se com­ple­men­ta con el res­ca­te del pen­sa­mien­to polí­ti­co, huma­nis­ta, del inge­nie­ro Heber­to Cas­ti­llo, difun­dién­do­lo, com­ple­men­tán­do­lo o, si fue­ra posi­ble, mejo­rán­do­lo y, sobre todo, lle­var­lo a la prác­ti­ca. Es decir, sien­do con­gruen­tes.

No se tra­ta de hacer un home­na­je más. Tam­po­co de fomen­tar el cul­to a la per­so­na­li­dad. La inten­ción es más tras­cen­den­te. Se tra­ta de que este home­na­je sir­va, sobre todo, para recor­dar y seguir el ejem­plo del gran lucha­dor social que fue­ra el inge­nie­ro Cas­ti­llo.

Con don Luis Villo­ro recor­de­mos que Heber­to Cas­ti­llo fue ejem­plo de una vida que se negó a todo com­pro­mi­so con la men­ti­ra, con la hipo­cre­sía del poder; pero tam­bién con el dog­ma­tis­mo, la into­le­ran­cia y la codi­cia de muchas per­so­nas de la opo­si­ción. Pro­cu­ró que su vida fue­ra un ser­vi­cio per­ma­nen­te. Tuvo la capa­ci­dad de decir ¡No a la fal­se­dad que rige a la socie­dad! ¡No a la corrup­ción y a la injus­ti­cia que la corroe! ¡No a toda situa­ción, cual­quie­ra que esta sea, don­de se mues­tre la men­ti­ra social!..

Así, con­si­de­ran­do que exis­te un ambien­te de con­fu­sión, en par­ti­cu­lar con el papel que debe jugar la izquier­da mexi­ca­na y, en gene­ral la cla­se polí­ti­ca, en la actual situa­ción, este home­na­je es un buen moti­vo para estu­diar, dis­cu­tir, acla­rar, pro­po­ner y, sobre todo, actuar, toman­do como
base el pen­sa­mien­to polí­ti­co (“la socia­li­za­ción del poder polí­ti­co”), huma­nis­ta (“el moti­vo de la vida es el mejo­ra­mien­to de la espe­cie huma­na”) y espí­ri­tu de lucha del crea­dor de la Tri­di­lo­sa.

Para faci­li­tar los tra­ba­jos se ins­ta­ló, ini­cial­men­te, un Comi­té Orga­ni­za­dor, encar­ga­do de ope­rar los “deta­lles” del Pro­yec­to. Aho­ra, com­ple­men­ta­ria­men­te, está cre­cien­do una espe­cie de Con­se­jo Pro­mo­tor. Cada uno de noso­tros, ade­más de apor­tar el res­pec­ti­vo apo­yo eco­nó­mi­co, debe con­ven­cer a más per­so­nas para com­ple­tar tal can­ti­dad, y lograr que esta refle­xión sea nacio­nal, colec­ti­va, con­gruen­te.

¿For­mas? Las que pro­duz­ca nues­tra crea­ti­vi­dad. Es como un reto.

Has­ta el momen­to, quie­nes apo­ya­mos esta ini­cia­ti­va – de varios luga­res del país, con dife­ren­tes ocu­pa­cio­nes y todos muy repre­sen­ta­ti­vos en su ámbi­to — somos los siguien­tes (los cator­ce pri­me­ros son el Comi­té Orga­ni­za­dor. El res­to, es decir, el Con­se­jo Pro­mo­tor, des­de sus res­pec­ti­vas trin­che­ras, hacen más que apo­yar). ¿Te apun­tas? ¡Llá­ma­nos, coope­ra, par­ti­ci­pa y con­ven­ce a otras per­so­nas!

José Luis Her­nán­dez Jimé­nez, Glo­ria Sán­chez Her­nán­dez, Sal­va­dor Ruiz Ville­gas, Elios Edmun­do Pérez Már­quez, Rose­lia Bara­jas, Ale­jan­dro Gar­cía Núñez, Pablo Herre­ra Rome­ro, Elvia Agui­lar Her­nán­dez, Ángel Torres Mar­tí­nez, Alber­to Flo­res Meza, Luz María Agui­lar, Fidel Rodrí­guez, Lau­ra Isbeth Reyes, Mau­ro Pérez Sosa, Car­los Bra­cho, Mar­co Eduar­do Murue­ta, J. René Zúñi­ga, Jesús Gil­ber­to Gómez Maza, Jor­ge Mos­co­so Pedre­ro, Jack Demós­te­nes Muñoz Gon­zá­lez, Estre­lla Vás­quez Osorno, Féliz Cruz Ama­ya, Jor­ge A. Villa­mil Rivas, José Anto­nio Ríos Rojo, Arca­dio Pazos, Juli­sa Mejía Guar­da­do, Luis Gar­cía Gas­cón, Rober­to Zamo­ra Mar­tí­nez, Rosa­lío Her­nán­dez Bel­trán, Bert­ha Ortiz Tes­ta, Rosen­do Marín Díaz, Héc­tor Miguel Bau­tis­ta López, José Luis Gutié­rrez Cure­ño, Víc­tor Manuel Bau­tis­ta López, José Ber­tol­do Pel­cas­tre, Alfon­so León Alcán­ta­ra, Ser­gio Gar­cía Rome­ro, José Maria Rivas Man­za­ni­lla, Fer­nan­do Marín Díaz, Ale­jan­dro Olguín Cas­ti­llo, Rosa­rio Avi­lés, Fran­cis­co Gómez, María Tri­ni­dad Pérez Blas, Fran­cis­co Guz­mán, Jor­ge Godí­nez San­ta­na, Mar­tín Roque Sán­chez, Mart­ha Yolo­xo­chitl Ala­tris­te Suá­rez, Luis Tomás Cer­van­tes Cabe­za de Vaca, Ale­jan­dro Ríos, Julio Cesar Tino­co Oros, Car­los Sán­chez Orta, Eduar­da Jimé­nez Acu­ña, Clau­dia Gon­zá­lez, Emi­lia Garay Gar­cés, Rafael Chong Flo­res, Alfre­do Rus­trián Aza­mar, Ana Isa­bel León True­ba, Mario Domín­guez Nava. (Otros invi­ta­dos aún no con­fir­man)

(*) Efraín Vivar Velás­quez, es escul­tor, artis­ta plás­ti­co, orfe­bre y joye­ro. Nació en 1936, en Hidal­go. Estu­dió en la UNAM: en las Facul­ta­des de Dere­cho y de Filo­so­fía y Letras y en la Escue­la Nacio­nal de Artes Plás­ti­cas. Ha expues­to sus obras, de mane­ra indi­vi­dual y colec­ti­va, en diver­sas par­tes del mun­do. Ha radi­ca­do en Esta­dos Uni­dos y en Euro­pa.
Actual­men­te radi­ca en Cue­na­va­ca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *