Abstenganse de cambiar el contenido esencial de los artículos 27 y 28 de nuestra Carta Magna

En el cuar­to párra­fo del artícu­lo 28, se pre­ten­de eli­mi­nar, de las fun­cio­nes que el Esta­do ejer­za de mane­ra exclu­si­va, como áreas estra­té­gi­cas, el petró­leo, los demás hidro­car­bu­ros; la petro­quí­mi­ca bási­ca, y la elec­tri­ci­dad.

Para con­ven­cer a los mexi­ca­nos, el eje­cu­ti­vo ha desata­do una des­pia­da­da cam­pa­ña pro­pa­gan­dís­ti­ca en los medios pri­va­dos de comu­ni­ca­ción masi­va; sin fun­da­men­ta­ción algu­na y hacien­do las mis­mas pro­me­sas que han hecho des­de 1982: des­ha­cer­se de las empre­sas y los bie­nes de la Nación para adel­ga­zar al Esta­do; para moder­ni­zar al país; para obte­ner recur­sos y mejo­rar las con­di­cio­nes de vida de los más nece­si­ta­dos; para crear millo­nes de empleos bien remu­ne­ra­dos; para ser más sobe­ra­nos y com­pe­ti­ti­vos.

Pero la ter­ca reali­dad mues­tra que hoy más del 60% de los mexi­ca­nos se deba­ten en la pobre­za; que el des­em­pleo cre­ce y pri­va de una mejor cali­dad de vida a más de sie­te millo­nes de jóve­nes que care­cen de estu­dio y de tra­ba­jo; que los sala­rios son raquí­ti­cos y los empleos cada vez más pre­ca­rios, sin pres­ta­cio­nes; que depen­de­mos en más de un 50% de la impor­ta­ción de los ali­men­tos que con­su­mi­mos; que la ban­ca en manos de los extran­je­ros solo los ha bene­fi­cia­do a éstos; que las empre­sas que se pri­va­ti­za­ron son ren­ta­bles y han vuel­to mul­ti­mi­llo­na­rios a sus nue­vos “due­ños”, en per­jui­cio de la eco­no­mía del pue­blo mexi­cano. Que en los últi­mos 30 años hemos paga­do 400 mil millo­nes de dóla­res sola­men­te por con­cep­to de intere­ses y ser­vi­cio de esa deu­da, y hoy la deu­da nacio­nal alcan­za los 6 billo­nes de pesos; y que en el mun­do somos el país que más nacio­na­les expul­sa. 

En su cam­pa­ña pro­pa­gan­dís­ti­ca se refie­ren al deplo­ra­ble esta­do en que está la indus­tria del petró­leo, pero no men­cio­nan a los  gober­nan­tes res­pon­sa­bles de tal des­cui­do o deli­be­ra­do pro­pó­si­to. El mis­mo des­cui­do que han teni­do con el cam­po, la segu­ri­dad, la salud y la edu­ca­ción públi­cas, y la segu­ri­dad social, entre otras áreas. Siem­pre para jus­ti­fi­car la entre­ga de los recur­sos nacio­na­les a los gran­des capi­ta­lis­tas, prin­ci­pal­men­te extran­je­ros.       

Uste­des y el eje­cu­ti­vo lo saben y si no, les infor­ma­mos que el Poder Legis­la­ti­vo care­ce de facul­ta­des para rea­li­zar los cam­bios de fon­do que se pre­ten­den, ya que el artícu­lo 135 dis­po­ne “La pre­sen­te Cons­ti­tu­ción pue­de ser adi­cio­na­da o refor­ma­da”. Es decir, uste­des sola­men­te pue­den dar­le una for­ma dis­tin­ta al tex­to ori­gi­nal o adi­cio­nar­le algo que lo com­ple­men­te, pero sin alte­rar ni cam­biar su sen­ti­do onto­ló­gi­co. Con los cam­bios que se pre­ten­den, no se refor­ma ni se adi­cio­na el tex­to ori­gi­nal, se tra­ta de un cam­bio de fon­do, se pre­ten­de pri­var a la Nación del domi­nio direc­to y del dere­cho exclu­si­vo de explo­tar los recur­sos ener­gé­ti­cos: el petró­leo y la elec­tri­ci­dad. Se tra­ta sim­ple y lla­na­men­te de des­na­cio­na­li­zar esos recur­sos, que hoy más que nun­ca se han vuel­to estra­té­gi­cos y vita­les para la eco­no­mía y la sobe­ra­nía de los paí­ses.

Bas­ta con reco­no­cer que has­ta hace unos dece­nios, el 80% de las reser­vas mun­dia­les de gas y petró­leo esta­ban en manos de los mono­po­lios tras­na­cio­na­les, prin­ci­pal­men­te anglo­sa­jo­nes y hoy esa pro­por­ción se ha inver­ti­do, pues paí­ses sobe­ra­nos como Rusia, Chi­na, India, Irán, Argen­ti­na, Boli­via, Vene­zue­la, Bra­sil, Ara­bia Sau­di­ta y otros, han ido recu­pe­ran­do sus recur­sos, reco­no­cien­do la mayo­ría de ellos que lo han hecho siguien­do el ejem­plo de Méxi­co. Pero hoy, nue­va­men­te nos quie­ren cam­biar oro por espe­ji­tos.

La Cons­ti­tu­ción no se dis­cu­te, se cum­ple.

Si uste­des, jun­to con el titu­lar del Poder Eje­cu­ti­vo, deci­den aca­tar los desig­nios de los mono­po­lios petro­le­ros  y del capi­tal finan­cie­ro tras­na­cio­nal, come­te­rán Trai­ción a la Patria, en con­tra de los mexi­ca­nos de ayer, de hoy y los de maña­na. En tal cir­cuns­tan­cia las muje­res y hom­bres dig­nos de este rico y saquea­do terri­to­rio, para recu­pe­rar la liber­tad y la sobe­ra­nía de la Nación, ten­dre­mos que luchar  por úni­ca vía legal y demo­crá­ti­ca, la
dis­pues­ta en los artícu­los 3o, frac­ción II inci­so a), 27, 39, 135 y 136 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de los Esta­dos Uni­dos Mexi­ca­nos.

Defen­de­re­mos  el pac­to social alcan­za­do por nues­tro pue­blo; des­pués de una lucha arma­da que le cos­tó más de un millón de vidas. Lo hare­mos cons­ti­tu­yen­do en cada ciu­dad, cada colo­nia o barrio, pobla­do o case­río, un comi­té comu­ni­ta­rio en defen­sa de la Cons­ti­tu­ción vigen­te, de los recur­sos natu­ra­les y la sobe­ra­nía de la Nación. Lo hare­mos tam­bién con fun­da­men­to en la Reso­lu­ción 1803: Sobe­ra­nía per­ma­nen­te sobre los recur­sos natu­ra­les, y el Pac­to Inter­na­cio­nal de Dere­chos Eco­nó­mi­cos, Socia­les y Cul­tu­ra­les de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das.

Si uste­des cum­plen con los intere­ses y el man­da­to del poder eco­nó­mi­co mun­dial, noso­tros cum­pli­re­mos con los intere­ses del pue­blo y la ley supre­ma de Méxi­co, la úni­ca patria que tene­mos. Por res­pe­to y gra­ti­tud a nues­tros ances­tros; por amor a nues­tros her­ma­nos, a nues­tros hijos y las gene­ra­cio­nes veni­de­ras, lo hare­mos.

Méxi­co, D. F a 5 de sep­tiem­bre de 2013.

M E X I C A N O S   U N I D O S

Gabrie­la Fran­ces­co­li Villa, Enei­da Cam­pos Guz­mán, Rosa Mart­ha Zára­te Macías, Fidel Cruz Pere­grino, Juan Manuel Poma­res Ortiz, Fran­cis­co Pérez Ran­gel, Hugo Velas­co Bedrán, Oswal­do Harris Muñoz, Gus­ta­vo Mar­tí­nez Ordo­ñez, Rigo­ber­to Var­gas Espi­no­za, Jor­ge A. Mon­te­ma­yor Aldre­te, José Luis Ala­nís Macías, Gui­ller­mo Andra­de Gar­cía, Por­fi­rio Mar­tí­nez Gon­zá­lez, Raúl Jimé­nez Váz­quez, Gra­cia Moheno Ver­duz­co, Lau­ro Jonat­han Sol Orea, Paco Igna­cio Tai­bo II, Pedro Hum­ber­to Moreno Sala­zar, Palo­ma Saiz, Veró­ni­ca Vare­la Gue­rre­ro, Luis Váz­quez Chá­vez, Pablo Ugal­de Vélez,

www.mexicanosunidos.org.mx

*(Esta peti­ción fue entre­ga­da a los Sena­do­res y Dipu­tados, el 5 de sep­tiem­bre del año en cur­so)

Se suman:

Mar­co Eduar­do Murue­ta, René Cer­ve­ra Galán, Demo­cra­cia Direc­ta, Dolo­res Del­ga­do

(para sumar­se a este pro­nun­cia­mien­to favor de escri­bir a info@movimiento.com.mx)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *