Como burla la ley

Por lo que a los legis­la­do­res loca­les se refie­re, es evi­den­te que la refor­ma con­tra­di­ce y vio­len­ta la dis­po­si­ción de la Cor­te, ya que al cele­brar­se el pro­ce­so elec­to­ral para el cual fue­ron ele­gi­dos, el man­da­to auto­ri­za­do fue para tres años y no los casi cin­co apro­ba­dos en la refor­ma

Ante esta ile­ga­li­dad se pue­de pre­sen­tar la situa­ción de que todas las dis­po­si­cio­nes y actos que reali­cen los dipu­tados loca­les, fue­ra del tiem­po del man­da­to para el que fue­ron elec­tos, pudie­sen ser impug­na­dos.

Ade­más de que tan­to los legis­la­do­res, como el eje­cu­ti­vo, al ren­dir pro­tes­ta para ejer­cer el car­go para el que fue­ron elec­tos, jura­ron cum­plir con la Cons­ti­tu­ción Gene­ral de la Repú­bli­ca y la del Esta­do y aho­ra con este decre­to 328, están vio­lan­do ambos orde­na­mien­tos, median­te tri­qui­ñue­las.

Lo que están hacien­do es un frau­de a la ley, vio­lan­do los prin­ci­pios de no reelec­ción, de reno­va­ción jurí­di­ca de pode­res, repre­sen­ta­ción median­te elec­cio­nes, el dere­cho a votar y ser vota­dos y la irre­tro­ac­ti­vi­dad de la ley

Al día de hoy el tér­mino de 30 días esta­ble­ci­do en el artícu­lo 105 frac­ción segun­da, de la Cons­ti­tu­ción Gene­ral, para inter­po­ner el recur­so de incons­ti­tu­cio­na­li­dad, ha sido reba­sa­do por la manio­bra de escon­der el decre­to que ha sido impre­so, pero no difun­di­do, ni siquie­ra en la pági­na elec­tró­ni­ca del Con­gre­so, aun­que en la colum­na de Tem­plo Mayor del perió­di­co Refor­ma, se dice que la mis­ma ya fue impug­na­da ante la SCJN y que el Minis­tro Segio Valls tie­ne en sus manos el asun­to .Aun­que en el índi­ce de accio­nes de incons­ti­tu­cio­na­li­dad pen­dien­tes de resol­ver que apa­re­ce en la pági­na de la Cor­te, no pare­ce nin­gu­na impug­na­ción.

Por otra par­te se ha anun­cia­do la inter­po­si­ción de un jui­cio polí­ti­co con­tra el eje­cu­ti­vo y los legis­la­do­res loca­les, ade­más de que el dele­ga­do del PRI en la enti­dad, en decla­ra­cio­nes de pren­sa infor­ma que su par­ti­do está estu­dian­do el asun­to. Pron­to vere­mos has­ta don­de está el nivel de com­pli­ci­da­des para vio­len­tar el esta­do de dere­cho, tan defen­di­do en los dis­cur­sos ofi­cia­les, ade­más hay otras vías para rever­tir la ile­gal refor­ma. Al tiem­po.

jorgemoscosopedrero@yahoo.com.mx

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *