De las ‘Ladies’ a los terroristas

Ade­más resul­tó que aque­llas, son miem­bros de la farán­du­la “artís­ti­ca” y se pro­cla­man influ­yen­tes (“¡ni sabes quién es mi cuña­do!”, dijo una, “¡ni sabes con quién te estas metien­do!”, excla­mó la otra). ¿Y el res­pe­to al pró­ji­mo, y la civi­li­dad, edu­ca­ción y bue­nos moda­les de esas dos inte­gran­tes de la cla­se aco­mo­da­da, no que solo los mise­ra­bles son “de lo pior”, no que ya no hay racis­mo (“pin­che asa­la­ria­do de mier­da”, gri­to una de ellas), y el res­pe­to a la autoridad?

Lo peor de este suce­so es que solo es uno de cien­tos que se lle­van al cabo a dia­rio en el país. Muy lejos han que­da­do los tiem­pos, como por la épo­ca de nues­tros abue­los, en que al más modes­to de los poli­cías, todo mun­do lo respetaba.

El com­por­ta­mien­to del poli­cía (s) agre­di­do, igual deja mucho que desear. Lo menos que refle­jó su acti­tud, y la de sus com­pa­ñe­ros, ante la embes­ti­da de “las ladies”, es fal­ta de capa­ci­ta­ción; Como que no sabía u olvi­dó que él es un repre­sen­tan­te de la auto­ri­dad: retro­ce­dió, casi corrió, bal­bu­cea­ba, no pidió ayu­da, las dejó ir. ¿Cuán­tos poli­cías como él, es decir, que no están capa­ci­ta­dos, hay en esta gran ciu­dad, la de Méxi­co? Miles. Por cier­to, su gobierno, el de la Ciu­dad, la pre­sen­ta como “de van­guar­dia”, cuan­do lo obvio es que la poli­cía que tene­mos es de lo mas atrasada.

López Dóri­ga (¡Hola Joa­quín!), es un buen con­duc­tor de noti­cias. Supon­go que por algo lo pusie­ron al fren­te de uno de los noti­cie­ros de una de las tele­vi­so­ras más impor­tan­tes del país. Pero el papel que jugó en este epi­so­dio, creo, no fue el del perio­dis­ta obje­ti­vo o impar­cial. ¿Por qué dio esta noti­cia con tan­to real­ce? La res­pues­ta no está en el vien­to sino en una de las excla­ma­cio­nes de una de “las Ladies”, cuan­do gri­ta: “¡Y sube el video (diri­gién­do­se a los cama­ró­gra­fos de esa tele­vi­so­ra) con López Dóri­ga y con Loret de Mola!”. Y sí, lo subieron.

¿Qué hubie­ra pasa­do si el o los men­cio­na­dos, hubie­ran sido otros con­duc­to­res de otros medios o peor tati­to, si no hubie­ran men­cio­na­do a nadie? De esos casos se dan dece­nas a dia­rio en la gran ciu­dad. Segu­ra­men­te, la his­to­ria de esa tele­vi­so­ra lo dice, que el suce­so no hubie­ra sido noti­cia para don Joaquín.

Don Manuel Mon­dra­gón y Kalb es el Jefe de la poli­cía del DF. Tie­ne ate­nuan­tes por­que es uno de los impul­so­res del Tae kwan do, es un hom­bre ya mayor y que ande tra­ba­jan­do en esto con su gra­ve enfer­me­dad a cues­tas, es mas que un méri­to; pero que ante el suce­so en el que sus mucha­chi­tos estu­vie­ron invo­lu­cra­dos, nos sal­ga con su capa de tore­ro mayor, pues como que no se vale.

Dijo el Dr. Mon­dra­gón que sus mucha­chi­tos hicie­ron lo correc­to, que fue­ron pru­den­tes, que si hubie­ran aga­rra­do a gol­pes a “las ladies”, lo hubie­ran acu­sa­do a él de repre­sor; para nada acla­ró de la inac­ción de sus ele­men­tos, ante la fla­gran­cia de las chi­cas; que no es fal­ta de capa­ci­ta­ción lo que refle­jan sus poli­cías en dicho suce­so, por­que la capa­ci­ta­ción “ya se está dan­do des­de hace cua­tro años que es cuan­do él arri­bó al car­go”; y que no hay impu­ni­dad “por­que se va a pre­sen­tar la denun­cia corres­pon­dien­te”. Me ima­gino que si el caso hubie­ra sido gra­ve – un ase­si­na­to, robo, vio­la­ción, secues­tro,… — sus polis, lo ven, retro­ce­den y lue­go pre­sen­tan la denun­cia. Como que la actua­ción de sus ele­men­tos y la jus­ti­fi­ca­ción del Dr., son medio absurdas.

Por eso digo que las actua­cio­nes de las cua­tro par­tes invo­lu­cra­das, deben ser reprobadas.

En un país con Ciu­da­da­nía (es decir, con habi­tan­tes res­pon­sa­bles y con­cien­tes) a mas de uno de ellos en su lugar, hubie­ra actua­do dife­ren­te: El Jefe de la poli­cía hubie­ra cas­ti­ga­do o des­pe­di­do a ele­men­tos tan inca­pa­ces; El con­duc­tor de noti­cias seria impar­cial en sus men­sa­jes; los poli­cías hubie­ran remi­ti­do a las agre­so­ras a la auto­ri­dad corres­pon­dien­te y/o de plano no hubie­ra damas ni caba­lle­ros con com­por­ta­mien­to tan deplorable.

Caso
dos: el aten­ta­do, este 25 de agos­to, con­tra los ocu­pan­tes y usua­rios de un casino en la ciu­dad de Mon­te­rrey, Nue­vo León. Deter­mi­na­do núme­ro de malean­tes roció con gaso­li­na la entra­da al inmue­ble y lue­go dis­pa­ra­ron hacia el explo­si­vo, pro­vo­can­do un incen­dio atroz. ¿Resul­ta­do? Dece­nas de muer­tos y dece­nas de heri­dos, inclui­dos niños, adul­tos mayo­res, mujeres.

¿Quién auto­ri­zó la aper­tu­ra de este (y otros casi­nos) en el país si se supo­ne que están prohi­bi­dos, quién per­mi­tió que el inmue­ble incen­dia­do care­cie­ra de sali­das de emer­gen­cia abier­tas, quién es el encar­ga­do de la vigi­lan­cia en la ciu­dad que posi­bi­li­tó que a ple­na luz del día, 15:30 horas, se regis­tra­ra tal aten­ta­do, quién per­mi­tió que el auxi­lio ins­ti­tu­cio­nal fue­ra tan len­to que no pudo evi­ta tan­tos asfi­xia­dos, quién ase­so­ra al gober­na­dor de Nue­vo León quien afir­ma que “aho­ra sí” se van a tomar medias para evi­tar que estas cosas suce­dan, quién podrá defen­der­nos de otros posi­bles atentados?

En ambos casos, guar­dan­do las debi­das pro­por­cio­nes, hay deno­mi­na­do­res comu­nes, la impu­ni­dad, la fal­ta de poli­cías capa­ces, la caren­cia de ciu­da­da­nía, la inexis­ten­cia de fun­cio­na­rios que fun­cio­nen, el des­am­pa­ro creciente,…

¿O uste­des qué creen mis esti­ma­dos cua­tro o cin­co lec­to­res (as)?

Y…tercera lla­ma­da, ter­ce­ra: este domin­go 28 de agos­to es el Mara­tón Inter­na­cio­nal de la Ciu­dad de Méxi­co. Ini­cia (a las 7 de la maña­na) y ter­mi­na en el zóca­lo. Como ya pude, el vier­nes ante­rior, correr 35 km., sin parar, pues ahí esta­ré inten­tan­do reco­rrer los 42 km mas 195 metros. Si uste­des, mis esti­ma­dos y esti­ma­das, se pre­pa­ra­ron y van a par­ti­ci­par, ahí nos vemos y nos acom­pa­ña­mos. Y si no, pues aun­que sea como públi­co espe­ro ver­los. ¿Les da flo­je­ra ir al zóca­lo? Enton­ces la opción es echar porras (sobre todo a los ancia­nos decré­pi­tos de la cuar­ta edad, como un ser­vi­dor), en algún lugar de la Ruta de ida o de vuel­ta: Ave­ni­das Juá­rez, Refor­ma, Revo­lu­ción, Mix­coac, Insur­gen­tes, Eje Cen­tral, Iza­za­ga, 20 de Noviem­bre, alre­de­do­res de las colo­nias Con­de­sa, Polan­co, Anzu­res y del Bos­que de Chapultepec,…uff. Oja­la se hayan apun­ta­do, aun­que sea para tirar la poli­lla. Y si sobrevivo…luego les pla­ti­co. Cam­bio y fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *