INGENUOS, PERVERSOS, O TONTOS

Pero no sé qué quie­ren los actua­les diri­gen­tes del par­ti­do. ¿Quie­ren refun­dar­lo? ¿Quie­ren hacer de él un par­ti­do aco­mo­da­do a sus pro­pios intere­ses? ¿Un par­ti­do pan­ta­lla? ¿Una alter­na­ti­va tan sólo para gozar de los finan­cia­mien­tos y pre­rro­ga­ti­vas que otor­gan los con­tri­bu­yen­tes a tra­vés del Ins­ti­tu­to Fede­ral Elec­to­ral? O son inge­nuos, o son per­ver­sos, o son ton­tos. Yo me incli­na­ría por lo per­ver­so. No les impor­ta que el PRD que­de vacío. Lo relle­na­rán con orga­ni­za­cio­nes priís­tas que han sido nin­gu­nea­das por su par­ti­do. O no harán nada. Sólo con­ser­var su regis­tro para no per­der las canon­jías que otor­ga la ley a todos los par­ti­dos que cum­plen con los requi­si­tos míni­mos para estar regis­tra­dos. Por­que no pue­de inter­pre­tar­se de otra mane­ra lo que los diri­gen­tes actua­les están hacien­do con el PRD. Por ejem­plo. Miren si esto no es una abe­rra­ción: La Comi­sión de Afi­lia­ción del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca (PRD) – repor­tan algu­nos medios infor­ma­ti­vos que cubrie­ron la reu­nión del los con­se­je­ros perre­dis­tas en More­lia — comen­zó el pro­ce­so para dar de baja a casi tres mil mili­tan­tes que con­ten­die­ron como can­di­da­tos de otros par­ti­dos polí­ti­cos en la elec­ción del 5 de julio, pero esos par­ti­dos – el Par­ti­do del Tra­ba­jo y Con­ver­gen­cia – eran alia­dos fie­les del PRD, tan­to que acep­ta­ron la con­for­ma­ción del Fren­te Amplio Pro­gre­sis­ta. Quién o qué les impe­día a los tales perre­dis­tas que serán expul­sa­dos del par­ti­do con­ten­der por esos peque­ños par­ti­dos, que los apo­ya­ron mien­tras la diri­gen­cia nacio­nal del PRD se repar­tía un pas­tel que resul­tó podri­do, engu­sa­na­do, y que hizo el mayor de los ridícu­los en las elec­cio­nes del domin­go 5 de julio, inclu­si­ve en uno de sus más ague­rri­dos bas­tio­nes: la dele­ga­ción de Izta­pa­la­pa, en don­de los perre­dis­tas vota­ron por “Jua­ni­to” y recha­za­ron a su pro­pio par­ti­do, cuan­do toda la vida había defen­di­do a capa y espa­da a sus can­di­da­tos perre­dis­tas.
 
Ah, y hay quie­nes piden la expul­sión de Andrés Manuel López Obra­dor, el sata­ni­za­do diri­gen­te que no está muer­to, sino más vivo que nun­ca, y que cada vez que rea­li­za una con­cen­tra­ción en el zóca­lo de la ciu­dad de Méxi­co, lo lle­na a reven­tar con­tra los mal­fa­rios de para­pe­rio­dis­tas que dicen: Aho­ra sí, López Obra­dor irá solo al zóca­lo. No se dan cuen­ta los actua­les diri­gen­tes perre­dis­tas que el fenó­meno lope­zo­bra­do­ris­ta no es un capri­cho de López Obra­dor, un líder caris­má­ti­co, popu­lar, pero fun­da­men­ta­lis­ta y anti­de­mo­crá­ti­co. Pero ahí está. Y si lo expul­san, se irán con él millo­nes de mili­tan­tes y no mili­tan­tes, por­que en el 2006 vota­ron por el por lo menos 15 millo­nes de lec­to­res y fue derro­ta­do sólo por medio voto y por una cam­pa­ña mediá­ti­ca sucia que lo pre­sen­tó como “un peli­gro para Méxi­co” y muchos vota­ron por el PAN por mie­do, por igno­ran­cia, y son los mis­mos que aho­ra, el pasa­do 5 de julio, vota­ron con­tra el PAN, por­que se des­ilu­sio­na­ron. En qué esta­rán pen­san­do Jesús Orte­ga Mar­tí­nez – Cómo me
recuer­da a Regino Díaz Redon­do y sus hues­tes per­ver­sas, maqui­nan­do con­tra Julio Sche­rer Gar­cía en 1978 – y sus com­pin­ches. Están locos es lo menos que se podría con­cluir. Pero no. No están locos. Saben muy bien lo que quie­ren. Quie­ren que­dar­se con un par­ti­do que sólo cum­pla con los requi­si­tos para tener el regis­tro ante las auto­ri­da­des elec­to­ra­les juris­dic­cio­na­les. Y seguir maman­do del pre­su­pues­to del era­rio.
 
Pero nada está per­di­do. Deje­mos que en el PRD los muer­tos entie­rren a sus muer­tos. Quie­ro ima­gi­nar que los ver­da­de­ros izquier­dis­tas, los líde­res des­pla­za­dos, los aca­dé­mi­cos, los movi­mien­tos popu­la­res están ya tra­man­do un plan B. La fun­da­ción de un par­ti­do que reto­me los prin­ci­pios revo­lu­cio­na­rios y demo­crá­ti­cos que ani­ma­ron a los fun­da­do­res del Fren­te Demo­crá­ti­co Nacio­nal, ante­ce­den­te del aho­ra muer­to PRD. No hay pri­sa. Sólo las ambu­lan­cias de la Cruz Roja, los carros de bom­be­ros y los pen­de­jos tie­nen pri­sa. La ver­da­de­ra izquier­da tie­ne que pen­sar, refle­xio­nar, reto­mar las ideas ori­gi­na­les del mar­xis­mo y de los ver­da­de­ros revo­lu­cio­na­rios de la Revo­lu­ción Mexi­ca­na, par­ti­cu­lar­men­te de Emi­liano Zapa­ta y Soto y Gama y de tan­tos pen­sa­do­res rebel­des, del neo­za­pa­tis­mo indio, de la Teo­lo­gía de la Libe­ra­ción, y plan­tear un pro­yec­to de par­ti­do polí­ti­co. He de con­fe­sar­les que hablo de esto por­que es la reali­dad que esta­mos vivien­do en este país tris­te. Pero nun­ca he creí­do en la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va. Para mí es una far­sa. Pero acep­tan­do, sin con­ce­der. Jugue­mos a esa far­sa, que algo gran­de pue­de salir de Cuau­titlán. Si los mexi­ca­nos vamos a seguir jugan­do a la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va, la ver­da­de­ra izquier­da tie­ne que opo­ner al PRD un ver­da­de­ro par­ti­do de izquier­da. Sóli­do, con­gruen­te, uni­do, codo con codo, sin tri­bus, sin mez­qui­nos, sin lobos con piel de ove­ja, sin gatos par­dos. Sólo así este jue­go será por lo menos diver­ti­do. Y la gen­te jodi­da ten­drá un faro que ilu­mi­ne su cami­nar. Una opo­si­ción real, como la fue el PAN ori­gi­nal en sus bue­nos tiem­pos. De dere­cha, pero no de la Ultra, sino de lucha­do­res por la demo­cra­cia de las urnas, que aún que­dan algu­nos. Méxi­co requie­re de una autén­ti­ca izquier­da. Es nece­sa­ria. Es, diría, indis­pen­sa­ble. En las manos de los Cár­de­nas, de los López Obra­dor, está la res­pon­sa­bi­li­dad de recrear­la, de revi­vir­la, de reha­cer el teji­do enma­ra­ña­do por los seu­do izquier­dis­tas. Que ellos se que­den con la bazo­fia del PRD. Así están con­ten­tos. Han lle­ga­do a una cús­pi­de en don­de sólo pue­den gozar, por muy esca­so tiem­po, de los finan­cia­mien­tos y las pre­rro­ga­ti­vas. Y des­de aquí los segui­re­mos obser­van­do. A ver has­ta dón­de lle­gan. Y enton­ces dire­mos.
 
http://analisisafondo.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *