Lobos con piel de Cordero

El régi­men de fac­to sigue empe­ña­do en ocul­tar la lace­ran­te reali­dad que vive el país. Cíni­ca­men­te, el infor­me pre­sen­ta­do a la Cáma­ra por Ernes­to Cor­de­ro, titu­lar de la Sede­sol, seña­la que los obje­ti­vos prin­ci­pa­les de esa depen­den­cia son redu­cir la pobre­za y la des­igual­dad. De acuer­do con datos del Con­se­jo Nacio­nal de Eva­lua­ción de la Polí­ti­ca de Desa­rro­llo Social — del cual es par­te Cor­de­ro — dos años le han bas­ta­do a Feli­pe Cal­de­rón para pro­du­cir 6 millo­nes más de pobres en México. 

Si las depen­den­cias encar­ga­das de pro­du­cir vivien­das se eva­lúan por el núme­ro de casas cons­trui­das y las pro­cu­ra­du­rías de Jus­ti­cia se cali­fi­can por el núme­ro de con­sig­na­cio­nes de pre­sun­tos delin­cuen­tes, enton­ces esta depen­den­cia debe ser juz­ga­da por el núme­ro de per­so­nas que supe­ran la pobre­za, por lo que el fra­ca­so es rotundo.

Pero la Sede­sol no se ha con­for­ma­do con vaciar­nos la canas­ta bási­ca, sino que ha deja­do en la calle a miles de fami­lias. Como inte­gran­te del Con­se­jo de Admi­nis­tra­ción del Info­na­vit, Cor­de­ro ha apro­ba­do los “cer­ti­fi­ca­dos de vivien­da”, títu­los de deu­da que se ven­den al mer­ca­do inter­na­cio­nal sin el con­sen­ti­mien­to de los dere­cho­ha­bien­tes, cuya garan­tía es la hipo­te­ca de las casas, que son eva­lua­dos por las mis­mas cali­fi­ca­do­ras que en Esta­dos Uni­dos gene­ra­ron la cri­sis hipotecaria. 

Ade­más, Cor­de­ro es inefi­cien­te. Según el infor­me sobre la situa­ción de las finan­zas públi­cas dado a cono­cer por Hacien­da, el com­po­nen­te de salud de Opor­tu­ni­da­des sólo ha repor­ta­do a mitad del año un avan­ce del 39% en el gas­to. Lo mis­mo ocu­rre con el que corres­pon­de a IMSS Opor­tu­ni­da­des, que ape­nas ha ejer­ci­do el 35% del gas­to apro­ba­do para el pre­sen­te ejer­ci­cio fis­cal. En el Segu­ro Popu­lar, de enero a junio, ape­nas han ejer­ci­do el 25% del gas­to corres­pon­dien­te a 2009.

La cam­pa­ña negra en 2006 decía que López Obra­dor nos qui­ta­ría la casa, que pro­vo­ca­ría una gran cri­sis eco­nó­mi­ca, que era un peli­gro para Méxi­co. Es Cal­de­rón quien ha deja­do al pue­blo sin pan y vivien­da.  Pero lo más preo­cu­pan­te es que la cri­sis sería peor el pró­xi­mo año, con el paque­te eco­nó­mi­co envia­do al Con­gre­so. Los priís­tas van a nego­ciar el 2% de impues­to al con­su­mo a cam­bio de apro­bar todo lo demás. Lobos con piel de cor­de­ro, diri­gi­dos por el ver­da­de­ro jefe: Car­los Salinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *