Terrorismo de estado en Guerrero: La Normal de Ayotzinapa de luto otra vez. 3 estudiantes ejecutados, 43 desaparecidos

Y YO ¿QUÉ HAGO EN AYOTZINAPA?

Yo ven­go a expre­sar­les mi dolen­cia y, por supues­to, mi apo­yo a los estu­dian­tes y egre­sa­dos de la Nor­mal y a soli­da­ri­zar­me con los maes­tros demo­crá­ti­cos de la Coor­di­na­do­ra, mi pro­pó­si­to es pro­yec­tar­les, en borra­dor, mi docu­men­tal “Maghis­to­ria del magis­te­rio: La saga de la CNTE”, Pero, ya aquí, yo, tan sen­si­ble, tan llo­rón, tan indig­na­do, reco­rro la escue­la, Me que­do miran­do un poco, sólo miran­do, inten­tan­do meter­me en la piel de cada uno de ellos que espe­ran sólo espe­ran, una luz, una luce­ci­ta aun­que sea peque­ñi­ta que les alum­bre la espe­ran­za y les diga que sus hijos están vivos, Se pre­gun­tan si esta­rán bien, si sus seres que­ri­dos comie­ron algo, si pudie­ron dor­mir, si no les due­le la pan­za o la cabe­za, Y des­pués de unos minu­tos sacó mi cáma­ra de video y me pon­go a fil­mar unos pla­nos de la can­cha don­de, a un cos­ta­do luce un monu­men­to con  las efi­gies de Marx, Lenin, Engels, el Che, Lucio, y Gena­ro, per­tre­cha­das por dos doce­nas de ban­de­ras rojas, y en el cen­tro hay un altar con flo­res y vela­do­ras, Rega­dos, en las ori­llas de esa área techa­da, los cam­pe­si­nos con hua­ra­ches y som­bre­ro algu­nos, los tra­ba­ja­do­res pobres aguar­dan noti­cias sobre el para­de­ro de sus críos, Ter­mino de disparar/ Nooo, por aho­ra esta pala­bra está prohi­bi­da para mí, ter­mino de fil­mar unas tomas y me tras­la­do al audi­to­rio que está casi lleno de gra­dua­dos de la ense­ñan­za, aho­ra tra­ba­jan­do en diver­sas pri­ma­rias de Gue­rre­ro y de otros esta­dos, inclu­so del DF, Me anun­cia Moi ante los exalum­nos y pido per­mi­so para per­ma­ne­cer con ellos en su asam­blea para fil­mar, Les digo quien soy, y esto para muchos sale sobran­do por­que ya me cono­cen, Pues ya Moi los había ente­ra­do que yo había rea­li­za­do en enero de 2012 el docu­men­tal “¿Qué país es éste: Lupi­ta”, así me pre­sen­tó, Veo a algu­nos maes­tros que apa­re­cen en mi docu­men­tal “Ayotzi­na­pa: qué país es éste Gua­da­lu­pe”, a la sazón diri­gen­tes de la Nor­mal y de la Fede­ra­ción de Estu­dian­tes Cam­pe­si­nos de Méxi­co (FECSM), Votan los exayotzi­na­pen­ses mi pre­sen­cia, La apro­ba­ción a mano alza­da es uná­ni­me, Un gua­jo­lo­te hacien­do la rue­da era nada ante lo que sen­tí inte­rior­men­te al ver mi acep­ta­ción en el audi­to­rio, Y com­pa­re­cie­ron los tes­ti­mo­nios, un repre­sen­tan­te de los padres de fami­lia habla, es de Tlax­ca­la, y mien­tras escu­cho su des­ga­rra­dor caso y lo fil­mo dete­ni­da­men­te, advier­to cho­rre­tes de lágri­mas corrien­do por mi cara, no me impor­ta, Supon­go que varios se die­ron cuen­ta de ello por­que sien­to sus mira­das, Le sigue una madre joven quien pro­nun­cia cin­co enla­gri­ma­das pala­bras, “Ayú­de­nos, solo eso les pido…”, Vie­nen con­sig­nas varias, estre­me­ce­do­ras, lue­go más tes­ti­mo­nios, al tiem­po en que me per­ca­to que algu­nos maes­tros de la CNTE van llegando,

OCHO DÍAS ANTES, EL INFIERNO, ¿QUÉ PAÍS ES ESTE?

Ocho días antes, el 26 de sep­tiem­bre, se había des­ata­do nue­va­men­te el infierno para los estu­dian­tes de la Nor­mal de Ayotzi­na­pa, otra vez el cis­ne negro de la repre­sión, las mis­mas esce­nas de san­gre ado­les­cen­te derra­ma­da, igual deses­pe­ra­ción, En for­ma por demás atroz, des­pués de una acti­vi­dad de boteo, tres estu­dian­tes fue­ron acri­bi­lla­dos en Igua­la, Gue­rre­ro, por poli­cías muni­ci­pa­les y por un coman­do para­mi­li­tar, Fue­ron caza­dos, lite­ral­men­te, de la mane­ra más vil, a san­gre fría, ade­más del ame­tra­lla­mien­to de inte­gran­tes de un equi­po de fut­bol que fue­ron con­fun­di­dos por alum­nos de la escue­la Ayotzi­na­pa, Las accio­nes ocu­rrie­ron alre­de­dor del 26 de sep­tiem­bre a las 9 y media de la noche en el pri­mer ata­que de poli­cías muni­ci­pa­les, don­de murió un alumno y un segun­do ata­que en el mis­mo lugar a las 12 y media del 27,  ¿Qué ocu­rre en Méxi­co?, ¿Qué está pasan­do para que el Esta­do esté ase­si­nan­do a gen­te ino­cen­te?, ¿Por qué des­apa­re­cie­ron a ocho acti­vis­tas en Igua­la mis­mo, en mayo de 2013, y lue­go halla­ron muer­tos a tres?, ¿Por qué en diciem­bre de 2012, ase­si­na­ron a dos alum­nos de Ayotzi­na­pa en la auto­pis­ta del Sol, en Chil­pan­cin­go, Gue­rre­ro, al pro­tes­tar con­tra la des­apa­ri­ción de la Nor­mal?, ¿Por qué, en enero de
este año, otros dos estu­dian­tes de la mis­ma escue­la fue­ron atro­pe­lla­dos y muer­tos en Ato­yac de Álva­rez mien­tras botea­ban?, ¿Por qué en mayo de 2014 fue­ron arro­lla­das dos alum­nas nor­ma­lis­tas de Amil­cin­go, More­los, hacien­do la mis­ma acti­vi­dad de boteo, de las cua­les una murió?, Por las mis­mas fechas otros estu­dian­tes nor­ma­lis­tas de Michoa­cán tam­bién fue­ron atro­pe­lla­dos, Y si a esto suma­mos la muer­te de 49 niños de la guar­de­ría ABC, en Her­mo­si­llo Sono­ra en Junio de 2009, las innu­me­ra­bles muer­tas de Jua­rez, de la déca­da pasa­da y de aho­ra,  los 11 indí­ge­nas del El Char­co eje­cu­ta­dos por el ejér­ci­to o la masa­cre de 8 cam­pe­si­nos en El Bos­que, ambos en 1998, O los movi­mien­tos cam­pe­si­nos que tam­bién han sido repri­mi­dos, bas­ta recor­dar la matan­za de 17 cam­pe­si­nos miem­bros de Orga­ni­za­ción Cam­pe­si­na de la Sie­rra del Sur (OCSS), de Aguas Blan­cas, en junio de 1995, y las muer­tes de los her­ma­nos Mesino, Miguel Angel en 2006 y Rocío en octu­bre de 2013, de los 70 muer­tos de la mine­ra de Pas­ta de Con­chos, Coahui­la, en febre­ro de 2006, eso sin con­tar los miles de falle­ci­dos por la “gue­rra con­tra el nar­co”, o la masa­cre que efec­ti­vos mili­ta­res rea­li­za­ron en junio pasa­do en Tlatla­ya, Méxi­co, con 22 per­so­nas eje­cu­ta­das a man­sal­va, no pode­mos decir otra cosa que esta­mos some­ti­dos a un terro­ris­mo de Esta­do, nues­tro país se encuen­tra en un esta­do de bar­ba­rie, inse­gu­ri­dad e ingo­ber­na­bi­li­dad insos­te­ni­ble, La repre­sión, los ase­si­na­tos, las masa­cres, las deten­cio­nes arbi­tra­rias, las des­apa­ri­cio­nes for­za­das y las per­se­cu­cio­nes y eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les nos hacen pen­sar en épo­cas pasa­das eche­ve­rris­tas y lopez­por­ti­llis­tas y en la épo­ca dica­ta­to­rial de los paí­ses del Cono Sur como Chi­le, Argen­ti­na, Bra­sil o Para­guay en la segun­da mitad del siglo XX,

NOS QUIE­REN ACOS­TUM­BRAR A CON­JU­GAR EL VER­BO DE LA SANGRE 

Enfren­ta­mos una edi­ción reno­va­da de la gue­rra sucia de los años 70 y 80 del siglo ante­rior, de la cri­mi­na­li­za­ción de la lucha social que, en rigor, es una gue­rra de baja inten­si­dad con la ten­den­cia a encar­ce­lar, des­apa­re­cer y ase­si­nar a acti­vis­tas demo­crá­ti­cos como Fran­cis­co Kuy­ken­dal o la des­apa­ri­ción de lucha­do­res socia­les como Teo­dul­fo Torres, “El Tío”, y la aprehen­sión de líde­res defen­so­res de los recur­sos natu­ra­les como Mario Luna y Fer­nan­do Jimé­nez ante la cons­truc­ción y ope­ra­ción del Acue­duc­to Inde­pen­den­cia, o la aprehen­sión de diri­gen­tes de poli­cías comu­ni­ta­rias como Nes­to­ra Sal­ga­do de Oli­na­lá, y otros de Tixtla y de Ayutla, En este cua­dro, es impo­si­ble citar todos los agra­vios con­tra el pue­blo mexi­cano en la épo­ca con­tem­po­rá­nea, como la muer­te de nues­tro entra­ña­ble com­pa­ñe­ro zapa­tis­ta, José Luis Solís López, alias Galeano, y los ata­ques a las comu­ni­da­des zapa­tis­tas como Tani­per­la y Agua Tin­ta en 1998, Esto es una repre­sión selec­ti­va con­tra todo lo que hue­la a rebel­día, dig­ni­dad y lucha social, Che­rán, La Paro­ta, Wiri­ku­ta, Ostu­la, Aten­co, Huex­ca, las CRAC gue­rre­ren­ses están en la mira, Ni siquie­ra a las peque­ño-bur­gue­sas auto­de­fen­sas las deja­ron cre­cer, y Mire­les líder natu­ral de éstas, se encuen­tra en la cár­cel, Gobierno into­le­ran­te y auto­ri­ta­rio con fuer­tes ras­gos fas­cis­tas, que uti­li­za el pecu­liar len­gua­je de los “enfren­ta­mien­tos”, “cho­ques entre comu­ni­da­des”, “daños cola­te­ra­les” o  “el ejér­ci­to, la poli­cía, las fuer­zas del orden fue­ron agre­di­das…”, para jus­ti­fi­car las eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les y la repre­sión hacia los que pro­tes­tan y osan alzar la voz para denun­ciar las injus­ti­cias y atro­pe­llos de empre­sa­rios y gober­nan­tes, hacia los que se opo­nen a la cons­truc­ción de minas, pre­sas, ter­mo­eléc­tri­cas, oleo­duc­tos, acue­duc­tos, carre­te­ras, en sus tie­rras, Las cár­ce­les se nutren de los que expre­san su disi­den­cia, los que rea­li­zan resis­ten­cia civil pací­fi­ca, mani­fes­ta­cio­nes, blo­queos, todo con el fin de lla­mar la aten­ción para la reso­lu­ción de sus pro­ble­mas, La ver­dad es que las gavio­tas del odio que antes bro­ta­ban de los umbra­les de los gobier­nos del PRI, hoy tam­bién emer­gen de los inters­ti­cios de los gobier­nos del PRD y del Esta­do todo, Nos quie­ren acos­tum­brar, como dice un ami­go sud­ame­ri­cano, a
ver a nues­tros muer­tos como una cosa cotidiana,

EL PRE­ES­TRENO TRUN­CA­DO DEMAGHIS­TO­RIA DEL MAGIS­TE­RIO: LA SAGA DE LA CNTE” Y EL ANUN­CIO DE LAS FOSAS CLANDESTINAS

Vuel­vo a Ayotzi­na­pa, los exalum­nos ter­mi­nan su asam­blea y de inme­dia­to entran al audi­to­rio los maes­tros demo­crá­ti­cos de la CNTE, ya para enton­ces está lis­to para pro­yec­tar­se mi docu­men­tal, expli­co de qué se tra­ta, y comien­za la fun­ción, no muy cla­ras las imá­ge­nes pues es de día y la luz impi­de apre­ciar­lo con niti­dez, pero pron­ta­men­te cap­ta la aten­ción del audi­to­rio, miro hacia atrás y la gen­te no se pier­de un segun­do las imá­ge­nes a pesar de que en la entra­da hay puñi­tos de pro­fes que cuchi­chean, Pero el líder de la CNTE de Gue­rre­ro me dice que a qué horas le cor­ta­mos, A los 15 minu­tos de pro­yec­ción la deten­go pues ya es tar­dí­si­mo, más de las tres, y me dicen los líde­res que el miér­co­les con la comi­sión polí­ti­ca de la orga­ni­za­ción la pode­mos ver, me lo comen­tan de la mane­ra más diplo­má­ti­ca como para jus­ti­fi­car­se y no hacer­me sen­tir mal, Pero no, aun­que no hubie­se veni­do a pro­yec­tar, con el sólo de hecho de estar aquí, en esta escue­la que ya sien­to mía, que se me hace tan fami­liar, ya el via­je valió la pena, así que yo ape­chu­go con con­cien­cia y dig­ni­dad que las cosas no están como para andar con eno­jos, No, les digo, no hay pro­ble­ma, y en eso que­da­mos, Como a las cua­tro Moi, Heri­ber­to y yo nos vamos a comer (a desa­yu­nar, mejor dicho), En el camino a Tixtla, a un kiló­me­tro de dis­tan­cia, encon­tra­mos varias com­bis con la leyen­da ¡Has­ta encon­trar­los!, por­que esto ha cala­do has­ta el cora­zón de los tixtlen­ses, Duran­te la comi­da mi Ñora me lla­ma con angus­tia pre­gun­tán­do­me si era cier­to lo que aca­ba­ba de leer en Inter­net, que habían encon­tra­do a los alum­nos des­apa­re­ci­dos en una fosa clan­des­ti­na, Lo comen­to con mis com­pa­ñe­ros y me dicen que las fosas con cadá­ve­res las encuen­tran fre­cuen­te­men­te, eso me cal­ma un poco y le comu­ni­co esto a mi seño­ra, Cuan­do regre­sa­mos, más o menos las 6 y media de la tar­de, adver­ti­mos movi­mien­tos inusi­ta­dos, Alum­nos y padres y madres de fami­lia, empie­zan a abor­dar los auto­bu­ses y de pron­to veo un joven­ci­to que se le sal­tan las lágri­mas, La asam­blea de la CNTE ter­mi­na abrup­ta­men­te, Una maes­tra nos dice que encon­tra­ron a los estu­dian­tes, ¡Hijos de su puta madre!, excla­ma Heri­ber­to, ¡Hijos de su repu­tí­si­ma madre!, pro­fie­ro yo, espe­ran­do que nues­tras invec­ti­vas den al cora­zón de los sica­rios, Pero no hay nada cier­to toda­vía, Se tra­ta de un mon­ta­je del gober­na­dor, dicen algu­nos, Es una far­sa, dicen otros, Por lo pron­to todos nos vamos a Chil­pan­cin­go, e igual, en Chil­po hay varias pese­ras con la mis­ma leyen­da de ¡Has­ta encon­trar­los!, el cora­zón del los chil­pos ha reci­bi­do con dolor estos acontecimientos, 

EL SIS­TE­MA CON­TRA LA EDU­CA­CIÓN POPU­LAR, LA INDIG­NA­CIÓN CON­TRA EL GOBIERNO, Y AGUI­RRE LAIRA DE DIOS

La glo­ba­li­za­ción es un cán­cer que gene­ra una metás­ta­sis que ha enfer­ma­do al mun­do y que tene­mos que extir­par­la a como dé lugar, sea como fue­re, Hoy Méxi­co, lugar nues­tro, está toca­do por ese car­ci­no­ma que entre­ga impu­ne­men­te nues­tros recur­sos natu­ra­les a los buca­ne­ros del capi­tal y que se acom­pa­ña del exter­mi­nio a los esca­sos reduc­tos de las con­quis­tas de la Revo­lu­ción Méxi­ca­na, como lo son las 16 nor­ma­les rura­les que sobre­vi­ven pre­ca­ria­men­te (de las 45 que había en 1968) des­de hace déca­das, Y por eso, tam­bién, las agre­sio­nes con­tra los estu­dian­tes de Ayotzi­na­pa, es par­te de un maquia­vé­li­co plan para des­apa­re­cer a esta escue­la for­ma­do­ra de cua­dros cons­cien­tes, si ana­li­za­mos como viven los nor­ma­lis­tas en su escue­la, su ran­cho dia­rio ascien­de a 43 pesos dia­rios, camas­tros, con­di­cio­nes mise­ra­bles, Por eso los estu­dian­tes se movi­li­zan, por esa razón hacen colec­tas y boteos, y por eso toman camio­nes para tras­la­dar­se, el Esta­do los ha obli­ga­do a esas medi­das para sobre­vi­vir, y por eso hoy, sie­te estu­dian­tes de este her­mo­so lugar están muer­tos, y 43 des­apa­re­ci­dos, Esto pien­so mien­tras subimos la coli­na don­de se encuen­tra la casa de gobierno, don­de vive este infa­me Calí­gu­la, Ángel Agui­rre Rive­ro, caci­que seña­la­do por la
Vox Popu­li como el líder de los Gue­rre­ros Uni­dos, acu­sa­dos de des­apa­re­cer a los 43 ado­les­cen­tes de Ayotzi­na­pa, Sí, ese mis­mo matón que lo mis­mo se retra­ta con otros mato­nes como Peña Nie­to o Rubén Figue­roa que con miem­bros de su par­ti­do, el PRD, diz­que defen­sor de las cau­sas nobles, ¡sí, chu­cha!, ese mis­mo que gober­na­ba como inte­ri­no en 1998 cuan­do ocu­rrió la matan­za de El Char­co, ese mis­mo que orde­nó lim­piar la carre­te­ra el 12 de diciem­bre de 2011 y murie­ron Gabriel Eche­ve­rría de Jesús y Ale­xis Herre­ra Pino… estu­dian­tes de Ayotzi­na­pa, ese mis­mo que hoy eva­de su res­pon­sa­bi­li­dad y debe ser des­ti­tui­do y colo­ca­do en chi­ro­na, En ese lugar ape­nas hay unas cien per­so­nas, espe­ran­do a un lado don­de está cuel­ga una man­ta con los retra­tos de los nor­ma­lis­tas des­apa­re­ci­dos ofre­cien­do un millón de pesos a quien dé datos de la loca­li­za­ción de los mucha­chi­tos, como recom­pen­sa, Ya son las 8 y media de la noche, Poco a poco van lle­gan­do más y más con­tin­gen­tes, Y las con­sig­nas empie­zan a escu­char­se, Me remi­ten a los can­tos de los escla­vos afro­ame­ri­ca­nos, al blues, lamen­tos, y más lamen­tos con el odio pro­pio de los que han sido gol­pea­dos, humi­lla­dos, ofen­di­dos, masa­cra­dos, otra vez las de San Pedro res­ba­lan por mis meji­llas mien­tras los fil­mo, Cons­ter­na­ción, tris­te­za, cora­je, rabia, impo­ten­cia, todo un coc­tel de indig­na­cio­nes se mez­clan con mis sen­ti­mien­tos, Y des­pués de una media hora salen, colé­ri­cos, tres miem­bros de una comi­sión, aban­do­na­ron la reu­nión por­que el gober­na­dor­zue­lo nomás eva­de la res­pon­sa­bi­li­dad y dice que no sabe si son estu­dian­tes los encon­tra­dos en las fosas, Pasan otros 20 minu­tos y se abre la puer­ta de la resi­den­cia del “gober­na­dor” para dar­le paso a otros dos miem­bros de la comi­sión de padres, Es el señor de Tlax­ca­la quien, ira­cun­do, echa pes­tes de Agui­rre, Un millón de pesos, hijos de la chin­ga­da, dice, eso ofre­cen por nues­tros hijos, como si fue­ran perros, Eso se gas­tan en una borra­che­ra, que pin­che gober­na­dor tie­nen en Gue­rre­ro, cómo per­mi­ten tener alguien así gober­nan­do, inquie­re encres­pa­do, Y los gue­rre­ren­ses callan ante esos recla­mos, y lo peor es que el oriun­do de Tlax­ca­la tie­ne razón, tie­nen a un matón por gober­na­dor, Y sigo en mi refle­xión y bro­ta la figu­ra del sica­rio pre­si­den­te muni­ci­pal que man­do a matar a los cha­vi­tos, José Luis Abar­ca Veláz­quez, acu­sa­do de ase­si­nar a man­sal­va a Artu­ro Her­nán­dez Car­do­na y a Félix Ban­de­ra Román y Ángel Román Mar­tí­nez en mayo de 2013, pues el pre­si­den­zue­lo de Igua­la, aho­ra pró­fu­go, es tam­bién ¡del PRD!, Mien­tras los últi­mos de la comi­sión que se entre­vis­tó con el gober­na­dor, entre ellos el abo­ga­do de los alum­nos y padres de fami­lia salen y expli­can que se com­pro­me­tió a que daría auto­ri­za­ción para que médi­cos foren­ses exter­nos pue­dan inter­ve­nir para las prue­bas peri­cia­les de las fosas clandestinas,Ya para enton­ces hay más de dos mil per­so­nas pro­tes­tan­do a fue­ra del bun­ker del perre­dis­ta, Los futu­ros pro­fe­so­res des­pués de las con­sig­nas qui­tan la cáma­ra de vigi­lan­cia, y de una camio­ne­ta bajan dos grue­sas de cue­tes, que empie­zan a encen­der para lan­zar­los a la tran­si­to­ria casa de Agui­rre, y vie­ne a mí esa espec­ta­cu­lar esce­na de “Agui­rre, la ira de Dios” de Wer­ner Her­zog, un loco pare­ci­do a este loco que tie­ne la inves­ti­du­ra de gober­na­dor por un esqui­zo­fré­ni­co par­ti­do de “izquier­da” que ha sido cóm­pli­ce de sus tra­pa­ce­rías, Y es un autén­ti­co fes­tÍn de fue­go el mitin, jue­gos piro­téc­ni­cos con la rabia en el estruen­do, uno y otro y uno más, y 10 y más y 50 y más cue­tes lan­za­dos al inte­rior de esa casa que tie­ne roña, Noso­tros, Moi Heri­ber­to y yo, nos reti­ra­mos con el con­tin­gen­te dis­pues­tos a regre­sar a Méxi­co en cara­va­na con los maes­tros de la Nove­na Sec­ción Sin­di­cal, del SNTE, es decir los de la CNTE, De este modo, car­ga­dos de rabia, indig­na­ción, cora­je, tris­te­za, par­ti­mos hacia el DF a eso de la 11 de la noche, Mien­tras tan­to los rumo­res, infor­ma­cio­nes, inter­pre­ta­cio­nes sobre el para­de­ro de los estu­dian­tes has­ta este momen­to siguen en el aire, lo cier­to es que allá, en Ayotzi­na­pa, los fami­lia­res de los des­apa­re­ci­dos se man­tie­nen en espe­ra… y yo acá, cons­ter­na­do, tam­bién en espera
que nues­tros com­pa­ñe­ros estén sanos y sean res­ca­ta­dos pron­ta­men­te por la movi­li­za­ción popu­lar que, por lo pron­to, hizo recu­lar a peña­nie­to de su estu­pi­dez de hace unos días en la que anun­ció que la reso­lu­ción de la masa­cre se la deja­ba al gobierno de Gue­rre­ro, es decir el jui­cio a los ase­si­nos se los deja­ba a los mis­mos ase­si­nos, hoy ya espe­tó que la PGR atrae­rá el caso, tan­ta tor­pe­za en un pre­si­den­te sólo el que fun­ge como tal podría tenerla…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *