Algunas reflexiones sobre la epidemia-pandemia de influenza

Has­ta don­de yo he enten­di­do pues la infor­ma­ción en ese sen­ti­do es muy con­fu­sa, la gen­te que mue­re por el con­ta­gio de la influen­za, mue­re por com­pli­ca­cio­nes y no por el pro­pio virus, com­pli­ca­cio­nes que casi siem­pre son de ori­gen bac­te­riano y muchas veces se tra­ta de neu­mo­nías, por esa razón los médi­cos rece­tan a menu­do anti­bió­ti­cos, para evi­tar las com­pli­ca­cio­nes. Hubie­se sido desea­ble que publi­ca­ran cua­les eran las con­di­cio­nes de salud de las per­so­nas que murie­ron des­pués de haber con­traí­do el virus de la influen­za por­ci­na, ¿tenían algún otro pade­ci­mien­to? ¿Cual era su esta­do nutri­cio­nal? ¿Cuan­do y don­de fue­ron aten­di­dos? ¿Cua­les fue­ron las com­pli­ca­cio­nes que tuvieron? 

En las nor­mas publi­ca­das por la Secre­ta­ría de Salud para la pre­ven­ción el Jue­ves 11 de abril de 1996 en el DIA­RIO OFI­CIAL[1]se dice que En 1993 ocu­rrie­ron 9,347 muer­tes por enfer­me­da­des res­pi­ra­to­ria agu­das en los niños de 0 a 4 años. Esta cifra repre­sen­ta el 46.9% de las 19,896 defun­cio­nes regis­tra­das en la pobla­ción gene­ral del país a cau­sa de estos pade­ci­mien­tos,   Se dice tam­bién que a par­tir de ese momen­to se lan­za­ron cam­pa­ñas de vacu­na­ción con­tra la influen­za para las per­so­nas más vul­ne­ra­bles, pero lo cier­to es que es solo un por­cen­ta­je muy peque­ño de gen­tes que están vacu­na­das en este país. A mi me gus­ta­ría que la pren­sa y el Secre­ta­rio de Salud, mos­tra­ra un cua­dro com­pa­ra­ti­vo entre las muer­tes pro­du­ci­das por com­pli­ca­cio­nes de un cua­dro de influen­za, antes de este even­to decla­ra­do como epi­de­mia y pan­de­mia y des­pués de este hecho. 

Un artícu­lo que nos ayu­da mucho a esta refle­xión es el publi­ca­do en Uni­ver­sia (red de Uni­ver­si­da­des) El Dr. Deme­trio Artu­ro Ber­nal pro­fe­sor de la Facul­tad de Medi­ci­na de la UNAM e inves­ti­ga­dor del Ins­ti­tu­to de Enfer­me­da­des res­pi­ra­to­rias[2]  decla­ra el 24 de Enero del 2008 que el 70% de las enfer­me­da­des res­pi­ra­to­rias en Méxi­co serían pre­ve­ni­bles  (acla­ró que si bien dañan a todos los gru­pos de edad, los meno­res de cin­co años y los mayo­res de 65 con­cen­tran las accio­nes de pre­ven­ción, pues está pre­sen­te el ries­go de que el pade­ci­mien­to deri­ve en un dece­so. Tam­bién dijo que en 70 por cien­to estas enfer­me­da­des son de ori­gen viral

Las infec­cio­nes res­pi­ra­to­rias que más se temen, espe­ci­fi­có, son las rela­cio­na­das con la influen­za, por­que pue­den des­en­ca­de­nar pade­ci­mien­tos seve­ros que podrían impli­car la muer­te. Uno de ellos, es la neu­mo­nía, pues su con­se­cuen­cia más funes­ta está ubi­ca­da entre las pri­me­ras 20 cau­sas de falle­ci­mien­to en el país. De cada cien casos agu­dos se pue­de pre­sen­tar uno de neu­mo­nía con ries­go laten­te de falle­ci­mien­to. No obs­tan­te, resal­tó, la tasa de mor­ta­li­dad ha baja­do de 40 por cada cien mil habi­tan­tes en 1990 a 16 por cien mil per­so­nas en la actua­li­dad. Su impor­tan­cia está en el gru­po de meno­res de un año, don­de lle­ga a ser la ter­ce­ra cau­sa de falle­ci­mien­tos, y en los mayo­res de 65, ocu­pa el noveno lugar

En mate­ria de inves­ti­ga­ción, Ber­nal resal­tó que se ha avan­za­do en el desa­rro­llo de vacu­nas, como las de influen­za y la del neu­mo­co­co. Tam­bién se dis­po­ne de una gran can­ti­dad de medi­ca­men­tos con­tra las bac­te­ria­nas, que bien uti­li­za­dos dan una bue­na res­pues­ta y evi­tan resis­ten­cias. El pro­ble­ma se limi­ta pri­me­ro con tra­ba­jo indi­vi­dual y colec­ti­vo, y con un buen impul­so de los pro­gra­mas de prevención.

Estos datos nos ayu­dan a pre­ci­sar las pre­gun­tas: Por­qué se decla­ra ahora
una epi­de­mia si los casos pre­sen­ta­dos están muy por deba­jo de las cifras mane­ja­das en los años ante­rio­res? Por­qué antes de decla­rar u esta­do de emer­gen­cia de esa natu­ra­le­za no se ase­gu­ra­ron de que la influen­za cau­sa­da por el virus AH1N1 era real­men­te tan con­ta­gio­sa? ¿Por qué si hemos veni­do sufrien­do de influen­za muchos de noso­tros de mane­ra atí­pi­ca fue­ra de la esta­ción en don­de se dan estos pade­ci­mien­tos el Esta­do no orga­ni­zó pues­tos sani­ta­rios de infor­ma­ción, don­de se detec­ta­ran los casos y se ase­gu­ra­ran de que virus se tra­ta­ba antes de ini­ciar una aler­ta de esa naturaleza?

Yo mis­ma y muchos de mis alum­nos tuvi­mos hace cosa de un mes un cua­dro muy simi­lar al que des­cri­ben de la influen­za por­ci­na, en mi caso el médi­co me reco­men­dó que me que­da­ra en casa que toma­ra muchos líqui­dos y que des­can­sa­ra y me rece­tó para­ce­ta­mol para bajar la fie­bre y un anti­bió­ti­co que tomé duran­te dos sema­nas debi­do a com­pli­ca­cio­nes como sinu­si­tis y oti­tis que acom­pa­ña­ron el pro­ce­so viral. Yo estoy vacu­na­da para lo que lla­man influen­za esta­cio­nal, así que pode­mos pre­su­po­ner que fue otro virus. Podría­mos pen­sar que se tra­ta­ba ya del virus H1N1? Lo que es cier­to es que nin­gún medi­co, ni los que con­sul­ta­ron mis alum­nas y el que con­sul­té yo, nos rece­ta­ron anti­vi­ra­les, has­ta don­de yo sé en Méxi­co siem­pre se tra­tan las com­pli­ca­cio­nes de los pro­ce­sos vira­les y se deja reac­cio­nar al pacien­te con su sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co al virus. ¿Por qué hablan de la  uti­li­za­ción del Tami­flu aho­ra?  Hay evi­den­cias ya de que la mayo­ría de las per­so­nas con­ta­gia­das han reac­cio­na­do pudien­do res­pon­der al virus con vigi­lan­cia médi­ca para evi­tar las com­pli­ca­cio­nes. Como dije­ra una medi­co entre­vis­ta­da en Espa­ña en reali­dad no es un virus muy viru­len­to (val­ga la redun­dan­cia). En todo caso si de 331 diez han muer­to 9 per­so­nas esta­mos hablan­do del 3.3% de la pobla­ción mun­dial, sin tomar en cuen­ta un aná­li­sis cua­li­ta­ti­vo sobre las con­di­cio­nes de los casos. Se pue­de enton­ces hablar de una pandemia

Según datos pro­por­cio­na­dos por Luis Miguel Ari­za en el Eco Dia­rio del Eco­no­mis­ta Es.[3] Hay en el mun­do entre 250,000 y 500, 000 muer­tes anua­les y en un espa­cio del pro­gra­ma de infor­ma­ción sema­nal  espa­ñol difun­di­do el 3 de mayo sobre la gri­pe AH1N1 se dijo que en  Euro­pa hay 40,000 anua­les a con­se­cuen­cias de la gri­pe común y sin embar­go nadie se alar­ma. Esto sig­ni­fi­ca ade­más que si aho­ra no ha habi­do muer­tes excep­to en Méxi­co y en USA  y tre­ce en total, difí­cil­men­te se pue­de pen­sar que se tra­ta de un virus más peli­gro­so que el de las gri­pes comu­nes, yo me pre­gun­to ¿si tam­bién más con­ta­gio­so que la gri­pe común?

Resul­ta difí­cil com­pren­der el por­qué esta aler­ta sani­ta­ria, uno de los argu­men­tos mane­ja­dos es el decir que no hay vacu­na, pero si de todos modos sabe­mos que la mayo­ría de los mexi­ca­nos no están vacu­na­dos y que muchos de los que lo han inten­ta­do no tie­nen acce­so a las vacu­nas, de lo que se des­pren­de que la mayo­ría viven sin pro­tec­ción a los virus de las dife­ren­tes influenzas 

Aún cuan­do sigo tenien­do más pre­gun­tas que res­pues­tas qui­sie­ra resi­tuar muy rápi­da­men­te el con­tex­to social en el que nos encontramos.

 

La inequidad en México

De acuer­do con los datos del Ban­co Mun­dial sobre  Méxi­co en el 2007, de una pobla­ción total de 107.4 millo­nes el ingre­so per capi­ta esti­ma­do es de 10,108 dóla­res, sin embar­go tam­bién seña­lan que el 4.5% de la pobla­ción gana menos de un dólar al día y el 20.4% menos de dos dóla­res[4], esto sig­ni­fi­ca que casi 25 millo­nes de mexi­ca­nos están muy lejos de acce­der al sala­rio míni­mo. Por otro lado de acuer­do con los datos del CONE­VAL el 2007 plan­tea que:

A pesar de la ten­den­cia a la reduc­ción de la pobre­za en los últi­mos años, se apre­cia que este indi­ca­dor se encuen­tra hoy en día en nive­les simi­la­res a los de 1992: 47 por cien­to de la pobla­ción del país está en situa­ción de pobre­za patri­mo­nial y 18.2 por cien­to en pobre­za ali­men­ta­ria. De no incre­men­tar­se de mane­ra ace­le­ra­da los sala­rios reales y el empleo en el país, los cua­les son los prin­ci­pa­les moto­res del ingre­so, la pobre­za no podrá redu­cir­se de mane­ra sus­tan­ti­va en el mediano y lar­go plazo.

Tam­bién se advier­te que per­sis­ten gran­des des­igual­da­des entre las dife­ren­tes regio­nes del país, pues mien­tras encon­tra­mos muni­ci­pios con muy bajos índi­ces de pobre­za en el nor­te (como lo son Gómez Farías en Chihuahua y San Pedro Gar­za Gar­cía en Nue­vo León que repor­tan 0.1 por cien­to en pobre­za ali­men­ta­ria en 2005), exis­ten otros con altos nive­les de pobre­za y mar­gi­na­ción en enti­da­des del sur- sur­es­te (por ejem­plo, San Juan Canuc y San­tia­go el Pinar en Chia­pas cuya pobre­za ali­men­ta­ria alcan­zó el 84.0 por cien­to), lo cual repre­sen­ta un reto para el país en los siguien­tes años. [5]

Esto sig­ni­fi­ca que las esti­ma­cio­nes indu­cen a erro­res si se pien­sa que la cali­dad de vida ha aumen­ta­do en Méxi­co ya que un sec­tor impor­tan­te de la pobla­ción enfren­ta pro­ble­mas de pobre­za y en con­se­cuen­cia des­nu­tri­ción y difi­cul­ta­des en aten­ción a la salud. Hay muchas comu­ni­da­des que se encuen­tran lejos de algu­na clí­ni­ca u hos­pi­tal y la gen­te no tie­ne dine­ro para lle­gar ahí. Mucha gen­te que acce­de a hos­pi­ta­les públi­cos no tie­ne dine­ro para com­prar los medicamentos. 

En el 2006 la ONU decla­ra que en el mun­do la des­nu­tri­ción pro­du­ce 5.6 millo­nes de muer­tes de niños en el mun­do, En cuan­to a Méxi­co De acuer­do con el estu­dio rea­li­za­do por el Dr. Abe­lar­do Ávi­la Curiel del la direc­ción del Ins­ti­tu­to nacio­nal de Cien­cias Médi­cas y nutri­ción Sal­va­dor Zubi­rán sobre el esta­do de la des­nu­tri­ción en Méxi­co se repor­ta que hay 972,534 niños des­nu­tri­dos has el 18 de sep­tiem­bre del 2008.[6]

 

Obesidad en la pobreza 

La pobla­ción mexi­ca­na está sufrien­do gra­ves daños en su cali­dad de vida y en su salud, ya que en las últi­mas dos déca­das la obe­si­dad y el sobre­pe­so se han dupli­ca­do, y en años recien­tes afec­tan al 70 por cien­to de los habi­tan­tes del medio urbano y rural. “Algo muy gra­ve es que los niños que fue­ron des­nu­tri­dos y sobre­vi­vie­ron se están vol­vien­do obe­sos en muchas comu­ni­da­des del país y un niño que fue des­nu­tri­do sufre daño meta­bó­li­co cuan­do empie­za ali­men­tar­se de más ya como adul­to, va a pade­cer con mayor inten­si­dad enfer­me­da­des muy gra­ves”, apun­tó Abe­lar­do Ávila.

A con­se­cuen­cia de la cri­sis eco­nó­mi­ca y ali­men­ta­ria, el INNSZ esti­ma un pro­ba­ble aumen­to en la des­nu­tri­ción infan­til en el 20 por cien­to de la pobla­ción más pobre del país y que se deten­ga el des­cen­so de la mor­ta­li­dad infan­til que se había logra­do en la últi­ma década,

De acuer­do con el mis­mo autor la mala nutri­ción gene­ra otro fenó­meno preo­cu­pan­te, el aumen­to de la obe­si­dad en la poblaci&
oacute;n pobre, en don­de sie­te millo­nes la pade­ces y se pre­sen­ta una terri­ble para­do­ja, los sobre­vi­vien­tes a la des­nu­tri­ción aho­ra son obesos

La obe­si­dad está rela­cio­na­da con el con­su­mo de comi­da cha­ta­rra y aso­cia­da con enfer­me­da­des como dia­be­tes melli­tus, hiper­ten­sión arte­rial y males car­dio­vas­cu­la­res, que cau­san 200 mil muer­tes al año en Méxi­co.[7]

La pobre­za y la inequi­dad son los pro­ble­mas de fon­do que expli­can los pro­ble­mas de salud de los mexi­ca­nos ya que muchos no acce­den a ser­vi­cios de salud. Méxi­co es uno de los paí­ses don­de los medi­ca­men­tos son más caros a pesar de la pobre­za que exis­te el gobierno no pone limi­tes a los labo­ra­to­rios en los pre­cios de los medi­ca­men­tos y tam­po­co a la medi­ci­na pri­va­da en el cos­to de las con­sul­tas, cosa que si ocu­rre en los paí­ses desa­rro­lla­dos en don­de ade­más el ingre­so de la mayo­ría de la gen­te es mayor. En Méxi­co es impo­si­ble vivir con el sala­rio míni­mo, sin embar­go el gobierno ha igno­ra­do las reco­men­da­cio­nes de la OIT

La estra­te­gia debe incor­po­rar la sus­ten­ta­bi­li­dad finan­cie­ra para impul­sar pro­yec­tos pro­duc­ti­vos como par­te de la polí­ti­ca de com­ba­te a la pobre­za. Ade­más, pro­mo­ver el desa­rro­llo igua­li­ta­rio, incor­po­rar una pros­pec­ti­va de pro­tec­ción de medio ambien­te e impul­sar y res­pal­dar la for­ma­ción de nue­vas uni­da­des pro­duc­ti­vas, ofre­ció la OIT entre sus reco­men­da­cio­nes al gobierno fede­ral panista.

El con­tras­te entre las esta­dís­ti­cas de 2005 ‑cuan­do se hizo esa eva­lua­ción y sus propuestas‑, con las cifras que el INEGI y el Con­se­jo Nacio­nal de Pobla­ción, reve­la que el Eje­cu­ti­vo sólo tuvo oídos sor­dos a las reco­men­da­cio­nes de la OIT para miti­gar la pobre­za por des­em­pleo en Méxi­co. El resul­ta­do: la mise­ria de millo­nes de mexi­ca­nos.[8]

Esta razón tam­bién expli­ca en mi opi­nión por­qué las per­so­nas que han muer­to están entre 20 y 40 años. A fal­ta de ser­vi­cios médi­cos los mexi­ca­nos prac­ti­can la auto­me­di­ca­ción, lo que ha pro­du­ci­do una mala uti­li­za­ción de los anti­bió­ti­cos que se encuen­tran en ven­ta libre en las far­ma­cias, qui­zá esas per­so­nas que murie­ron no asis­tie­ron a tiem­po a un médi­co, qui­zá tenían otros pade­ci­mien­tos, pero eso no se acla­ra en la infor­ma­ción dada por el gobierno y los medios masi­vos de comunicación

En Méxi­co exis­ten enfer­me­da­des que pro­du­cen una can­ti­dad mayor de muer­tos y no se ha movi­li­za­do al país de esa mane­ra. Tal es el caso de la pan­de­mia de SIDA. La Secre­ta­ría de salud repor­ta que hay 21,826 casos repor­ta­dos de muje­res y 102, 679 casos repor­ta­dos de hom­bres.[9]

Sin embar­go no hay cam­pa­ñas cla­ras de edu­ca­ción sexual y de dis­tri­bu­ción de con­do­nes para dis­mi­nuir el problema.

Otras enfermedades respiratorias

El secre­ta­rio de salud dio a cono­cer que en el mun­do 210 millo­nes de per­so­nas pade­cen Enfer­me­dad Pul­mo­nar Obs­truc­ti­va Cró­ni­ca (EPOC), la cual, en 2005 oca­sio­nó más de tres millo­nes de muer­tes, que repre­sen­tó 5% de todos los falle­ci­mien­tos regis­tra­dos ese año. [10]

Por otro lado de acuer­do con un artícu­lo publi­ca­do por Mon­te­fe­nix  las cifras de la Secre­ta­ría de Salud indi­can que en Méxi­co mue­ren dia­ria­men­te 140 per­so­nas, por el taba­quis­mo[11] La Orga­ni­za­ción Mun­dial de la salud, esti­ma que la eco­no­mía glo­bal, pier­de  cer­ca de 200 mil millo­nes de dóla­res en aten­ción médi­ca diri­gi­da a los pade­ci­mien­tos que gene­ra el taba­quis­mo. El Secre­ta­rio de Salud, José Ángel Cór­do­va Villa­lo­bos, al inau­gu­rar el LXVIII Con­gre­so Nacio­nal 2009 de la Socie­dad Mexi­ca­na de Neu­mo­lo­gía y Ciru­gía de tórax, quien dio a cono­cer que la Encues­ta Nacio­nal de Salud rea­li­za­da en Méxi­co en 2006 ubi­có a las enfer­me­da­des res­pi­ra­to­rias cró­ni­cas como un gra­ve pro­ble­ma en el gru­po de los pade­ci­mien­tos emergentes

Estos datos son impor­tan­tes en la medi­da que ante un por­cen­ta­je tan alto de enfer­me­da­des res­pi­ra­to­rias cró­ni­cas debi­das al taba­quis­mo y segu­ra­men­te a la con­ta­mi­na­ción de la ciu­dad pue­de con­ver­tir­se en una expli­ca­ción de por­qué en Méxi­co si ha habi­do muer­tos y en otros paí­ses no.Entre otros pade­ci­mien­tos que afec­tan a un núme­ro de per­so­nas con­si­de­ra­ble es la con­ta­mi­na­ción de ríos y mares y la con­ta­mi­na­ción por gran­jas por­ci­nas o avia­rias, de hecho en el caso de este virus se dis­cu­tió si no fue cau­sa­do por el mal mane­jo de una Gran­ja por­ci­na en el  Esta­do de Vera­cruz, por cier­to con una impor­tan­te inver­sión de los USA, la difu­sión de ese hecho y la acla­ra­ción sobre el caso se eli­mi­nó muy rápi­da­men­te de la infor­ma­ción dada por el Esta­do. Un caso simi­lar es el de hace algu­nos meses se dio a cono­cer  la muer­te de una niña que se cayó a un río del Esta­do de Jalis­co, la muer­te de la niña fue cau­sa­da no fue por­que se haya aho­ga­do, sino por las sus­tan­cias que se vier­ten en el río que está con­ta­mi­na­do por meta­les pesa­dos por empre­sas de la zona, este río va a dar al paci­fi­co con los ries­gos implí­ci­tos de la con­ta­mi­na­ción  en la zona y el impac­to que esto pue­de tener en la salud de los ciu­da­da­nos mexi­ca­nos, sin embar­go el esta­do no hizo nada y la difu­sión de esa noti­cia y sus efec­tos des­apa­re­ció rápi­da­men­te. Ocu­rre lo mis­mo con las con­se­cuen­cias en la pobla­ción ale­da­ña a las gran­jas de aves y de puer­cos que han con­ta­mi­na­do ríos y que pro­du­cen a menu­do pro­ble­mas en la piel y de las vías respiratorias.

Todos estos pro­ble­mas de salud, los deri­va­dos del taba­quis­mo del con­su­mo de comi­da cha­ta­rra, de la con­ta­mi­na­ción del ambien­te tie­ne como fac­tor común el hecho de que son pro­du­ci­dos como con­se­cuen­cia de pro­duc­cio­nes indus­tria­les que pro­du­cen mucho dine­ro, y el dine­ro se ante­po­ne a la salud y a la posi­bi­li­dad de que el Esta­do inter­ven­ga para dis­mi­nuir los riesgos.

 

Epidemia de influenza o epidemia de miedo y de paranoia ? 

Has­ta el momen­to no se ha podi­do con­fir­mar si se tra­ta real­men­te de una epi­de­mia o pan­de­mia y si esta exis­te y si real­men­te el virus es tan maligno. Ha habi­do muchas con­tra­dic­cio­nes, un muy mal mane­jo de la infor­ma­ción, algu­nos noti­cie­ros exte­rio­res a Méxi­co siguen difun­dien­do una cifra de más de tres­cien­tos muer­tos en Méxi­co cuan­do has­ta el día de hoy se habla solo de 16.

Lo que si se ha pro­du­ci­do es una para­noia gene­ral en la pobla­ción mexi­ca­na, a veces uno tie­ne la impre­sión de que la gen­te está con­ven­ci­da que el virus es casi como el ántrax que es capaz de matar en el momen­to, esto se debe a la mane­ra tan con­fu­sa en la que se ha dado la infor­ma­ción y en la mane­ra en que se ha pro­du­ci­do el páni­co. A tal gra­do que en los últi­mos días el gobierno se ha vis­to en la obli­ga­ción de que es una enfer­me­dad para la que  si hay cura y que hay los medi­ca­men­tos nece­sa­rios para hacer­lo. Esta para­noia se ha con­ta­gia­do al mun­do ente­ro y ha comenzado
a tener efec­tos eco­nó­mi­cos impor­tan­tes, dis­mi­nu­ción de vue­los, dis­mi­nu­ción de con­su­mo del puer­co a pesar en que se ha insis­ti­do en que no se pue­de trans­mi­tir la gri­pe de esa mane­ra, en algu­nos paí­ses como en Egip­to se ha lle­ga­do has­ta matar masi­va­men­te puer­cos sin deter­mi­nar si esta­ban enfer­mos o no. 

Un efec­to impor­tan­te para Méxi­co es la caí­da del turis­mo inter­na­cio­nal. Ya de por si la ima­gen del país ha sufri­do mucho por la difu­sión de la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co que pre­sen­ta cons­tan­te­men­te situa­cio­nes de vio­len­cia en nues­tro país, la dicha epi­de­mia vino a com­ple­tar la ima­gen de un país ries­go­so para vaca­cio­nar, con las con­se­cuen­cias que esto ten­drá a nivel económico.

Qui­zá no mue­ran muchas per­so­nas por este virus, lo cier­to es que muchos mexi­ca­nos están vivien­do pro­ble­mas para sobre­vi­vir. Esta­mos acos­tum­bra­dos a medir en tér­mi­nos esta­dís­ti­cos la con­se­cuen­cias de una cri­sis como la que vive aho­ra Méxi­co, por ejem­plo se habló de la dis­mi­nu­ción del PIB en Chi­na por la gri­pa avia­ria, pero habien­do tra­ba­ja­do lar­go tiem­po con pobla­cio­nes vul­ne­ra­bles soy sen­si­ble a las his­to­rias y a las con­di­cio­nes con­cre­tas de exis­ten­cia de las per­so­nas que habi­tan en este país. En estos días me ha impre­sio­na­do ver que muchos de los ven­de­do­res ambu­lan­tes han des­apa­re­ci­do de las calles, en gran par­te por­que nadie com­pra, hay varios millo­nes de per­so­nas en Méxi­co que viven del comer­cio infor­mal, esto supo­ne que es gen­te que qui­zá no ha teni­do don­de comer, o don­de dor­mir, pues viven al día. Es el caso de una fami­lia impli­ca­da en nues­tros estu­dios y que viven del tra­ba­jo del padre en la calle lim­pian­do para­bri­sas, cada día deben con­se­guir el dine­ro para pagar un cuar­to y la comi­da del día. Está tam­bién el caso de las per­so­nas mayo­res pobres que viven solas y que tie­nen mie­do de salir a tra­ba­jar o qui­zá has­ta de hacer las compras.

Las per­so­nas que tra­ba­jan en el comer­cio de los mer­ca­dos ambu­lan­tes y que aho­ra no van por­que no les dejan poner­se o bien si van la gen­te no acu­de a com­prar, fami­lias ente­ras están en cri­sis por la fal­ta de ingre­so coti­diano. Cono­cí el caso de una seño­ra que vive de ven­der comi­da a los alba­ñi­les, en estos días pre­pa­ró comi­da para lle­var­la, pero nadie le qui­so com­prar, la seño­ra tuvo que tirar la comi­da pues no tenía lugar don­de refri­ge­rar­la per­dien­do ade­más una can­ti­dad con­si­de­ra­ble de dine­ro que es su inver­sión dia­ria para ganar algo con lo cual man­te­ner­se. Me gus­ta­ría saber cuan­tas per­so­nas en Méxi­co han teni­do pro­ble­mas de salud debi­das al stress: migra­ñas, hiper­ten­sión y has­ta infar­tos. La preo­cu­pa­ción de enfer­mar­se, el mie­do, la ten­sión de per­der sus nego­cios, de no poder pagar sus deu­das etc.,  Sería intere­san­te que las auto­ri­da­des se ocu­pa­ran tam­bién de mirar y mos­trar las esta­dís­ti­cas del aumen­to de enfer­me­da­des debi­das a la ten­sión emo­cio­nal y social.

 

Inequidad social hasta en la epidemia de miedo

Si pode­mos cons­ta­tar que las per­so­nas más vul­ne­ra­bles han aumen­ta­do su difi­cul­tad para sub­sis­tir, tam­bién cons­ta­ta­mos que las per­so­nas más ricas se han enri­que­ci­do con esta epi­de­mia, por ejem­plo los fabri­can­tes de los cubre bocas, cuan­do tuve gri­pa hace un mes com­pré cubre bocas para no con­ta­giar al pró­ji­mo y los com­pré en tres pesos, en esta cri­sis subie­ron el pre­cio a 10 por uni­dad, es decir tres veces su valor de ven­ta. Los gran­des super­mer­ca­dos tam­bién incre­men­ta­ron sus ven­tas entre otras cosas por el páni­co de pade­cer de ali­men­tos, uno de los rumo­res que reco­rrie­ron la ciu­dad en estos días. El  hecho de poner a dis­po­si­ción del clien­te hacer pedi­dos por Inter­net, incre­men­tó tam­bién sus ven­tas, pues así la
gen­te podía que­dar­se en sus casas, Evi­den­te­men­te tam­bién se relan­za la indus­tria far­ma­céu­ti­ca los pro­duc­to­res de anti­vi­ra­les y de vacunas. 

Aque­llos que tie­nen los medios eco­nó­mi­cos salie­ron corrien­do ya sea hacia otros paí­ses o bien hacia los cen­tros vaca­cio­na­les como Aca­pul­co, por cier­to has­ta aho­ra no se ha pro­du­ci­do un incre­men­to de la epi­de­mia en el res­to del país por la sali­da de los habi­tan­tes de la Ciu­dad de México.

 

Incredulidad en las Instituciones y en las autoridades 

Otro efec­to impor­tan­te de esta epi­de­mia de mie­do pro­du­ci­da por el mane­jo que se ha dado a la apa­ri­ción del virus AN1H1 es la de poner en duda las razo­nes para dete­ner el fun­cio­na­mien­to de un país como se ha hecho en Méxi­co en los últi­mos días. Han cir­cu­la­do muchos men­sa­jes elec­tró­ni­cos hacien­do hipó­te­sis que alu­den a las razo­nes por las cua­les el gobierno podría haber actua­do de esta mane­ra y que no ten­drían que ver con el virus. Se ha habla­do de la doc­tri­na del Shock que per­mi­te poner a una pobla­ción en esta­do de vul­ne­ra­bi­li­dad sin defen­sas para reac­cio­nar ante hechos gra­ves[12] que debe­rían ser anun­cia­dos des­pués de esta cri­sis, se ha habla­do tam­bién a un acuer­do pac­ta­do por Cal­de­rón y Bush sobre segu­ri­dad y desa­rro­llo en el mar­co de la Alian­za para la Segu­ri­dad y la Pros­pe­ri­dad de Amé­ri­ca del Nor­te es un espa­cio tri­la­te­ral cons­trui­do des­de el 2005 mien­tras era pre­si­den­te en Méxi­co Vicen­te Fox. En el se iden­ti­fi­ca la idea de pros­pe­ri­dad con el libre comercio.

Han esta­do tra­ba­jan­do múl­ti­ples gru­pos de los tres gobier­nos, ade­más de (ASPAN) en el caso de Méxi­co sin acuer­do del Con­gre­so de la Unión [13] en don­de se tra­ta­ron pro­ble­mas ener­gé­ti­cos en par­ti­cu­lar el del petró­leo  en abril del 2008, los mexi­ca­nos aho­ra están preo­cu­pa­dos por la inter­ven­ción del ejer­ci­to nor­te­ame­ri­cano en Méxi­co y lo que sig­ni­fi­ca­ría esto para la sobe­ra­nía en México. 

Se ha alu­di­do tam­bién al for­ta­le­ci­mien­to de la pre­sen­cia del ejer­ci­to a tra­vés de su inter­ven­ción en cri­sis para pro­ble­mas de salud y en algu­nas medi­das toma­das por el pre­si­den­te Cal­de­rón que aten­tan a las garan­tías indi­vi­dua­les de los ciu­da­da­nos mexi­ca­nos, como el de alla­nar domi­ci­lios de per­so­nas enfer­mas para obli­gar­les a que se tra­ten sin auto­ri­za­ción judi­cial, o para dis­per­sar mani­fes­ta­cio­nes que aten­ten con­tra la salud. En todo caso se ha sub­ra­ya­do el hecho de que tam­bién es la mane­ra de man­te­ner al pue­blo quie­to y sin res­pues­ta en don­de el cubre bocas es más que una Metá­fo­ra de la situación.

Ha habi­do tam­bién hipó­te­sis en cuan­to al bio­te­rro­ris­mo como una mane­ra de relan­zar la eco­no­mía. Lo cier­to es que la reac­ción del pue­blo mexi­cano mues­tra la fal­ta de cre­di­bi­li­dad al gobierno y espe­re­mos que no des­em­bo­que en cri­sis de gober­na­bi­li­dad. Como dije­ra el titu­lo de algún artícu­lo perio­dís­ti­co que leí recien­te­men­te. El gobierno tie­ne las defen­sas bajas.

 

Casualidad o causalidad

Hay dos hechos que lla­man la aten­ción enor­me­men­te y que tam­bién han sido evo­ca­dos en los men­sa­jes inter­cam­bia­dos por la población 

·         El prés­ta­mo con­ce­di­do a Méxi­co por el Fon­do Mone­ta­rio Internacional 

De acuer­do con el perió­di­co El Universal :

El 1 de abril, la Comi­sión de
Cam­bios que es inte­gra­da por la Secre­ta­ría de Hacien­da y el Ban­co de Méxi­co infor­mó que se había soli­ci­ta­do una línea de cré­di­to por 47 mil millo­nes de dóla­res al FMI.El direc­to­rio eje­cu­ti­vo del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI) apro­bó for­mal­men­te la soli­ci­tud que hizo Méxi­co para obte­ner ésta línea de cre­di­to. Al res­pec­to, el FMI deta­lló que las auto­ri­da­des de Méxi­co mani­fes­ta­ron su inten­ción de que el acuer­do sea de carác­ter pre­cau­to­rio y no pre­vén uti­li­zar los recursos. 

La LCF (Línea de cré­di­to fle­xi­ble)  es una línea de cré­di­to espe­cial­men­te útil para la pre­ven­ción de la cri­sis, ya que brin­da fle­xi­bi­li­dad para usar los recur­sos en cual­quier momen­to. [14]

Hace algu­nos meses cuan­do se habló de que le FMI se encon­tra­ba en cri­sis y que reque­ría dar pres­ta­mos para reini­ciar el meca­nis­mo de pro­duc­ción de rique­za, la preo­cu­pa­ción del pue­blo mexi­cano va en el sen­ti­do de que tal deu­da ten­drá que ser paga­da por el pue­blo mexi­cano y a cos­ta de res­tric­cio­nes que ya cono­ce­mos en cuan­to al pro­ce­der del FMI 

·         La fir­ma de un acuer­do de la cons­truc­ción de una plan­ta de fabri­ca­ción de vacu­nas con­tra la gri­pe duran­te  la visi­ta del pre­si­den­te de Fran­cia Nico­lás Sarkozi 

La empre­sa far­ma­céu­ti­ca Sano­fi-Aven­tis (Fran­cia) fir­mó en mar­zo pasa­do un acuer­do para pro­du­cir vacu­nas con­tra la gri­pe en Méxi­co… ¡Y unas sema­nas des­pués esta­lla la pan­de­mia!. Ade­más, la OMS infor­mó hoy que aler­tó en 1999 a Méxi­co sobre la fal­ta de labo­ra­to­rios para enfren­tar epi­de­mias.[15]

Los artícu­los de aná­li­sis polí­ti­co plan­tean que des­de el 2005 se dibu­jó un esce­na­rio de pan­de­mia por el virus aviar de la influen­za y a tra­vés de un mode­lo mate­má­ti­co que cal­cu­la­ba la mane­ra en que este debía pro­pa­gar­se, se dice que dicho mode­lo mate­má­ti­co se uti­li­zó aho­ra para el caso del virus porcino 

El Blog del Uni­ver­sal seña­la el 27 de abril de este año que:

 En su edi­ción de esta sema­na, la revis­ta Pro­ce­so rese­ña una serie de docu­men­tos ofi­cia­les que mues­tran como, a par­tir de casos en otros paí­ses, el gobierno fede­ral ya espe­ra­ba un posi­ble bro­te de influen­za.
El sema­na­rio seña­la que “ya en el Plan Nacio­nal de Pre­pa­ra­ción y Res­pues­ta ante una Pan­de­mia de Influen­za, de 2006, el gobierno mexi­cano puso como ejem­plo el caso de Hong Kong, don­de en 2002 la influen­za cau­só 299 defun­cio­nes y una pér­di­da de alre­de­dor del 7 % del Pro­duc­to Interno Bru­to.
“Con los pará­me­tros de la pan­de­mia de la lla­ma­da gri­pe espa­ño­la en 1918, se ha esti­ma­do, median­te un mode­lo mate­má­ti­co, el impac­to que podría tener una pan­de­mia actual en Méxi­co: en seis meses, resul­ta­ría ‘35 por cien­to de la pobla­ción infec­ta­da; 200 mil muer­tes; 25 millo­nes de con­sul­tas y 500 mil hos­pi­ta­li­za­dos’”, apun­ta Pro­ce­so.[16]

 

Lazo social y miedo 

Uno de los efec­tos deplo­ra­bles de esta epi­de­mia de para­noia pro­du­ci­da por la mane­ra de mane­jar este des­afor­tu­na­do hecho de la apa­ri­ción del virus AN1H1 es la frac­tu­ra del lazo
social en Méxi­co ya de por si afec­ta­do por la inse­gu­ri­dad en el país y las con­se­cuen­cias de lucha con­tra el narcotráfico.

Méxi­co era un país en don­de la gen­te se habla­ba fácil­men­te y se per­ci­bía un ambien­te cali­do, de ama­bi­li­dad y de fies­ta, esto ocu­rría hace muy poco tiempo. 

Sin embar­go la inse­gu­ri­dad, la pre­sen­cia del ejer­ci­to y aho­ra la gri­pe por­ci­na han hecho de los luga­res públi­cos sitios peli­gro­sos para quien quie­re tran­qui­li­dad y seguridad.

Lo que yo pude per­ci­bir en la calle en los cen­tros comer­cia­les es que la gen­te te mira eva­luan­do si eres un ries­go para ellos detrás de los tapa­bo­cas hay caras de preo­cu­pa­ción, de mie­do de ser agre­di­do, lo que pro­du­ce des­con­fian­za y fal­ta de soli­da­ri­dad. Una ami­ga me con­ta­ba que en el metro de la Ciu­dad de Méxi­co un señor estor­nu­dó y todas las per­so­nas en el vagón comen­za­ron a gri­tar: bájen­lo, sáquen­lo de aquí, final­men­te no podían saber si el estor­nu­do era de un cata­rro común o si alguno de aque­llos que no habían estor­nu­da­do podía con­ta­giar­los más, pero las con­di­cio­nes esta­ban cons­trui­das para pro­du­cir recha­zo hacia los demás. ¿Como vamos a hacer des­pués para recu­pe­rar la con­fian­za entre unos y otros, para no ver­nos como posi­bles enemi­gos y dejar actuar con hostilidad?

Conclusiones provisionales:

Aun­que que­dan muchas pre­gun­tas sin res­pues­ta creo que este reco­rri­do me per­mi­te avan­zar algu­nas conclusiones:

  • Hubie­ra sido pre­fe­ri­ble no lan­zar una movi­li­za­ción de esta mane­ra has­ta no cer­cio­rar­se de las carac­te­rís­ti­cas del virus y de su gra­do de mor­ta­li­dad. Se podría haber empe­za­do con una cam­pa­ña con los camio­nes que están en dife­ren­tes pun­tos de la ciu­dad (por cier­to todos nue­vos) en don­de se ofre­ce orien­ta­ción y aten­ción médi­ca a la pobla­ción. Las con­se­cuen­cias de la epi­de­mia de mie­do y de para­noia son más dañi­nas de lo que  ha sido el pro­pio virus.

  • Se han uti­li­za­do argu­men­tos fala­ces como el hecho ejem­plo la epi­de­mia de gri­pe espa­ño­la en 1918 cuan­do en ese tiem­po no había anti­bió­ti­cos para el tra­ta­mien­to de las com­pli­ca­cio­nes de la gri­pe como los hay ahora.

  • Los medios masi­vos han sido muy ama­ri­llis­tas y en ese sen­ti­do han sido res­pon­sa­bles de la epi­de­mia de mie­do y para­noia. Hoy mis­mo escu­ché un noti­cie­ro espa­ñol dicien­do que en Méxi­co ha habi­do más de 300 muer­tes cuan­do se han con­fir­ma­do solo 22. El efec­to mari­po­sa ya se echó a andar y no sabe­mos don­de va a terminar

  • La más gra­ve para mi es que los aspec­tos eco­nó­mi­cos pre­do­mi­nan sobre los aspec­tos huma­nos en el tra­ta­mien­to de las enfer­me­da­des. Hay muchas cosas que se callan por no con­tra­de­cir a los pro­pie­ta­rios de los gran­des capi­ta­les, hay cosas que se exa­ge­ran para pro­du­cir ayu­da internacional

Qui­sie­ra ter­mi­nar esta refle­xión con una infor­ma­ción que escu­ché en una pro­gra­ma rea­li­za­do fue­ra de Méxi­co que resul­ta espe­ran­za­dor en cuan­to a la pan­de­mia de gri­pe, aun­que no en cuan­to a las con­se­cuen­cias de la epi­de­mia de mie­do y para­noia en Méxi­co. Un espe­cia­lis­ta entre­vis­ta­do decía: El virus AN1H1 es de fácil difu­sión pero de baja mor­ta­li­dad, las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas no favo­re­cen su difu­sión por lo tan­to en el oto­ño se con­ta­rá ya con la vacu­na y lo que ocu­rre aho­ra habría que leer­lo bajo la cla­ve de prevención. 


[1] www.gpo13.com/Bancos/Prevencion%20y%
20Control%20de%20las%20Infeccione…)

[3] http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/1204657/04/09/Nadie-se-alarma-por-las-casi-500000-muertes-anuales-de-gripe-comun-en-el-mundo.html

[4]ttp://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/EXTSPPAISES/LACINSPANISHEXT/MEXICOINSPANISHEXT/0„contentMDK:20809792~pagePK:149

[5]http://www.coneval.gob.mx/coneval2/htmls/medicion_pobreza/HomeMedicionPobreza.jsp?categorias=MED_POBREZA,MED_POBREZA-medicion

[7] http://organicconsumers.org/ACO/artículos_15620.cfm

[9] http://www.insp.mx/Portal/Inf/seminarios/presentaciones/sida_25_anios.pdf

[10] http://www.lasalud.com.mx/?aid=4616

[11] (http://www.montefenix.com.mx/pdf/140-tabaquismo.pdf)

[12] Véa­se la doc­tri­na del shock de Noe­mi Klein y Cua­ron en Internet 

[13] http://www.rmalc.org.mx/aspan/misc/sstenografica_conferencia_GPPRD_sobre_Aspan.pdf

[15]http://www.panoramadiario.com/internacional/articulo/articulo/18/casualidad-farmaceutica-acordo-en-marzo-producir-vacunas-en-mexico/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *