Carta Abierta de la FSM

Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal de Soli­da­ri­dad
con el Sin­di­ca­to Mexi­cano de Elec­tri­cis­tas, SME
11–12 de mar­zo, Ciu­dad de México

Carta Abierta de la FSM

Ciu­dad de Méxi­co, 11 de mar­zo de 2010.

Sr. Feli­pe Cal­de­rón Hino­jo­sa
Pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos Mexi­ca­nos
Pre­sen­te.

Con copia al Con­gre­so de la Unión, Supre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Nación y Emba­ja­das o Con­su­la­dos de Méxi­co en el Mundo:

Los repre­sen­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les inter­na­cio­na­les aba­jo fir­man­tes, par­ti­ci­pan­tes en la Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal de Soli­da­ri­dad con el Sin­di­ca­to Mexi­cano de Elec­tri­cis­tas, rea­li­za­da los días 11 y 12 de mar­zo de 2010, en la Ciu­dad de Méxi­co, mani­fes­ta­mos a Usted lo siguiente:

1- Hemos cons­ta­ta­do con pro­fun­da cons­ter­na­ción que vues­tro gobierno ha ins­tru­men­ta­do un decre­to para la extin­ción de Luz y Fuer­za del Cen­tro, median­te el asal­to poli­cial y mili­tar, que ha teni­do como con­se­cuen­cia inme­dia­ta la afec­ta­ción a 44 mil elec­tri­cis­tas acti­vos y 22 mil jubi­la­dos, y sus fami­lias, encon­trán­do­se hoy en día fue­ra de sus cen­tros de trabajo.

2- Somos cono­ce­do­res que, his­tó­ri­ca­men­te, los gobier­nos mexi­ca­nos han sido res­pe­tuo­sos de la lega­li­dad cons­ti­tu­cio­nal. Más aún, Méxi­co ha sido tra­di­cio­nal­men­te la casa de muchos exi­lia­dos del mun­do. Por ello, nos cau­sa cons­ter­na­ción que a los tra­ba­ja­do­res elec­tri­cis­tas del SME se les agra­vie expul­sán­do­los de su fuen­te de tra­ba­jo con las con­se­cuen­cias que ello ocasiona.

3- Nos indig­na que miles de tra­ba­ja­do­res elec­tri­cis­tas lle­ven ya varios meses sin per­ci­bir sus sala­rios evi­tán­do­les lle­var el sus­ten­to vital a sus fami­lias, lo cual ofen­de a la dig­ni­dad humana.

4- Es preo­cu­pan­te en la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que el gobierno que usted pre­si­de no haya bus­ca­do una solu­ción satis­fac­to­ria. Un gobierno demo­crá­ti­co debe dia­lo­gar con sus repre­sen­ta­dos. En el pre­sen­te caso, deman­da­mos que todos los elec­tri­cis­tas sean rein­te­gra­dos en sus pues­tos y cen­tros de trabajo.

5- Deman­da­mos una solu­ción inme­dia­ta favo­ra­ble a los elec­tri­cis­tas del SME. No desea­ría­mos tocar este pun­to en la pró­xi­ma Con­fe­ren­cia de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT), y orga­nis­mos inter­na­cio­na­les corres­pon­dien­tes. No qui­sié­ra­mos pen­sar que este tipo de pro­ble­mas, que han ocu­rri­do con dic­ta­du­ras san­grien­tas, suce­dan en un país como Méxi­co. Un país demo­crá­ti­co debe reco­no­cer a las ins­ti­tu­cio­nes sin­di­ca­les, como ocu­rre, por ejem­plo, en los paí­ses de la Unión Euro­pea, y gran par­te de los paí­ses latinoamericanos.

Esta­re­mos aten­tos a la solu­ción de su gobierno en favor de los elec­tri­cis­tas del SME.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *