CIUDADANIZAR LA POLITICA (3ª. Y última)

En ese sen­ti­do me atre­ví a diag­nos­ti­car que si una bue­na par­te de los mexi­ca­nos de los que están en edad y posi­bi­li­da­des de votar, ya hemos ido apren­dien­do que el sufra­gio es una herra­mien­ta muy impor­tan­te para influir en el rum­bo de la nación, por­que sir­ve para ele­gir a nues­tros repre­sen­tan­tes, para cas­ti­gar­los negán­do­les el voto o para humi­llar­los anu­lan­do nues­tro sufra­gio, esto es ape­nas un pri­mer pasi­to para ir “ciu­da­da­ni­zan­do” (usan­do este tér­mino en con­tra­par­ti­da a ser un vasa­llo) la política. 

Y que un segun­do pasi­to hacia allá, es lograr que todos los ciu­da­da­nos mexi­ca­nos vigi­le­mos per­ma­nen­te­men­te a los elec­tos y a su bola de ayu­dan­tes, para que fun­cio­nen, para que pro­duz­can, para que rin­dan cuen­tas, para que sean hones­tos y efi­cien­tes, para que nos ofrez­can bue­nos resul­ta­dos. O sea, ejer­cer un mar­ca­je per­so­nal sobre ellos, mos­trán­do­les el chi­co­ti­to de la ley, jalár­les la rien­da cuan­do se quie­ran pasar de vivos. Que en este sen­ti­do cada ciu­da­dano “adop­te­mos” a un ser­vi­dor públi­co y si este no está hacien­do bien las cosas, denun­ciar­lo de inme­dia­to para que se corri­ja o se le castigue. 

Esta, sugie­ro, debe­ría ser una tarea a rea­li­zar de inme­dia­to y no espe­rar a que todos apren­dan a dar el pri­mer pasi­to. Si esta­mos de acuer­do, enton­ces demos el segundo. 

Y en esto últi­mo, si me lo per­mi­ten, esti­ma­dos y esti­ma­das, quie­ro enfatizar. 

Pues no están uste­des para saber­lo, ni yo para con­tar­lo (pues hay mejo­res para ello) pero fíjen­se que en el dia­rio El Finan­cie­ro de este día, p. 31, leí una nota que abo­na en el sen­ti­do referido. 

Va el titu­lo de la nota: “Gobierno, al mar­gen de la admi­nis­tra­ción públi­ca: CEEY, …Pre­sen­tan aca­dé­mi­cos, estu­dio de desem­pe­ño.  De  5.18 la cali­fi­ca­ción del Presidente”.

Pare­ce un con­tra­sen­ti­do (la cabe­za de la admi­nis­tra­ción públi­ca ¡al mar­gen de ella!) pero no solo es cier­to  sino que dicha con­clu­sión se pue­de y debe decir en plu­ral, es decir, dicha con­clu­sión apli­ca para todos los gobier­nos esta­ta­les, muni­ci­pa­les y fede­ral. Y lo afir­mo por expe­rien­cia pro­pia. Lo que me ha toca­do vivir en los últi­mos 19 años – como ser­vi­dor públi­co o como ase­sor, o como con­sul­tor o ase­sor externo o como capa­ci­ta­dor o faci­li­ta­dor, de gobier­nos dele­ga­cio­na­les, muni­ci­pa­les, y el del DF, corro­bo­ra lo que dice la nota. La ava­lo, al cien por ciento.

La gene­ra­li­dad de los gober­nan­tes y ane­xo a los legis­la­do­res en ésta a afir­ma­ción, no la hacen por­que no saben cómo hacer­lo. Por inex­per­tos y/o ígna­ros, los ser­vi­do­res públi­cos (acla­ro que siem­pre hay excep­cio­nes)  son aje­nos a la labor que desem­pe­ñan. Por eso hay que vigilarlos. 

 Con un diag­nós­ti­co – con­ti­nua la nota refe­ri­da – de 50 exper­tos inves­ti­ga­do­res de las mas pres­ti­gia­das ins­ti­tu­cio­nes del país, — CIDE, UNAM. ITAM, ITESM, COMEX, entre otras —  el Cen­tro de Estu­dios Espi­no­za Ygle­sias, con­clu­yó que en una esca­la de 10, la admi­nis­tra­ción del Pre­si­den­te, obtu­vo una cali­fi­ca­ción pro­me­dio, de ape­nas 5.1 por cien­to, por lo que no lle­ga al míni­mo apro­ba­to­rio.”. Es más, de los 9 gran­des rubros eva­lua­dos, el desem­pe­ño del Poder Eje­cu­ti­vo solo apro­bó en uno, Eco­no­mía y Finan­zas  Públi­cas, con 6.4. En el res­to no lle­gó a 6. 

La cau­sa prin­ci­pal es que “gobier­na sin la admi­nis­tra­ción públi­ca fede­ral y solo con un peque­ño circu­lo de impro­vi­sa­dos sin capa­ci­dad de eje­cu­tar”. Y etc etc. 

Y ahí está la cla­ve. La gene­ra­li­dad de los gobier­nos, hacen lo mis­mo.  Sus dis­cur­sos y a veces has­ta sus deci­sio­nes for­ma­les van en un sen­ti­do, pero el res­to de su administraci&
oacute;n van para otro lado. 

Como sé que uste­des ana­li­za­rán con cui­da­do dicho diag­nós­ti­co, les com­par­to mi con­clu­sión: Hay que vigi­lar a los ser­vi­do­res públi­cos elec­tos y ayu­dan­tes que le acom­pa­ñan. Oja­lá esos aca­dé­mi­cos hagan lo mis­mo con los gobier­nos esta­ta­les y muni­ci­pa­les y con los otros dos pode­res. Se van a encon­trar con la mis­ma situa­ción. Oja­lá y el res­to de los ciu­da­da­nos, asu­ma­mos como pro­pia dicha tarea de eva­luar per­ma­nen­te­men­te a los ser­vi­do­res públi­cos. Si salen mal los exhi­bi­mos, los cas­ti­ga­mos y pone­mos a otros. Y…

Mis comer­cia­les: 1) Gra­cias a quie­nes acu­die­ron a la invi­ta­ción de par­ti­ci­par en la con­fe­ren­cia de don Miguel Angel Gra­na­dos Cha­pa, el mar­tes pasa­do. Gra­cias a don Miguel Angel que se com­por­tó como el maes­tro que es. Y 2) Si Fu Shi Yan Ming, mon­je Shao­lín vie­ne a Méxi­co los días 30 y 31 de julio y 1 y 2 de agos­to. Dichos días, de 5 de la maña­na a las 22 horas, con­du­ce un Reti­ro  que inclu­ye ense­ñan­za y prác­ti­ca de Kung Fu, Tai Chi  Chuan,  Chi Kung y Budis­mo. ¿Gus­tan acu­dir? Es algo mas que tirar la poli­lla. Al final que­da uno tan filo­so como una daga.   Lue­go les pla­ti­co mas del asunto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *