Contrainforme #YoSoy132

1. Demo­cra­ti­za­ción de los medios de comu­ni­ca­ción, infor­ma­ción y Difusión

El sexe­nio de Feli­pe Cal­de­rón Hino­jo­sa en lo que tie­ne que ver con medios de infor­ma­ción es un sexe­nio muer­to. En legis­la­ción no hubo avan­ce, en tele­co­mu­ni­ca­cio­nes se pro­pi­ció la con­cen­tra­ción en manos de las mis­mas vora­ces empre­sas que han secues­tra­do el espec­tro radio­eléc­tri­co pro­pie­dad de los mexi­ca­nos. Se per­si­guió y vio­len­tó a ciu­da­da­nos que bus­can crear sus pro­pios medios a tra­vés de radios comu­ni­ta­rias; y se carac­te­ri­zó por las per­se­cu­cio­nes, agre­sio­nes y ase­si­na­tos de periodistas.

Feli­pe Cal­de­rón no sólo asu­mió una acti­tud irres­pon­sa­ble y omi­sa fren­te a la crea­ción de un nue­vo régi­men de medios, sino que ha demos­tra­do su inte­rés por hacer valer el orden jurí­di­co vigen­te para des­ple­gar accio­nes auto­ri­ta­rias y favo­re­cer al duo­po­lio tele­vi­si­vo. Feli­pe Cal­de­rón Hino­jo­sa lucró polí­ti­ca­men­te con la ausen­cia cons­ti­tu­cio­nal y legal de una polí­ti­ca de Esta­do rela­ti­va a medios de comunicación.

Una situa­ción simu­lar pode­mos obser­var en el ámbi­to de las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes. Tres casos son mues­tra de la polí­ti­ca de dis­cre­cio­na­li­dad del actual gobierno: la lici­ta­ción 21 don­de favo­re­ce a Tele­vi­sa y Nex­tel; la fusión Tele­vi­sa-Iusa­cell nue­va­men­te en bene­fi­cio de Gru­po Tele­vi­sa y Gru­po Sali­nas; y el “res­ca­te” de la ban­da de 2.5 Ghz debi­do a la pre­sión ejer­ci­da por Gru­po Tele­vi­sa. El gobierno de Feli­pe Cal­de­rón ha hecho uso de un bien de la nación para bene­fi­ciar a los con­sor­cios mediá­ti­cos lesio­nan­do con ello a las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas de este país, debi­do a que per­mi­tió a Tele­vi­sa ingre­sar al mer­ca­do de la tele­fo­nía. Tele­vi­sa y TV Azte­ca como socios con­cen­tran el 88 por cien­to de las con­ce­sio­nes de tele­vi­sión abier­ta, tenien­do 94.4 por cien­to de la audien­cia tele­vi­si­va, lo cual les favo­re­ce con un 58 por cien­to del total de la inver­sión publi­ci­ta­ria, reci­bien­do 30 por cien­to del gas­to de comu­ni­ca­ción social fede­ral según los mis­mos datos de la COFETEL.

Por otro lado, el gobierno de este sexe­nio se com­pro­me­tió en varias oca­sio­nes a abo­lir la bre­cha digi­tal así como fomen­tar la com­pe­ten­cia de aque­llos que ofre­cen el ser­vi­cio de inter­co­ne­xión. Sin embar­go, el esca­so acce­so a Inter­net, debi­do a los altos pre­cios de cone­xión y la esca­sa infra­es­truc­tu­ra de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, impi­de el des­plie­gue de las redes. Al mis­mo tiem­po, la alfa­be­ti­za­ción digi­tal es toda­vía defi­cien­te. A lo ante­rior pode­mos agre­gar el inten­to de cri­mi­na­li­za­ción de los pocos usua­rios de inter­net, un tema recu­rren­te en este sexe­nio. Ejem­plo de ello es el inten­to de la apro­ba­ción deli­be­ra­da y tram­po­sa del Acuer­do Comer­cial Anti-Fal­si­fi­ca­ción (ACTA), el cual cons­ti­tu­ye un gra­ve retro­ce­so en el ejer­ci­cio de los dere­chos a la infor­ma­ción y a la libre expre­sión. A estas altu­ras del sexe­nio de los 112 millo­nes que habi­ta­mos el terri­to­rio nacio­nal ape­nas 9 millo­nes tene­mos compu­tado­ra en casa, de los cua­les sólo 6.9 millo­nes tie­nen acce­so a Inter­net, lo que nos deja con un pro­me­dio de pene­tra­ción esti­ma­da del 30.7% colo­cán­do­nos a 2.7 pun­tos por­cen­tua­les deba­jo de la media mun­dial y de ‑8.8 pun­tos del 39.5% que es de la media Latinoamericana.

Mien­tras a los gran­des con­sor­cios mediá­ti­cos el gobierno fede­ral con­ce­dió lici­ta­cio­nes a pre­cio de gan­ga, a los esfuer­zos ciu­da­da­nos por crear sus pro­pios medios los per­si­gue y agre­de. La labor que desem­pe­ñan las radios comu­ni­ta­rias aten­dien­do a las voces menos favo­re­ci­das de la socie­dad, lle­van­do infor­ma­ción acor­de con sus nece­si­da­des, las con­vier­te en una herra­mien­ta por exce­len­cia para que las comu­ni­da­des pue­dan ejer­cer amplia­men­te su dere­cho a la infor­ma­ción y libre expre­sión. Estas son algu­nas de las Radios Comu­ni­ta­rias que han sido vio­len­ta­das duran­te este sexe­nio: Radio Diver­si­dad Vera­cruz; Radio Tie­rra y Liber­tad Nue­vo León; Radio Ueka­kua Michoa­cán; Radio Eiam­pi­ti; Radio Ñomn­daa Gue­rre­ro. Las cua­les han sido agre­di­das y per­se­gui­das por el gobierno federal.

La cri­sis de segu­ri­dad públi­ca del sexe­nio se vio refle­ja­da en
el ejer­ci­cio de la liber­tad de expre­sión regis­trán­do­se un incre­men­to preo­cu­pan­te de la vio­len­cia y la cen­su­ra sobre perio­dis­tas y comu­ni­ca­do­res. Des­de el año 2000 se han regis­tra­do 72 perio­dis­tas o comu­ni­ca­do­res ase­si­na­dos, 13 des­apa­re­ci­dos y 40 ata­ques a ins­ta­la­cio­nes de medios de comu­ni­ca­ción. Tan sólo en el año 2011 se regis­tra­ron 172 agre­sio­nes en con­tra de perio­dis­tas y comu­ni­ca­do­res, que van de ame­na­zas, a ase­si­na­tos, des­apa­ri­cio­nes, des­pla­za­mien­tos for­za­dos, pri­va­ción ile­gal de la liber­tad, ata­que ciber­né­ti­co, y accio­nes legales.

Des­ta­ca­mos que duran­te el sexe­nio de Feli­pe Cal­de­rón, el patrón de la vio­len­cia con­tra la pren­sa cam­bió sus carac­te­rís­ti­cas, a lo lar­go de estos seis años al pro­ble­ma de la cen­su­ra, se agre­gó el esce­na­rio de los perio­dis­tas rehe­nes y ata­ques a direc­tos a las ins­ta­la­cio­nes de los medios de comu­ni­ca­ción. En torno a la cen­su­ra des­ta­có que “el ata­que sobre el gre­mio de perio­dis­tas a nivel nacio­nal por par­te de fun­cio­na­rios públi­cos reba­só el 53 por cien­to de los casos, mien­tras que los atri­bui­bles al cri­men orga­ni­za­do se encuen­tran sobre el 13 por cien­to”, los casos de Lydia Cacho y el de Car­men Aris­te­gui, resul­tan en este sen­ti­do para­dig­má­ti­cos. Es así como que­da des­men­ti­do el dis­cur­so ofi­cial de que el res­pon­sa­ble de la vio­len­tar la liber­tad de expre­sión en el país es el cri­men organizado.

Un Esta­do como el mexi­cano que no pue­de garan­ti­zar la inte­gri­dad físi­ca y moral de perio­dis­tas y comu­ni­ca­do­res, así como el acce­so y ges­tión de medios de comu­ni­ca­ción por par­te de la ciu­da­da­nía, no pue­de garan­ti­zar tam­po­co nues­tro dere­cho a la información.

Adi­cio­nal­men­te las estra­te­gias polí­ti­cas y metas actua­les del gobierno mexi­cano no esti­mu­lan la diver­si­dad en el con­te­ni­do de los medios. El gobierno fede­ral ha crea­do lazos de com­pli­ci­dad con la indus­tria cul­tu­ral, lo que ha impli­ca­do el for­ta­le­ci­mien­to, desa­rro­llo e inje­ren­cia de la ini­cia­ti­va pri­va­da nacio­nal y trans­na­cio­nal en mate­ria de com­pra, ven­ta y ren­ta de patri­mo­nio cul­tu­ral, obra de arte, pro­gra­mas de cine, radio y tele­vi­sión, lo que impli­ca que los reper­to­rios sim­bó­li­cos sean cons­trui­dos por los sis­te­mas jerár­qui­cos del poder cul­tu­ral, quie­nes deter­mi­nan los con­te­ni­dos de trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción en los diver­sos medios: radio, tele­vi­sión, museos, tea­tros, edi­to­ria­les, entre otros.

En vir­tud de lo ante­rior, denun­cia­mos que en mate­ria de polí­ti­cas de comu­ni­ca­cio­nes en Méxi­co hoy pri­va la corrup­ción, la simu­la­ción, la ile­ga­li­dad, la debi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal y regu­la­to­ria, la con­cen­tra­ción obs­ce­na de la rique­za en una éli­te empre­sa­rial; y don­de las polí­ti­cas públi­cas de comu­ni­ca­ción son con­tra­rias a los intere­ses de los ciu­da­da­nos mexi­ca­nos. Por la demo­cra­ti­za­ción de los medios de comu­ni­ca­ción en Méxi­co ¡#YoSoy132!

2. Cam­bio al mode­lo edu­ca­ti­vo, cien­tí­fi­co y tecnológico

La polí­ti­ca en torno a edu­ca­ción, cien­cia, tec­no­lo­gía y arte pre­sen­ta­da en el sexe­nio de Feli­pe Cal­de­rón ante­po­ne los intere­ses del sec­tor empre­sa­rial nacio­nal y glo­bal sobre las nece­si­da­des socia­les. En el caso de edu­ca­ción, los mode­los y pla­nes edu­ca­ti­vos se ade­cuan a un mer­ca­do labo­ral inequitativo.

Esto lo con­fir­ma aho­ra la recien­te Refor­ma Inte­gral a la Edu­ca­ción Media Supe­rior (RIEMS), en la que se cons­ta­ta que el mode­lo peda­gó­gi­co por com­pe­ten­cias y habi­li­da­des, imple­men­ta­do des­de el nivel bási­co, eli­mi­na pau­la­ti­na­men­te dis­ci­pli­nas per­te­ne­cien­tes a las Huma­ni­da­des y a las Cien­cias (como es el caso de la filo­so­fía y de la his­to­ria), y deja en su lugar asig­na­tu­ras mix­tas que abor­dan el cono­ci­mien­to de for­ma ses­ga­da y con­fu­sa; lo que cum­ple con el úni­co obje­ti­vo de sim­pli­fi­car el cono­ci­mien­to para for­mar obre­ros cer­ti­fi­ca­dos, y no suje­tos que aspi­ren a ser téc­ni­cos cali­fi­ca­dos o estu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios; y que, en no más de una déca­da, eli­mi­na­rá gene­ra­cio­nes de cien­tí­fi­cos y huma­nis­tas mexi­ca­nos y hará depen­der al país en su tota­li­dad de la tec­no­lo­gía y la cien­cia pro­du­ci­da en otros lados.

Tan­to la RIEB como la RIEMS reco­rren el camino de la masi­fi­ca­ción de habi­li­da­des bási­cas y
deja el cono­ci­mien­to espe­cia­li­za­do a los paí­ses desa­rro­lla­dos, con­vir­tién­do­lo en una pro­pie­dad para las éli­tes; hecho que con­de­na­ría al país al reza­go y el nulo cre­ci­mien­to en todos los ámbitos.

En este con­tex­to, la des­apa­ri­ción de los mode­los edu­ca­ti­vos como los del Cole­gio de Bachi­lle­res y la Pre­pa­ra­to­ria Abier­ta como los cono­ce­mos, gra­cias a la homo­lo­ga­ción de la currí­cu­la y la eli­mi­na­ción de mate­rias, es un cla­ro ejem­plo de esta refor­ma. Auna­do a esto, la SEP pre­ten­de maqui­llar las cifras de deser­ción al pro­po­ner un cer­ti­fi­ca­do par­cial; su pró­xi­mo argu­men­to será: no tene­mos deser­to­res sino nume­ro­sos cer­ti­fi­ca­dos parciales.

El ingre­só a una edu­ca­ción media y supe­rior de alto nivel aca­dé­mi­co, UNAM, UAM e IPN, es cada vez más difí­cil para los jóve­nes, debi­do a que el cre­ci­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas no corres­pon­de con la deman­da edu­ca­ti­va en nues­tro país. Las auto­ri­da­des edu­ca­ti­vas sos­tie­nen que los mejo­res estu­dian­tes ingre­san a la uni­ver­si­dad, sin embar­go, este argu­men­to se cae cuan­do con­tras­ta­mos las cifras del últi­mo examen de ingre­so a la UNAM, por ejem­plo: a nivel licen­cia­tu­ra fue­ron recha­za­dos aspi­ran­tes a la carre­ra de medi­ci­na, cuan­do obtu­vie­ron cien acier­tos de un examen de cien­to vein­tio­cho; es decir, la exce­len­cia en el examen de admi­sión no es sufi­cien­te para ingre­sar a una edu­ca­ción uni­ver­si­ta­ria. Con­se­cuen­cia de ello son los nume­ro­sos movi­mien­tos de recha­za­dos a nivel nacio­nal. Sin embar­go, las auto­ri­da­des edu­ca­ti­vas atri­bu­yen el fra­ca­so aca­dé­mi­co a los jóve­nes estu­dian­tes, cuan­do son ellos los res­pon­sa­bles de for­ta­le­cer y gene­rar nue­vas opcio­nes edu­ca­ti­vas de cali­dad. Ade­más, con­tras­ta el aban­dono eco­nó­mi­co a la edu­ca­ción públi­ca con el fuer­te apo­yo a uni­ver­si­da­des privadas.

Cien­cia y Tecnología.

El desa­rro­llo cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co es esen­cial para el cre­ci­mien­to social y eco­nó­mi­co de un país; le otor­ga a la socie­dad herra­mien­tas esen­cia­les para resol­ver pro­ble­má­ti­cas y nece­si­da­des diver­sas. A pesar de ello, en Méxi­co, la situa­ción del ámbi­to cien­tí­fi­co es rele­ga­da por el Estado.

Con rela­ción al finan­cia­mien­to, la ley de Cien­cia y Tec­no­lo­gía (emi­ti­da duran­te el man­da­to de Fox y rati­fi­ca­da por el gobierno de Feli­pe Cal­de­rón) esti­pu­la que el pre­su­pues­to para CyT no debe ser menor al 1% del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB), sin embar­go, la inver­sión en este sec­tor es menor al 0.5%.

Auna­do al pre­ca­rio pre­su­pues­to exis­ten­te, es mal admi­nis­tra­do y poco trans­pa­ren­ta­do. La ges­tión de polí­ti­cas públi­cas efi­cien­tes y prác­ti­cas es esen­cial para sacar a Méxi­co del reza­go en CyT en el que se encuen­tran, no obs­tan­te, los acto­res invo­lu­cra­dos en la revi­sión y apli­ca­ción de las leyes no cuen­tan con el nivel edu­ca­ti­vo nece­sa­rio en cien­cia y tecnología.

Otro pro­ble­ma cru­cial es el estí­mu­lo y empleo de los recur­sos huma­nos. Son muy pocos los pro­fe­sio­na­les en CyT que encuen­tran cabi­da en el sec­tor pro­duc­ti­vo mexi­cano, lo que fomen­ta la “fuga de cere­bros” y una ausen­cia de reno­va­ción gene­ra­cio­nal. La cien­cia y la tec­no­lo­gía limi­tan su labor y cre­ci­mien­to debi­do a los siguien­tes fac­to­res: bajo núme­ro de pla­zas dis­po­ni­bles en ins­ti­tu­cio­nes de inves­ti­ga­ción, pocas opcio­nes de inclu­sión en los cam­pos labo­ra­les afi­nes, esca­so y len­to desa­rro­llo regio­nal, cen­tra­li­za­ción de recur­sos; y una inade­cua­da legis­la­ción. Como con­se­cuen­cia, la pro­duc­ción de pro­fe­sio­na­les de la CyT en Méxi­co es baja en com­pa­ra­ción a otros paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca. Ade­más, en tér­mi­nos de pro­yec­ción, Méxi­co apor­ta sola­men­te el 0.65% del cono­ci­mien­to cien­tí­fi­co mundial.

El desa­rro­llo en Méxi­co debe gene­rar las con­di­cio­nes de auto­no­mía cien­tí­fi­ca y tec­no­ló­gi­ca. Sin embar­go, debi­do a que la inver­sión en desa­rro­llo e inno­va­ción es baja, Méxi­co impor­ta más del 95% de la tec­no­lo­gía uti­li­za­da por los sec­to­res pro­duc­ti­vos. Bajo este con­tex­to, la soli­ci­tud de paten­tes por ciu­da­da­nos, empre­sas o ins­ti­tu­cio­nes mexi­ca­nas es pobre. Es urgen­te defi­nir e impul­sar las áreas prio­ri­ta­rias del cono­ci­mien­to y la inno­va­ción tec­no­ló­gi­ca con el fin de gene­rar y for­ta­le­cer los recur­sos huma­nos que puedan
aten­der las diver­sas nece­si­da­des de la sociedad.

Res­pec­to al uso de los Orga­nis­mos Gené­ti­ca­men­te Modi­fi­ca­dos o trans­gé­ni­cos, estos pue­den tener un impac­to posi­ti­vo para la pobla­ción, pero en cier­tos casos su uso es noci­vo, por ejem­plo, el maíz no regu­la­do es un peli­gro para la segu­ri­dad ali­men­ta­ria y bio­ló­gi­ca del país.

Arte y patrimonio

El ámbi­to artís­ti­co es uno de los más aban­do­na­dos en la ges­tión cal­de­ro­nis­ta, tan­to en recur­so como en la pro­tec­ción del patri­mo­nio nacio­nal. Debi­do a la visión empre­sa­rial del gobierno, el arte es con­si­de­ra­do una mer­can­cía más; es decir, si no pro­du­ce bie­nes enton­ces no es digno de cui­da­do ni pro­tec­ción. Bajo este con­tex­to, se redu­ce el papel del patri­mo­nio nacio­nal al turis­mo, que muchas veces no res­pe­ta las con­di­cio­nes de pro­tec­ción a la arqui­tec­tu­ra o a la obra artís­ti­ca. Auna­do a esto, iden­ti­fi­ca­mos los siguien­tes pro­ble­mas: recor­te en el pre­su­pues­to des­ti­na­do a este sec­tor; esca­sos empleos para los artis­tas y ges­to­res; y aban­dono de espa­cios arqueo­ló­gi­cos. El poco com­pro­mi­so con el arte y el patri­mo­nio se pude docu­men­tar en el incum­pli­mien­to de las siguien­tes leyes: “Ley Gene­ral de Bie­nes Nacio­na­les”, “Ley Fede­ral sobre Monu­men­tos y Zonas Arqueo­ló­gi­cas” y “Artís­ti­cas e Históricas”.

3. Cam­bio al mode­lo eco­nó­mi­co neoliberal

La cri­sis de la deu­da exter­na pre­sen­te en Méxi­co y en Amé­ri­ca Lati­na a ini­cios de la déca­da de los años ochen­ta, dio pau­ta a que la ban­ca acree­do­ra inter­na­cio­nal, con­jun­ta­men­te con los orga­nis­mos finan­cie­ros mul­ti­la­te­ra­les, Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal y Ban­co Mun­dial, impul­sa­ran un plan enca­mi­na­do a con­ti­nuar con el pago del ser­vi­cio de la deu­da exter­na, para lo cual se redu­jo el con­su­mo, la inver­sión y el gas­to guber­na­men­tal. Jun­to a las polí­ti­cas de ajus­te res­tric­ti­vas, se pro­ce­dió al “cam­bio y ajus­te estruc­tu­ral”, que con­sis­tió en la aper­tu­ra de la eco­no­mía mexi­ca­na a los flu­jos finan­cie­ros y mer­can­ti­les inter­na­cio­na­les y en su inser­ción for­za­da a la glo­ba­li­za­ción capi­ta­nea­da por los Esta­dos Unidos.

La agen­da de res­truc­tu­ra­ción neo­li­be­ral de la eco­no­mía ha avan­za­do sin inte­rrup­cio­nes des­de enton­ces, no obs­tan­te, el capi­tal finan­cie­ro inter­na­cio­nal ha empu­ja­do las lla­ma­das “refor­mas estruc­tu­ra­les de ter­ce­ra gene­ra­ción.” Entre ellas des­ta­can: 1) la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios de segu­ri­dad social como el caso de las pen­sio­nes para el reti­ro; 2) la aper­tu­ra al capi­tal pri­va­do de sec­to­res estra­té­gi­cos liga­dos a la pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de ener­gía; 3) la cons­truc­ción de gran­des obras públi­cas por medio de las lla­ma­das “aso­cia­cio­nes públi­co pri­va­das”; 4) una refor­ma fis­cal que dis­mi­nu­ya, aún más, el impues­to sobre la ren­ta (ISR), y, en su lugar, aumen­te los impues­tos al con­su­mo, como el caso del IVA gene­ra­li­za­do a medi­ci­nas y ali­men­tos; y 5) la total des­re­gu­la­ción del mercado.

La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca segui­da por el Esta­do está con­cen­tra­da en la esta­bi­li­dad macro­eco­nó­mi­ca bene­fi­cian­do a los capi­ta­les finan­cie­ros inter­na­cio­na­les y en detri­men­to del nivel de vida del grue­so de la pobla­ción. La lla­ma­da esta­bi­li­dad macro­eco­nó­mi­ca, que bene­fi­cia a unos cuan­tos, se obtie­ne sacri­fi­can­do a la peque­ña y media­na empre­sa, a los tra­ba­ja­do­res y a los cam­pe­si­nos. Así, con­ta­mos con una polí­ti­ca mone­ta­ria que tie­ne como fin últi­mo el con­trol de la infla­ción, sacri­fi­can­do el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y la uti­li­za­ción del tipo de cam­bio como posi­ble palan­ca para impul­sar a la indus­tria mexi­ca­na; asi­mis­mo, la polí­ti­ca fis­cal, que man­tie­ne el equi­li­brio pre­su­pues­ta­rio, se subor­di­na al obje­ti­vo de la polí­ti­ca mone­ta­ria. La aper­tu­ra eco­nó­mi­ca sin estra­te­gia y la ausen­cia de polí­ti­ca indus­trial han impe­di­do la gene­ra­ción sufi­cien­te de empleos. Asi­mis­mo, el alza de los pre­cios de los ali­men­tos afec­tó el poder adqui­si­ti­vo de las fami­lias: todo esto se tra­du­ce en un sal­do de 12 millo­nes de per­so­nas más arro­ja­das a la pobre­za duran­te el sexe­nio calderonista.

Hablar de des­em­pleo es tam­bién abar­car la pre­ca­ri­za­ción del tra­ba­jo, los datos mues­tran que el núme­ro de mexi­ca­nos ocu­pa­dos en la
eco­no­mía infor­mal ascien­de a casi 14 millo­nes; de ellos, 4.2 millo­nes per­te­ne­cen a la pobla­ción ocu­pa­da que no reci­be ingre­sos; 6.4 millo­nes per­ci­ben cuan­do mucho un sala­rio míni­mo, y otros 10.8 millo­nes ganan entre uno y dos sala­rios míni­mos. Según cifras del INEGI ha aumen­ta­do el des­em­pleo, la ocu­pa­ción par­cial y la des­ocu­pa­ción con estos por­cen­ta­jes: en 2006 la tasa de des­ocu­pa­ción era del 3.6% mien­tras que en 2011 ascen­dió al 5.4%; en 2006 la de subocu­pa­ción era del 6.9% mien­tras que en 2011 ya ascen­día al 8.2. % Tal como lo mues­tran estos datos entre las cir­cuns­tan­cias que pri­van en el mer­ca­do de tra­ba­jo, como son: el des­em­pleo, tra­ba­jos en con­di­cio­nes­la­bo­ra­les pre­ca­rias (sin ingre­sos o con muy bajos ingre­sos), la infor­ma­li­dad y la subocu­pa­ción, da como resul­ta­do que más de 12 millo­nes de jóve­nes enfren­te­mos difi­cul­ta­des de inclu­sión en una tra­yec­to­ria de tra­ba­jo decente.

Este mode­lo eco­nó­mi­co nece­si­ta del des­po­jo de las garan­tías de los tra­ba­ja­do­res, para ello se imple­men­tan diver­sas medi­das que evi­tan que estos se orga­ni­cen y defien­dan sus dere­chos, duran­te el sexe­nio de Feli­pe Cal­de­rón se han dado pro­ble­má­ti­cas como la des­apa­ri­ción de Luz y Fuer­za, algu­nos “cha­rra­zos” en el magis­te­rio, como en Chia­pas, Baja Cali­for­nia y Sec­ción IX D.F.. No se ha dado solu­ción a la situa­ción con Elba Esther Gor­di­llo y el SNTE, sím­bo­lo del cha­rris­mo sin­di­cal, el con­flic­to con la CNTE, la situa­ción con los mine­ros des­de 2006 en Cana­nea, Sicar­sa, Tax­co y Som­bre­re­te, los tra­ba­ja­do­res de tie­rra en avia­ción, los de la vidrie­ra en San Luis Poto­sí y los petro­le­ros inde­pen­dien­tes, entre otros.

Este mode­lo eco­nó­mi­co no sólo redu­ce las con­di­cio­nes de vida de la mayo­ría de la pobla­ción en bene­fi­cio de unos cuan­tos sino que tam­bién se basa en la sobre­ex­plo­ta­ción de los bie­nes natu­ra­les del país. El mode­lo eco­nó­mi­co depre­da­dor, tan­to en su ámbi­to pro­duc­ti­vis­ta en el sec­tor rural, en el desa­rro­llo de infra­es­truc­tu­ra turís­ti­ca por y para extran­je­ros, así como en su dimen­sión extrac­ti­vis­ta, impli­ca un fuer­te dete­rio­ro ambien­tal, carac­te­ri­za­do por pér­di­da de hábi­tats y bio­di­ver­si­dad, ace­le­ra­ción de los pro­ce­sos de deser­ti­fi­ca­ción, pér­di­da y degra­da­ción de sue­los, inca­pa­ci­dad de cap­ta­ción de agua, menos­ca­bo de reser­vas de agua fósil, intru­sión de agua con­ta­mi­na­da en las cos­tas, dete­rio­ro o des­apa­ri­ción de lagu­nas cos­te­ras; en resu­men, la salud y fun­cio­na­li­dad de los eco­sis­te­mas, y con ello la degra­da­ción de los recur­sos ambien­ta­les, bási­cos para la super­vi­ven­cia huma­na y de la vida mis­ma. Estos pro­ce­sos han gene­ra­do a la vez un enor­me pro­ce­so de resis­ten­cia de pue­blos y comu­ni­da­des cam­pe­si­nas y de pue­blos ori­gi­na­rios que son des­po­ja­dos de sus tie­rras para fomen­tar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co basa­do en mega­pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ra, mine­ros, carre­te­ros, ener­gé­ti­cos, entre muchos otros des­ta­can­do los pro­ce­sos de resis­ten­cia en defen­sa de la tie­rra, el terri­to­rio y los bie­nes natu­ra­les en La Paro­ta Gue­rre­ro, Huex­ca, More­los, El zapo­ti­llo, Jalis­co, Che­rán, Michoa­cán, Ostu­la, Michoa­cán, Ocotlán, Oaxa­ca, Cerro de San Pedro, San Luis Poto­sí, en Mag­da­le­na Con­tre­ras en Ciu­dad de Méxi­co entre cien­tos de resis­ten­cias más.

En con­clu­sión, el sexe­nio de Cal­de­rón sólo ha pro­fun­di­za­do un mode­lo eco­nó­mi­co basa­do en la pobre­za y mar­gi­na­ción de la mayo­ría de la pobla­ción, en la explo­ta­ción de los recur­sos natu­ra­les a cos­ta de las comu­ni­da­des y don­de el obje­ti­vo prin­ci­pal es la ganan­cia de los gran­des capi­ta­les nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. El movi­mien­to #Yo soy 132 está cons­cien­te que el mer­ca­do no es la pana­cea para la solu­ción de los males socia­les y que el gobierno y la socie­dad deben de jugar un rol fun­da­men­tal para resol­ver los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos que aque­jan al país. El neo­li­be­ra­lis­mo nos empo­bre­ce, exclu­ye, mar­gi­na y vio­len­ta, es por eso que el movi­mien­to #YoSoy132 se pro­nun­cia a favor de una eco­no­mía huma­na, jus­ta, sobe­ra­na, sus­ten­ta­ble y de paz.

4. Cam­bio al mode­lo de segu­ri­dad nacio­nal y justicia

En el año 2006 Feli­pe Cal­de­rón Hino­jo­sa arri­bó a la pre­si­den­cia lue­go de un pro­ce­so electoral
en el que que­dó en duda su triun­fo, abrien­do así un perio­do de pola­ri­za­ción social sin pre­ce­den­tes en los últi­mos 30 años en Méxi­co, cuyo ejem­plo sus­tan­cial fue la movi­li­za­ción social en el esta­do de Oaxa­ca del movi­mien­to magis­te­rial. Pro­duc­to de la debi­li­dad e ile­gi­ti­mi­dad del nue­vo gobierno, éste empren­dió una Gue­rra con­tra el cri­men orga­ni­za­do que se trans­for­mó dis­cur­si­va­men­te en una Gue­rra con­tra el narcotráfico.

Esta gue­rra, como seña­lan los aná­li­sis de auto­res como Ana Esther Cece­ña, Car­los Fazio y Lau­ra Carl­sen, con­sul­ta­dos por el Movimiento#YoSoy132, fue empren­di­da por el Gobierno Fede­ral como par­te de la estra­te­gia de legi­ti­ma­ción de un gobierno ema­nan­do de un pro­ce­so elec­to­ral cues­tio­na­do y la nece­si­dad de aumen­tar los lazos de subor­di­na­ción diplo­má­ti­ca, polí­ti­ca y mili­tar del Esta­do mexi­cano con la polí­ti­ca de Segu­ri­dad Nacio­nal de la Casa Blan­ca, esto median­te la fir­ma de pla­nes y tra­ta­dos inter­na­cio­na­les como la Alian­za para la Pros­pe­ri­dad de Amé­ri­ca del Nor­te (ASPAN por sus siglas en inglés) y el Plan Mérida.

Pro­duc­to de estas alian­zas, el Esta­do mexi­cano ha reci­bi­do más de 1,400 millo­nes de dóla­res cada año bajo el rubro de ayu­da (según datos del Cole­gio de Méxi­co) al com­ba­te al nar­co­trá­fi­co por par­te del Con­gre­so de los Esta­dos Uni­dos bajo el rubro del Plan Méri­da, median­te el cual se ha empren­di­do ofen­si­va­men­te una polí­ti­ca de gue­rra en Cen­troa­mé­ri­ca, el Cari­be y Suda­mé­ri­ca. El ejem­plo más cla­ro de ello es la ins­ta­la­ción de la Ofi­ci­na del Sis­te­ma Inter­ame­ri­cano con­tra el Cri­men Orga­ni­za­do en Méxi­co el pasa­do mes de mayo del 2012, que impul­sa­rá la “Gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co” y la mili­ta­ri­za­ción de Cen­troa­mé­ri­ca y el Caribe.

Revis­tas de inves­ti­ga­ción como Pro­ce­so y Con­tra­lí­nea han dado cuen­ta del avan­ce y pro­fun­di­za­ción de la inje­ren­cia de los Esta­dos Uni­dos en Méxi­co: la pre­sen­cia de auto­ri­da­des y efec­ti­vos de la DEA, CIA y el FBI en accio­nes de inte­li­gen­cia en terri­to­rio mexi­cano tuvo su ejem­plo emble­má­ti­co en el Ope­ra­ti­vo Rápi­do y Furio­so en el año 2009, con lo que se per­mi­tió el trán­si­to de más de 2,000 armas y muni­cio­nes en terri­to­rio nacio­nal. A la par, el adies­tra­mien­to en “con­tra­in­sur­gen­cia” de man­dos mili­ta­res mexi­ca­nos por el Coman­do Nor­te ha sido una mues­tra de la subor­di­na­ción mili­tar al Pen­tá­gono, jun­to con la acti­va­ción de la IV Flo­ta en 2008 bajo el cobi­jo del gobierno de Cal­de­rón, el cual per­mi­te el for­ta­le­ci­mien­to de la pre­sen­cia mili­tar de los Esta­dos Uni­dos, Méxi­co y toda Amé­ri­ca Latina.

En este mis­mo con­tex­to, según José Luis Piñey­ro de la revis­ta Con­tra­lí­nea, Feli­pe Cal­de­rón des­ti­nó de 2007 a 2011, 320 mil millo­nes de pesos del era­rio públi­co en mate­ria de segu­ri­dad el 2.5% del PIB, el tri­ple de lo que des­ti­na a edu­ca­ción y apro­xi­ma­da­men­te el 17.4% de los recur­sos des­ti­la­bles a este rubro por año, lo que ubi­ca a Méxi­co en el oncea­vo país con más gas­to en mate­ria de segu­ri­dad en todo el mun­do según estu­dios del World Mili­tary Expen­ses. Con estos recur­sos el gobierno Cal­de­ro­nis­ta ha empren­di­do una cam­pa­ña de mili­ta­ri­za­ción del país que, según la revis­ta ani­mal polí­ti­co, ha lle­va­do a más de 45,000 mili­ta­res y un núme­ro inde­ter­mi­na­do de mari­nos, a los dife­ren­tes esta­dos en los que la vio­len­cia del nar­co­trá­fi­co de ha manifestado.

Esta estra­te­gia de mili­ta­ri­za­ción del país en la gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co, no ha demos­tra­do ser efec­ti­va, pues lejos de ter­mi­nar con la vio­len­cia atri­bui­da al cri­men orga­ni­za­do, esta gue­rra ha acre­cen­ta­do, mul­ti­pli­ca­do y com­ple­ji­za­do los esce­na­rios en los se da dicha vio­len­cia. La gue­rra, esta gue­rra que los ciu­da­da­nos no pedi­mos ha cau­sa­do una ver­da­de­ra catás­tro­fe social: 80,000 muer­tos, 250,000 des­pla­za­dos de mane­ra for­za­da, 30,000 des­apa­re­ci­dos, 20,000 huér­fa­nos y 5,000 niños asesinados.

Estas cifras, que no sólo dan cuen­ta de la gra­ve­dad de la cri­sis social en la que la socie­dad mexi­ca­na ha sido sumi­da, son tam­bién una mues­tra del des­pre­cio que el gobierno de Cal­de­rón mues­tra hacia las víc­ti­mas de esta guerra.

Somos víc­ti­mas, no somos “daños cola­te­ra­les”, no aceptamos
esa con­di­ción por­que ésta exo­ne­ra de res­pon­sa­bi­li­da­des a quie­nes nos han obli­ga­do a vivir en este esta­do de excep­ción, a quie­nes han sido cóm­pli­ces por cerrar los ojos y supri­mir­nos, por des­co­no­cer­nos, por matar­nos, secues­trar­nos, y des­pla­zar­nos una y otra vez con su polí­ti­ca de muer­te. (Mau­ro, Vic­ti­ma, San Fer­nan­do, Tamaulipas)

Por lo ante­rior, reco­no­ce­mos que tal como dice Con­flict Baro­me­ter, el fenó­meno de bar­ba­rie acon­te­ci­do en Méxi­co es el mayor con­flic­to mili­tar en toda Amé­ri­ca Lati­na en el siglo XXI. Y nos suma­mos a los balan­ces y e infor­mes de orga­ni­za­cio­nes como Amnis­tía Inter­na­cio­nal, el Movi­mien­to por la Paz con Jus­ti­cia y Dig­ni­dad, la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos y la orga­ni­za­ción civil Human Right Watch que men­cio­nan que esta gue­rra a cons­trui­do ver­da­de­ros monu­men­tos a la bar­ba­rie moder­na como: la lla­ma­das nar­co­fo­sas don­de fue­ron encon­tra­dos los cuer­pos de 78 migran­tes en el esta­do de Tamau­li­pas en el año 2010 y más de 150 cadá­ve­res en Duran­go, los regis­tros de cien­tos de vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos por par­te de las Fuer­zas Arma­das o Poli­cías Fede­ra­les, el ase­si­na­to de jóve­nes en masa como en Villas de Sal­var­car en 2010, son algu­nas de las cica­tri­ces que han hecho que la socie­dad mexi­ca­na viva con miedo.

Con­clui­mos denun­cian­do que des­de enero del 2010, la cri­mi­na­li­za­ción de la lucha­do­res socia­les que se han opues­to a esta gue­rra nos ha deja­do heri­das pro­fun­das: el ase­si­na­to de Jose­fi­na Reyes Sala­zar, y los sub­se­cuen­tes des­apa­ri­cio­nes y ase­si­na­tos de María Mag­da­le­na Reyes Sala­zar, Elías Reyes Sala­zar, Lui­sa Orne­las Soto, Julio César Reyes Reyes y Rubén Reyes Sala­zar; la per­se­cu­ción que con­ti­nuó con la des­apa­ri­ción de Ise­la Her­nán­dez Lara, el ase­si­na­to de Susa­na Chá­vez, el ase­si­na­to de Mari­se­la Her­nán­dez fren­te al Pala­cio de Gobierno en Chihuahua, la muer­te de su hija Rubí, el hos­ti­ga­mien­to cons­tan­te a Nor­ma Andra­de; los ase­si­na­tos de las perio­dis­tas de Con­tra­lí­nea Mar­ce­la Yar­ce y Rocío Gon­zá­lez; el ase­si­na­to de los comu­ne­ros de Ostu­la, Pedro Ley­va y José Tri­ni­dad, el ase­si­na­to de Luis K. Fong, el ase­si­na­to del acti­vis­ta de la FfyL Car­los Sinuhé Cue­vas Mejía; los lucha­do­res del MPJD Nepo­mu­ceno Moreno, Julia Mari­chal, Eva Alar­cón y Mar­cial Baus­tis­ta; los nor­ma­lis­tas de Ayotzi­na­pa Gabriel Eche­ve­rría, Jor­ge Ale­xis y Edgar David Espí­ri­tu; la perio­dis­ta Regi­na Mar­tí­nez de la revis­ta Pro­ce­so; todas estas heri­das auna­das a las dece­nas de perio­dis­tas ase­si­na­dos duran­te el sexe­nio, los miles de jóve­nes, muje­res, migran­tes y niños cuyos cadá­ve­res col­man nues­tra tie­rra. Esta­mos has­ta la madre, hoy deci­mos bas­ta, no más sangre.

5. Trans­for­ma­ción polí­ti­ca y vin­cu­la­ción con los movi­mien­tos sociales

Infor­ma­mos que el gobierno de Feli­pe Cal­de­rón no impul­só una demo­cra­ti­za­ción del Esta­do, sino que por el con­tra­rio pro­fun­di­zó sus aspec­tos más autoritarios.

Las refor­mas elec­to­ra­les pre­ser­va­ron un sis­te­ma en el que la polí­ti­ca es mono­po­li­za­da por los par­ti­dos, cada vez más ale­ja­dos de la socie­dad y subor­di­na­dos a los gru­pos de poder y a las gran­des tele­vi­so­ras, blo­quean­do el acce­so a una ver­da­de­ra par­ti­ci­pa­ción social.

El cor­po­ra­ti­vis­mo y el clien­te­lis­mo siguen sien­do las for­mas en las que el gobierno se rela­cio­na con la socie­dad. El gobierno pre­fi­rió aliar­se con las cúpu­las de los sin­di­ca­tos cor­po­ra­ti­vos y ata­car a los tra­ba­ja­do­res orga­ni­za­dos de mane­ra inde­pen­dien­te y demo­crá­ti­ca. Ade­más, la fle­xi­bi­li­za­ción labo­ral ha impli­ca­do un ata­que a cual­quier for­ma de orga­ni­za­ción en este sector.

Así mis­mo, los crí­me­nes de odio hacia las muje­res se pre­sen­ta­ron sis­te­má­ti­ca­men­te en todo el terri­to­rio nacio­nal, hacien­do evi­den­te la nece­si­dad de una refor­ma a la ley que reco­noz­ca y pena­li­ce estos deli­tos. El Esta­do de Méxi­co que pre­sen­ta el mayor núme­ro de casos de femi­ni­ci­dios no reco­no­ci­dos por el gobierno quien ade­más se opo­ne a la aler­ta de una pers­pec­ti­va de géne­ro que recla­ma la socie­dad civil.

La ges­tión de Feli­pe Cal­de­rón man­tu­vo una posi­ción auto­ri­ta­ria y vio­len­ta ante la
movi­li­za­ción social orga­ni­za­da. La Refor­ma Penal Cons­ti­tu­cio­nal del 2008, así como la Ley con­tra la delin­cuen­cia Orga­ni­za­da se han con­ver­ti­do en una for­ma de con­trol y cri­mi­na­li­za­ción de los movi­mien­tos socia­les, vul­ne­ran­do los dere­chos a la liber­tad de expre­sión, de mani­fes­ta­ción, de aso­cia­ción y sobre todo el dere­cho a la pro­tes­ta social.

La para­mi­li­ta­ri­za­ción del país ha per­mi­ti­do al Esta­do impo­ner de mane­ra vio­len­ta las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les de des­po­jo, des­pla­za­mien­to y sobrex­plo­ta­ción. El resul­ta­do de dichas polí­ti­cas de Esta­do se refle­jan en: 1.- Pre­sos polí­ti­cos; aumen­to sis­te­má­ti­co en las deten­cio­nes a los lucha­do­res socia­les. 2. La des­apa­ri­ción For­za­da, La Cam­pa­ña Nacio­nal Con­tra la Des­apa­ri­ción For­za­da, ha repor­ta­do 26 casos docu­men­ta­dos de los cua­les 15 siguen des­apa­re­ci­dos y 7 son eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les. En el últi­mo año de ges­tión hay más des­apa­ri­cio­nes for­za­das que en el perio­do que abar­ca del 2005 al 2010 sien­do la mayor par­te de los casos regis­tra­dos en Michoa­cán. 3. Ata­que a defen­so­res de Dere­chos Huma­nos. Con un regis­tro de 256 casos de Vio­la­cio­nes de Dere­chos Huma­nos (VDH) docu­men­ta­das en con­tra de per­so­nas defen­so­ras, ocu­rri­dos de enero de 2011 a mar­zo de 2012, en todo el país, el 72% ha sido con­tra coor­di­na­do­res, líde­res o fun­da­do­res de las orga­ni­za­cio­nes. El Esta­do bus­ca que la repre­sión ten­ga un alcan­ce a lar­go pla­zo, es decir, que logre un impac­to trans­ge­ne­ra­cio­nal, lo cual deno­ta la lógi­ca selec­ti­va y de mayor inten­si­dad con que ope­ra. 4. Eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les. Es uno de los fenó­me­nos de repre­sión a los movi­mien­tos socia­les de mayor impac­to y vio­len­cia dada su natu­ra­le­za de vul­ne­ra­ción del dere­cho a la vida por par­te de quie­nes debe­rían garan­ti­zar las con­di­cio­nes míni­mas de segu­ri­dad. Duran­te el últi­mo sexe­nio se ha docu­men­ta­do un aumen­to pau­la­tino en las cifras de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, mien­tras que en 2008 se regis­tra­ron 6 casos, en el perio­do que va de enero a mayo del 2012 se han docu­men­ta­do 29 casos, la mayor par­te en Gue­rre­ro y Oaxaca.

En un con­tex­to don­de las polí­ti­cas vio­la­to­rias de los Dere­chos Huma­nos han afec­ta­do a los dis­tin­tos sec­to­res en resis­ten­cia, el pue­blo de Méxi­co debe saber de la arro­gan­cia y la pre­po­ten­cia con que el actual gobierno fede­ral tra­ta a los movi­mien­tos socia­les. Ejem­plo de ello son:

El Sec­tor Labo­ral. El 11 de octu­bre de 2009, el gobierno fede­ral deci­dió ata­car al Sin­di­ca­to Mexi­cano de Elec­tri­cis­tas (SME). En sus casi 100 años de his­tó­ri­ca lucha, los elec­tri­cis­tas han vis­to afec­ta­dos por todo el apa­ra­to esta­tal. Javier Lozano al man­do de la Secre­ta­ría del Tra­ba­jo, negó la toma de nota al secre­ta­rio gene­ral de este sin­di­ca­to, ade­más de inten­tar una y otra vez, gene­rar divi­sión inter­na. Más tar­de, el Ejér­ci­to y la Poli­cía Fede­ral toma­ron por asal­to las ins­ta­la­cio­nes de la com­pa­ñía de Luz y fuer­za que con­ti­nua­ron toma­das y saquea­das aún meses des­pués. Fue así como el “pre­si­den­te del empleo”, resol­vió echar a la calle a 44 mil tra­ba­ja­do­res en acti­vo y dejar en la incer­ti­dum­bre a 22 mil jubi­la­dos. Cal­de­rón no ha dado nin­gu­na prue­ba de sus acu­sa­cio­nes con­tra los tra­ba­ja­do­res y las tari­fas y el ser­vi­cio eléc­tri­co no han mejorado.

Otro de los casos para­dig­má­ti­cos, es el de los 76 mine­ros sepul­ta­dos en la mina de pas­ta de con­chos, en Coahui­la. El gobierno tam­po­co ha hecho jus­ti­cia a sus fami­lia­res quie­nes exi­gen la entre­ga de los cuer­pos de las víc­ti­mas; por el con­tra­rio, el gru­po mine­ro Méxi­co sigue ope­ran­do impu­ne­men­te en nues­tro país, man­te­nien­do en las peo­res con­di­cio­nes a los trabajadores.

En el caso del ase­si­na­to de 49 niños en la guar­de­ría ABC, en Her­mo­si­llo Sono­ra; tam­po­co ha habi­do des­lin­de de res­pon­sa­bi­li­da­des, ya que ni Eduar­do Bours, ex gober­na­dor de Sono­ra, ni Juan Moli­nar Hor­ca­si­tas, ex direc­tor gene­ral del IMSS, han pisa­do la cár­cel. Aquí tam­po­co ha habi­do justicia.

Siguen sin cum­plir­se los Acuer­dos de San Andrés y nue­va­men­te se aten­ta con­tra la auto­no­mía y auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos indí­ge­nas. Prue­ba de ello es la impu­ni­dad ante los ase­si­na­tos y des­apa­ri­cio­nes de los comu­ne­ros de Cherán
quie­nes luchan por su auto­no­mía, así como el hos­ti­ga­mien­to a la poli­cía comu­ni­ta­ria de Gue­rre­ro que ejer­ce sus for­mas de jus­ti­cia y auto­go­bierno, así como los ata­ques y hos­ti­ga­mien­to a las comu­ni­da­des indí­ge­nas zapatistas.

6. Cam­bio al mode­lo de salud

Nues­tra lucha es a favor de la salud, la jus­ti­cia, la liber­tad y la demo­cra­cia. Ello, por­que esta­mos segu­ros de que son el úni­co camino para brin­dar­le una vida dig­na a todos los habi­tan­tes de nues­tro país. Con base en lo ante­rior, es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad denun­ciar lo que ha suce­di­do en el sexe­nio del pre­si­den­te ile­gí­ti­mo Cal­de­rón, lap­so de tiem­po en el cual con­si­de­ra­mos que el mal gobierno ha demos­tra­do un des­pre­cio rotun­do por la vida de nues­tros conciudadanos.

El actual gobierno ha incum­pli­do el man­da­to cons­ti­tu­cio­nal de garan­ti­zar el dere­cho a la Salud, con­sa­gra­do en el artícu­lo cuar­to de nues­tra Car­ta Mag­na y el corres­pon­dien­te al artícu­lo 123 que esta­ble­ce que los sala­rios míni­mos gene­ra­les debe­rán ser sufi­cien­tes para satis­fa­cer las nece­si­da­des nor­ma­les de un jefe de fami­lia, en el orden mate­rial, social y cul­tu­ral, y para pro­veer la edu­ca­ción obli­ga­to­ria de los hijos. La salud, enton­ces, no es un área que deba ser deja­da a la deri­va o la suer­te, cui­dar­la, es el man­da­to supre­mo de nues­tra socie­dad y no admi­te nin­gu­na excepción.

Bajo la ideo­lo­gía neo­li­be­ral que ha demos­tra­do inep­ti­tud al ser una de las prin­ci­pa­les cau­sas de la cri­sis del 2009, le brin­da con­ti­nui­dad al pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción del sis­te­ma de salud mexi­cano, y es por ello que jun­to con Zedi­llo y Fox, Cal­de­rón per­mi­tió y fomen­tó el des­man­te­la­mien­to y des­fi­nan­cia­mien­to del IMSS e ISSSTE.

Tam­bién, se ha cimen­ta­do el camino de la pri­va­ti­za­ción de la salud, con el for­ta­le­ci­mien­to del lla­ma­do Segu­ro Popu­lar, no sien­do otra cosa que un paque­te de ser­vi­cios bási­cos, debi­do a que no cubre de for­ma real las deman­das de salud de nues­tra pobla­ción por­que debi­do a que no cuen­ta con la infra­es­truc­tu­ra sufi­cien­te para ello, abrien­do la puer­ta a los pres­ta­do­res pri­va­dos. Ya esta­ble­ci­do este paque­te bási­co de ser­vi­cios, el siguien­te paso es la “uni­ver­sa­li­za­ción”, que bus­ca redu­cir las pres­ta­cio­nes que hoy gozan los dere­cho­ha­bien­tes de la segu­ri­dad social, enten­dién­do­se como una uni­ver­sa­li­za­ción de la precariedad.

Así, seña­lar los prin­ci­pa­les pro­ble­mas que aque­jan a nues­tra nación, nos ser­vi­rá para mos­trar el esta­do de cosas que impe­ra bajo el gobierno de la dere­cha. Como pun­tos de impor­tan­cia se hallan la obe­si­dad y las enfer­me­da­des con­jun­tas tales como la dia­be­tes, la hiper­ten­sión arte­rial sis­té­mi­ca y sus com­pli­ca­cio­nes, las muer­tes por vio­len­cia que tan­to han daña­do a nues­tra pobla­ción des­de la “gue­rra con­tra el nar­co”. De igual mane­ra la des­nu­tri­ción y los pro­ble­mas que le acom­pa­ñan prin­ci­pal­men­te en los niños y las pobla­cio­nes indígenas.

Otro pun­to es el de la mor­ta­li­dad mater­na duran­te el emba­ra­zo que está lejos de alcan­zar las metas del mile­nio que pro­po­ne la ONU. Por otra par­te, tene­mos el caso de la subro­ga­ción y la con­ce­sión de ser­vi­cios a par­ti­cu­la­res con efec­tos nega­ti­vos como fue el el caso de la guar­de­ría ABC, don­de pere­cie­ron 49 niños y 101 resul­ta­ron lesio­na­dos sin que has­ta la fecha haya responsables.

La des­truc­ción de nues­tros entor­nos natu­ra­les aca­rrea serios pro­ble­mas de salud que tie­nen que ver con la dis­po­si­ción y acce­so al agua pota­ble, la des­nu­tri­ción, males res­pi­ra­to­rios por la pési­ma cali­dad del aire y exis­te, tam­bién, un des­cui­do en la segu­ri­dad ali­men­ta­ria del país como lo demues­tra la recien­te impor­ta­ción de maíz de Áfri­ca, y de hue­vo de varias par­tes del mun­do (con su cri­sis actual), el some­ti­mien­to a la indus­tria ali­men­ti­cia y la nula regu­la­ción en los medios masi­vos de comu­ni­ca­ción en mate­ria de ali­men­tos chatarra.

Seña­la­mos que los médi­cos, resi­den­tes, pasan­tes e inter­nos en este sexe­nio son ejem­plos de las nue­vas for­mas de orga­ni­za­ción del tra­ba­jo a quie­nes se les impo­ne una amplia fle­xi­bi­li­dad en los hora­rios, lar­gas jor­na­das labo­ra­les, car­gas inten­sas de tra­ba­jo, poli­va­len­cia y con
res­pon­sa­bi­li­da­des que en la vía de los hechos deben asu­mir por la fal­ta de médi­cos de base. Son la fuer­za labo­ral en que se fun­da la aten­ción médi­ca en los 3 nive­les de aten­ción tan­to en el cam­po como en la ciudad.

De ésta mane­ra, la impo­si­ción de Enri­que Peña Nie­to bus­ca cul­mi­nar la obra que ini­cia­ron las admi­nis­tra­cio­nes panis­tas, bene­fi­cian­do a la ini­cia­ti­va pri­va­da a tra­vés de fon­dos públi­cos en detri­men­to del bien­es­tar de la pobla­ción en lugar de for­ta­le­cer las ins­ti­tu­cio­nes de salud que ya se tienen.

Final­men­te, nos mani­fes­ta­mos por un sis­te­ma de salud de acce­so a toda la pobla­ción sin limi­ta­ción algu­na, que con­tem­ple todas las enfer­me­da­des, que sea de cali­dad, efec­ti­vo, basa­do en la pre­ven­ción y pro­mo­ción de la salud. Un sis­te­ma sani­ta­rio que ver­da­de­ra­men­te atien­da las enfer­me­da­des cró­ni­co­de­ge­ne­ra­ti­vas y no las con­vier­ta en moti­vo de lucro.

Estos son los sal­dos de estos seis años: Ha sido un sexe­nio lleno de ham­bre, exclu­sión, des­in­for­ma­ción, des­igual­dad, enfer­me­dad, des­po­jo, repre­sión y muer­te. Feli­pe Cal­de­rón es res­pon­sa­ble por estos seis años de deci­sio­nes toma­das a espal­das de la socie­dad. Sabe­mos que este gobierno ha sido la con­ti­nua­ción de un sis­te­ma corrup­to, don­de unos cuan­tos impo­nen sus intere­ses sobre las nece­si­da­des de los más y sabe­mos que con Enri­que Peña Nie­to este sis­te­ma sim­ple­men­te toma­rá un nue­vo ros­tro y otra vez noso­tros, la socie­dad paga­re­mos los cos­tos impues­tos por esta cla­se polí­ti­ca. Pero tam­bién sabe­mos que hoy tene­mos la posi­bi­li­dad de orga­ni­zar­nos, de resis­tir con­tra estas polí­ti­cas, de pro­po­ner un país diferente.

Por eso con­vo­ca­mos a todos, a la socie­dad en gene­ral a que par­ti­ci­pe de este diá­lo­go y a unir­nos en una lucha fra­ter­na por la trans­for­ma­ción de México.

Cons­tru­ya­mos el camino que flo­re­ce en nues­tras manos.
Por una demo­cra­cia autén­ti­ca
#YoSoy132

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *