Convocatoria al Congreso Social Hacia un nuevo Constituyente

 

4. Que la his­to­ria de nues­tra patria ha sido la lucha per­ma­nen­te entre las cla­ses des­po­seí­das y cla­ses posee­do­ras; entre las fuer­zas con­ser­va­do­ras y las fuer­zas libe­ra­les pro­gre­sis­tas, de las uto­pías india­nas, socia­lis­tas y liber­ta­rias con­tra fuer­zas colo­nia­lis­tas y capi­ta­lis­tas; entre los explo­ta­dos y los explo­ta­do­res. Que esa lucha se ha expre­sa­do de for­ma civil y pací­fi­ca y en cier­tas oca­sio­nes, ante la vio­len­cia y obs­ti­na­ción reac­cio­na­ria de los opre­so­res, de mane­ra arma­da y cruenta.

5.- Que la Inde­pen­den­cia, que cos­tó tan­ta san­gre de mexi­ca­nos, sobre todo de los más des­po­seí­dos, ha dado paso a una nue­va reco­lo­ni­za­ción por par­te de las poten­cias extran­je­ras, que saquean nues­tros bie­nes natu­ra­les, explo­tan nues­tra fuer­za de tra­ba­jo y se apro­pian de nues­tros mer­ca­dos, en bene­fi­cio de las gran­des cor­po­ra­cio­nes tras­na­cio­na­les, la ban­ca inter­na­cio­nal y los moder­nos ven­de patrias. Des­pués de 28 años de gobier­nos neo­li­be­ra­les y de dere­cha, los pri­va­ti­za­do­res enca­be­za­dos por Feli­pe Cal­de­rón van por lo poco que nos que­da a los mexi­ca­nos: elec­tri­ci­dad, petró­leo, gas, bio­di­ver­si­dad, edu­ca­ción públi­ca, segu­ri­dad social, patri­mo­nio cul­tu­ral, agua y fuer­za de tra­ba­jo. El ata­que bru­tal al Sin­di­ca­to Mexi­cano de Elec­tri­cis­tas y al Sin­di­ca­to Mine­ro,  tie­ne como tras­fon­do esa inten­ción pri­va­ti­za­do­ra y desnacionalizadora.

6.- Que los obje­ti­vos de jus­ti­cia social, plas­ma­dos en el Pro­gra­ma del Par­ti­do Libe­ral de Ricar­do Flo­res Magón y en el Plan de Aya­la de Emi­liano Zapa­ta, por los que un millón de mexi­ca­nos die­ron su vida en la Revo­lu­ción Mexi­ca­na, siguen sien­do tareas pen­dien­tes. Los apar­ta­dos socia­les y nacio­na­les inclui­dos en la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de 1917, están prác­ti­ca­men­te can­ce­la­dos; aho­ra pade­ce­mos un mode­lo eco­nó­mi­co y un régi­men polí­ti­co oli­gár­qui­co, que reto­man los aspec­tos más opro­bio­sos y dic­ta­to­ria­les del porfiriato.

7.- Que para man­te­ner al país en manos de unos cuan­tos mul­ti­mi­llo­na­rios oli­gar­cas, de gran­des terra­te­nien­tes y agro­in­dus­tria­les, de la ban­ca y las cor­po­ra­cio­nes tras­na­cio­na­les, se ha veni­do impo­nien­do a la Repú­bli­ca una nue­va dic­ta­du­ra civil, mafio­sa, corrup­ta y mili­tar como la derro­ca­da por la Revo­lu­ción Mexi­ca­na. Sur­gi­do del frau­de elec­to­ral, el gobierno de la dere­cha neo­li­be­ral que pade­ce­mos vio­len­ta por sis­te­ma la Lega­li­dad Cons­ti­tu­cio­nal, redu­ce o supri­me las garan­tías indi­vi­dua­les, vul­ne­ra los dere­chos huma­nos y las liber­ta­des demo­crá­ti­cas. En fin, se impo­ne a san­gre y fue­go. Pre­tex­tan­do una gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co, orde­na­da por Washing­ton, mili­ta­ri­za y lan­za al país a una espi­ral de vio­len­cia, que ya deja 30 mil vic­ti­mas fata­les entre ase­si­na­dos y des­apa­re­ci­dos, sin con­tar a dece­nas de miles de fami­lias afec­ta­das. De esta mane­ra for­ta­le­ce el pro­ce­so de implan­ta­ción de un esta­do poli­cia­co, que fomen­ta la inse­gu­ri­dad y agre­de a la sociedad.

8.- Que en los últi­mos nue­ve años se incre­men­to el 60% de pobre­za y pobre­za extre­ma; los nue­vos des­em­plea­dos suma­ron 3 millo­nes, a la vez que se acu­mu­la­ban 7.5 millo­nes de jóve­nes sin escue­la y sin tra­ba­jo. No cabe duda, sí los que pro­vo­ca­ron la cri­sis siguen con­tro­lan­do el gobierno, el pue­blo tra­ba­ja­dor segui­rá empo­bre­cién­do­se, mien­tras los oli­gar­cas tipo Slim, Larrea, Sali­nas o Azcá­rra­ga verán aumen­tar sus fortunas.

9.- Que los indí­ge­nas, los cam­pe­si­nos pobres y medios, here­de­ros de quie­nes más con­tri­bu­ye­ron a la Revo­lu­ción, viven en un esce­na­rio de rui­na y desas­tre; víc­ti­mas de la aper­tu­ra comer­cial indis­cri­mi­na­da, de los nue­vos terra­te­nien­tes, de los agro­ne­go­cios y cul­ti­vos trans­gé­ni­cos pro­pie­dad de las tras­na­cio­na­les y de la vio­len­cia esta­tal, son expul­sa­dos de sus tie­rras y comu­ni­da­des, for­za­dos a migrar al lado de cien­tos de miles de tra­ba­ja­do­res urba­nos, sin tie­rra, sin recur­sos y sin espe­ran­za; peor que hace cien años.

10.- Que Feli­pe Cal­de­rón y Javier Lozano, cabe­zas públicas
de la ultra­de­re­cha, en con­tu­ber­nio con la Supre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Nación, las cáma­ras legis­la­ti­vas, la Pro­cu­ra­du­ría Gene­ral y el Ejer­ci­to, han pro­ce­di­do a des­man­te­lar Luz y Fuer­za del Cen­tro y a des­pe­dir a más de 44 mil elec­tri­cis­tas vio­lan­do la Cons­ti­tu­ción y la Ley Fede­ral del Tra­ba­jo; al mis­mo tiem­po que supri­men los dere­chos de tra­ba­ja­do­res mine­ros y pro­te­gen a los ase­si­nos de Pas­ta de Con­chos, Acteal, Aten­co, Oaxaca…

11.- Que en ese mar­co, en este 2010 se con­me­mo­ran 200 años de la Gue­rra de Inde­pen­den­cia y 100 de la Revo­lu­ción Mexi­ca­na, nada que­da por cele­brar y menos des­de la hipo­cre­sía del gobierno usur­pa­dor y sus secua­ces, here­de­ros del colo­nia­lis­mo y del por­fi­ris­mo. Hoy, que la mafia de oli­gar­cas y polí­ti­cos a su ser­vi­cio está cerran­do las vías lega­les y pací­fi­cas para la solu­ción de los con­flic­tos socia­les, se hace nece­sa­ria la radi­ca­li­za­ción de la pro­tes­ta social, la lucha por echar a los neo­li­be­ra­les del gobierno y la cons­truc­ción de un blo­que de poder alternativo.

12.- Que el lla­ma­do a la “uni­dad nacio­nal” hecho por Feli­pe Cal­de­rón del gobierno usur­pa­dor, a raíz del ase­si­na­to de uno de los can­di­da­tos a gober­na­dor en Tamau­li­pas, es dema­gó­gi­co y opor­tu­nis­ta. Que care­ce de legi­ti­mi­dad por­que nin­gu­na auto­ri­dad moral tie­ne una per­so­na que coti­dia­na­men­te vio­la la Cons­ti­tu­ción y las leyes labo­ra­les; que fue par­ti­ci­pe y encu­bri­dor del frau­de del Foba­proa; que otor­ga bene­fi­cios ile­ga­les e inmo­ra­les a un gru­po de oli­gar­cas, que trai­cio­na a la patria y que fue­ron artí­fi­ces de un escan­da­lo­so frau­de elec­to­ral. De mane­ra cate­gó­ri­ca afir­ma­mos que en esta supues­ta “gue­rra entre ban­das” se ocul­ta el afian­za­mien­to de un esta­do de con­tra­in­sur­gen­cia, que se orien­ta a gol­pear al movi­mien­to social y polí­ti­co trans­for­ma­dor del país; por tan­to, fren­te a las ban­das del cri­men orga­ni­za­do, ins­ti­tu­cio­na­les o no, afir­ma­mos cate­gó­ri­ca­men­te que no tene­mos inte­rés u afi­ni­dad con nin­gu­na de ellas, estén o no en el poder. Esta gue­rra no es nues­tra guerra.

13.- Que hoy día, la des­com­po­si­ción polí­ti­ca y el des­man­te­la­mien­to de la nación ha lle­ga­do a nive­les extre­mos; que ante tal situa­ción es indis­pen­sa­ble arti­cu­lar el des­con­ten­to y las resis­ten­cias de muje­res y hom­bres dis­pues­tos a sal­var la nación; a los com­pro­me­ti­dos con la orga­ni­za­ción y uni­dad del pue­blo y con el recla­mo de un cam­bio drás­ti­co de rum­bo para la nación, de mode­lo eco­nó­mi­co y de régi­men polí­ti­co. Lle­gó la hora de dete­ner el cur­so des­truc­ti­vo impues­to por la dere­cha neo­li­be­ral que mal gobier­na al país. Esta sería la mejor mane­ra de hacer una con­me­mo­ra­ción inde­pen­dien­te, con sen­ti­do de patria e iden­ti­dad de pue­blo, de los Cen­te­na­rios de la Inde­pen­den­cia y la Revo­lu­ción, hon­ran­do ver­da­de­ra­men­te a quie­nes die­ron su vida por un mejor futu­ro para México.

14.- Que la con­cre­ción de un Nue­vo Cons­ti­tu­yen­te, debe­rá ser el pun­to de lle­ga­da de un pro­fun­do y exten­so pro­ce­so de orga­ni­za­ción y movi­li­za­ción, en y des­de la base de la socie­dad mexi­ca­na, al mis­mo tiem­po que expre­sa nues­tra deter­mi­na­ción polí­ti­ca para entrar de lleno, en la dispu­ta por la Nación. Ese Cons­ti­tu­yen­te debe­rá ser la más amplia y genui­na repre­sen­ta­ción social y polí­ti­ca, que haya dado el pue­blo de Méxi­co des­de la Revo­lu­ción de 1910.

15.- Que el des­cré­di­to de las ins­ti­tu­cio­nes elec­to­ra­les, la cri­sis de la repre­sen­ta­ción polí­ti­ca, y la des­com­po­si­ción polí­ti­ca elec­to­ral han lle­va­do a los reaco­mo­dos de poder y a la legi­ti­ma­ción de eli­tes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas. Mar­gi­nan­do a la mayo­ría de los mexi­ca­nos, anu­lan­do de fac­to las posi­bi­li­da­des de poder de los repre­sen­ta­dos, por lo que la oli­gar­quía pre­ten­de ale­jar­nos de este ámbi­to de actuación.

16.- Que deri­va­do de los acuer­dos del Encuen­tro hacia el con­gre­so social, cele­bra­do el 5, 6 y 7 de febre­ro del pre­sen­te, en par­ti­cu­lar los toma­dos en la mesa dos, titu­la­da “RUTA PARA LA CONS­TRUC­CION DEL CON­GRE­SO SOCIAL HACIA UN NUE­VO CONS­TI­TU­YEN­TE”. Por todo ello la Comisión
Orga­ni­za­do­ra del Con­gre­so Social,

CON­VO­CA­MOS

A todos los afec­ta­dos por las actua­les polí­ti­cas neo­li­be­ra­les; a todas las per­so­na­li­da­des y orga­ni­za­cio­nes pro­gre­sis­tas, demo­crá­ti­cas y de la amplia izquier­da polí­ti­ca y social; a todos los y las mexi­ca­nas com­pro­me­ti­dos con los prin­ci­pios his­tó­ri­cos del pue­blo mexi­cano; a todo aquel que se pro­nun­cie y luche en con­tra del mode­lo eco­nó­mi­co actual a pre­pa­rar el camino para una nue­va cons­ti­tu­yen­te que inclu­ya e incor­po­re a todos los movi­mien­tos socia­les y a los diver­sos pro­ce­sos de auto orga­ni­za­ción en los tra­ba­jos de cons­truc­ción colec­ti­va de un:

CON­GRE­SO SOCIAL  HACIA UN NUE­VO CONSTITUYENTE

El Con­gre­so Social se Ins­ta­la­ra los días 19, 20 y 21 de noviem­bre de 2010, a par­tir de las 9:00 hrs., en la ciu­dad de Méxi­co, en las ins­ta­la­cio­nes que opor­tu­na­men­te se dará a cono­cer, en mesas de aná­li­sis y reso­lu­ción, en cuyo seno deli­be­ra­re­mos y cons­trui­re­mos nues­tro pro­yec­to de Nación.

Bajo las siguien­tes bases:

I.- Par­ti­ci­pa­ción en el Con­gre­so Social.

1.- El pro­ce­so orga­ni­za­ti­vo hacia el Con­gre­so Social, ten­drá como piso bási­co, la rea­li­za­ción de foros, asam­bleas, talle­res y encuen­tros de base, tan­to en el ámbi­to urbano: por cen­tro de tra­ba­jo, colo­nias, barrios, ciu­da­des, dele­ga­cio­nes, etc., como en el ámbi­to rural: por comu­ni­dad, eji­do, pobla­ción, muni­ci­pio, etc.; y de las orga­ni­za­cio­nes de diver­so tipo que ten­gan a bien participar.

2.- La par­ti­ci­pa­ción en el Con­gre­so Social será vía dele­ga­dos efec­ti­vos, espe­cia­les y fra­ter­nos con los cri­te­rios ante­rior­men­te des­cri­tos. La acre­di­ta­ción de dele­ga­dos será lle­va­da a cabo por la mis­ma comi­sión orga­ni­za­do­ra, en base al regla­men­to a este res­pec­to que se encuen­tra dis­po­ni­ble en el correo: congresosocial2010mexico@gmail.com y en el blog, http://congresosocial2010mexico.blogspot.com/

3.-Los temas a tra­tar para la elec­ción de los dele­ga­dos efec­ti­vos al con­gre­so social será:

a) Cons­ti­tu­ción de su res­pec­ti­va asam­blea de base, con carác­ter per­ma­nen­te, es decir, que se reúna de mane­ra perió­di­ca para dis­cu­tir y resol­ver sobre los temas míni­mos de la agen­da y otros que con­si­de­re impor­tan­tes. La asam­blea será sobe­ra­na para dotar­se de la estruc­tu­ra y fun­cio­na­mien­to orga­ni­za­ti­vo que mejor con­si­de­re para garan­ti­zar sus trabajos.

b) Nom­bra­mien­to de dele­ga­dos al Con­gre­so Social

c) Pro­pues­tas de pro­yec­to de nación.

d) Pro­pues­tas res­pec­to a la ruta hacia el Con­gre­so Social Nacio­nal Constituyente

e) Pro­pues­tas de cómo cons­truir la uni­dad de los movi­mien­tos socia­les, polí­ti­cos, terri­to­ria­les, cul­tu­ra­les y resis­ten­cias neoliberales.

f) Infor­me Balan­ce de los tra­ba­jos de la asam­blea res­pec­ti­va a pre­sen­tar­se por escri­to en el Con­gre­so social.

II.- Bajo la siguien­te: ORDEN DEL DÍA

1.- Acre­di­ta­ción de los dele­ga­dos efectivos.

2.-Bienvenida y lec­tu­ra del regla­men­to de fun­cio­na­mien­to del Con­gre­so Social

3.-Participación de los refe­ren­tes convocantes

4.-Nombramiento de res­pon­sa­bles en las mesas de tra­ba­jo del con­gre­so social.

5.-Instalación for­mal del Con­gre­so Social en plenaria

6.-Instalación de mesas de tra­ba­jo con los siguien­tes temas:

Mesa 1: Pro­pues­tas sobre  pro­yec­to de Nación

Mesa 2: Pro­pues­tas sobre la Ruta
hacia la Asam­blea  Nacio­nal Constituyente

Mesa 3: Pro­pues­tas sobre cómo cons­truir la uni­dad de los movi­mien­tos sociales

Mesa 4: Pro­pues­tas sobre Plan de Acción

Mesa 5: Diag­nos­ti­co de situa­ción actual y plan polí­ti­co en el ámbi­to Nacio­nal e Internacional

7.- Reso­lu­ti­vos sobre las pro­pues­tas de cada una de las mesas de tra­ba­jo en sesión ple­na­ria del Con­gre­so Social.

8.- Reso­lu­cio­nes especiales

9.-Nombramiento de una comi­sión nacio­nal del Con­gre­so Social, que le dé segui­mien­to y con­tri­bu­ya a cum­plir jun­to con todas las asam­bleas, los acuer­dos ema­na­dos del Con­gre­so Social.

10.-Declaración Polí­ti­ca del Con­gre­so Social, cuya base serán los reso­lu­ti­vos toma­dos en el mismo.

11.-Clausura 

Lo no pre­vis­to en la pre­sen­te con­vo­ca­to­ria, será resuel­to por la Comi­sión Orga­ni­za­do­ra Nacio­nal del Con­gre­so Social.

Ciu­dad de Méxi­co, 13 de julio del 2010

La Nación nos exi­ge Unidad

Comi­sión Orga­ni­za­do­ra Nacio­nal del Con­gre­so Social 

Para par­ti­ci­par en este pro­ce­so comu­ni­car­se con las per­so­nas y a los telé­fo­nos siguien­tes: Arman­do Avi­les Mar­tí­nez, 0445539894041; Álva­ro Villa­lo­bos Frías, 51401493; Efraín Agui­lar Sán­chez, 0445537153625; Artu­ro Mon­te­si­nos López, 0445517677056 ‚50044014 ‚50044015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *