Denuncia urgente sobre represión al poblado Santa María Las Flores y detención ilegal de compañeros

Para poder resol­ver las nece­si­da­des bási­cas como per­so­nas y ante el gran des­em­pleo en  que está sumi­do el país deci­di­mos aso­ciar­nos para tra­ba­jar como trans­por­tis­tas, y de esa mane­ra gene­rar ingre­sos para nues­tras fami­lias que tan­to hace fal­ta con las recu­rren­tes cri­sis eco­nó­mi­cas que gol­pean y lace­ran las con­di­cio­nes de vida del pueblo.

Des­de que deci­di­mos orga­ni­zar­nos para tra­ba­jar y soli­ci­tar las con­ce­sio­nes y/o per­mi­sos, se han sus­ci­ta­do una serie de hechos repre­si­vos  en nues­tra con­tra, que van des­de el ase­si­na­to del com­pa­ñe­ro Mario Pania­gua y el com­pa­ñe­ro heri­do Ansel­mo Sán­chez, y cons­tan­tes ame­na­zas de muer­te. Por par­te de los caci­ques, due­ños de las con­ce­sio­nes de las socie­da­des “San Car­los” y “Lagu­na Miramar”.

A ello se suma el apo­yo del gobierno del esta­do de  Juan Sabi­nes Gue­rre­ro, que des­de la secre­ta­ría de trans­por­te, dele­ga­ción de gobierno de Oco­sin­go, y la mis­ma secre­ta­ría de gobierno, pro­te­gen los intere­ses de sus  ami­gos: los caci­ques due­ños de las con­ce­sio­nes en Alta­mi­rano y Oco­sin­go. Esto demues­tra la corrup­ción y el nego­cio que hacen de las con­ce­sio­nes, lucran­do con las nece­si­da­des del pue­blo pobre que nece­si­ta trabajo.

El gobierno del esta­do hace oídos sor­dos ante los pro­ble­mas socia­les, gene­ra­do en la región por el cons­tan­te aumen­to de los hidro­car­bu­ros, y mues­tra inca­pa­ci­dad y auto­ri­ta­ris­mo al res­pon­der con el apa­ra­to poli­cia­co-mili­tar para arre­me­ter en con­tra  de los trans­por­tis­tas que nece­si­tan de un tra­ba­jo  como fuen­te de subsistencia.

La úni­ca res­pues­ta que nos dio el gobierno del esta­do el 24 de noviem­bre fue cuan­do mon­ta­ron un ope­ra­ti­vo poli­cia­co en Oco­sin­go para dete­ner nues­tras uni­da­des, mien­tras los lla­ma­dos con­ce­sio­na­dos toma­ban nues­tras ins­ta­la­cio­nes en el muni­ci­pio de Alta­mi­rano, hecho que demues­tra el apo­yo y coor­di­na­ción del gobierno con los caciques.

Este hecho agu­di­zó la pro­ble­má­ti­ca, al gra­do de deci­dir no labo­rar por par­te de las dos rutas que está­ba­mos tra­ba­jan­do, pro­duc­to de apli­ca­ción de la repre­sión, oca­sio­nan­do al mis­mo tiem­po la ten­sión de las rela­cio­nes entre noso­tros y los trans­por­tis­tas con­ce­sio­na­dos. Que des­de la fecha no hemos veni­do labo­ran­do, situa­ción que pro­vo­ca incer­ti­dum­bre  y zozo­bra en las fami­lias que  no tene­mos otra fuen­te de subsistencia.

Pos­te­rior­men­te el gobierno giró  órde­nes de aprehen­sión en con­tra de nues­tros com­pa­ñe­ros Arman­do Gómez Agui­lar, José Manuel Gómez Agui­lar, Víc­tor Manuel Gómez Sán­tiz y Mar­cos Gómez López, que cons­ti­tu­ye una medi­da judi­cial por par­te del gobierno para hacer que desis­ta­mos de nues­tra lucha  por tra­ba­jar dignamente.

A este hecho se suma un acuer­do entre el gobierno del esta­do y los trans­por­tis­tas con­ce­sio­na­dos, fir­ma­do  el 09 de febre­ro en el muni­ci­pio de Alta­mi­rano por los CC. Lic. Rubén Gar­cía Matus (Sub­se­cre­ta­rio de gobierno región XII Sel­va Lacan­do­na), C.P. Manuel Mora­les Váz­quez (dele­ga­do de gobierno); minu­ta de acuer­do en el que el gobierno se com­pro­me­te a que se “res­ta­blez­ca el  esta­do de dere­cho” “a más tar­dar  el miér­co­les 15 de febre­ro del año en curso”.

Por ello, aler­ta­mos a los orga­nis­mos defen­so­res de los dere­chos huma­nos y a las orga­ni­za­cio­nes demo­crá­ti­cas e inde­pen­dien­tes, estén aten­tos al desa­rro­llo de esta  pro­ble­má­ti­ca gene­ra­da por el gobierno, por el ries­go que corren nues­tros com­pa­ñe­ros de ser encar­ce­la­dos injus­ta­men­te, y que sean dete­ni­dos arbi­tra­ria­men­te los demás com­pa­ñe­ros trans­por­tis­tas y sus familias.

Adver­ti­mos  y denun­cia­mos que a la par de estas deten­cio­nes el gobierno pre­ten­de inva­dir y mili­ta­ri­zar las comu­ni­da­des  de los com­pa­ñe­ros de la Orga­ni­za­ción Cam­pe­si­na Emi­liano Zapa­ta (OCEZ-FNLS) para encar­ce­lar­nos por estar apo­yán­do­nos como transportistas.

Res­pon­sa­bi­li­za­mos:

Al gober­na­dor del esta­do Juan Sabi­nes Gue­rre­ro, al secre­ta­rio de gobierno Noé Cas­ta­ñón León, a los titu­la­res de la Secre­ta­ría de Comu­ni­ca­cio­nes y Trans­por­tes, al Lic. Rubén Gar­cía Matus (Sub­se­cre­ta­rio
de gobierno región XII Sel­va Lacan­do­na), C.P. Manuel Mora­les Váz­quez (dele­ga­do de gobierno), a Wal­ter Irec­ta pre­si­den­te del gru­po de auto­trans­por­te “Lagu­na Mira­mar” de cual­quier deten­ción arbi­tra­ria, de la inte­gri­dad físi­ca y psi­co­ló­gi­ca de nues­tros com­pa­ñe­ros antes men­cio­na­dos y de quie­nes for­man par­te de  nues­tro Fren­te Nacio­nal de Lucha por el Socialismo.

 

 

¡POR LA UNI­DAD OBRE­RA, CAM­PE­SI­NA, INDÍ­GE­NA Y POPULAR!

 

UNIÓN DE TRANS­POR­TIS­TASELQUETZA­LI­TO”- FNLS

 

FREN­TE NACIO­NAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *