Estado de Anáhuac

Y qué creen, que al día siguien­te, o sea el 31 de octu­bre, como una mera casua­li­dad creo, el mis­mí­si­mo Jefe de Gobierno Elec­to, don Miguel Ángel Man­ce­ra, decla­ró a la pren­sa que se reu­ni­ría con los Coor­di­na­do­res del los Par­ti­dos en el Sena­do de la Repú­bli­ca, para hablar sobre el tema. Y que habría un foro con repre­sen­tan­tes de la socie­dad civil. El “Foro Rum­bo a la Refor­ma Polí­ti­ca del DF”, se lle­vó al cabo en el Pala­cio de Mine­ría. Ahí, ante el públi­co de la gen­te, inclui­dos los repre­sen­tan­tes de todos los Par­ti­dos con regis­tro y el Rec­tor de a UNAM, todos se com­pro­me­tie­ron a que pron­to habría tal refor­ma, con Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca y toda la cosa.

Al final, el Dr. Man­ce­ra fue más cla­ri­do­so. Dijo: “El Gobierno que estoy a pun­to de enca­be­zar, se pro­po­ne impul­sar con toda fir­me­za, la con­so­li­da­ción de nues­tra auto­no­mía, como enti­dad inte­gran­te de la Fede­ra­ción. En esta cons­truc­ción se deben poner sobre la mesa de tra­ba­jo, prin­ci­pios y dere­chos con­te­ni­dos en Tra­ta­dos inter­na­cio­na­les de los que Méxi­co es parte”.

Al oír lo ante­rior, des­de don­de SSS se encon­tra­ba, envié un calu­ro­so aplau­so a don Man­ce­ra. Y me dije a mi mis­mo: “Mi mis­mo, en eso hay que apoyar”.

Por­que han de recor­dar mis esti­ma­dos que, pese a ser una deman­da prin­ci­pal de la izquier­da de anta­ño, como la que les recuer­do, nin­gún diri­gen­te encum­bra­do de eso que aho­ra lla­man “izquier­da”, había vuel­to a hablar del asun­to. Como si la meta de esos encum­bra­dos, era sola­men­te lle­gar a Jefa­tu­rar el Gobierno del DF y a tener muchos repre­sen­tan­tes en la Asam­blea Legis­la­ti­va y en el Con­gre­so Gene­ral. ¿Para qué? Para nada sus­tan­cial. Las gran­des deman­das de la izquier­da, des­de que ésta logró ganar la capi­tal del  país, en 1997, que­da­ron bien guar­da­das, en algún cajón, como cachivaches.

Por eso, aho­ra que don Miguel Ángel res­ca­ta una de ellas y anun­cia que “la impul­sa­rá con fir­me­za” com­pro­me­tien­do públi­ca­men­te en dicha tarea a los prin­ci­pa­les de los que deci­den, es de celebrar.

Y es que des­de 1928, los ciu­da­da­nos capi­ta­li­nos, fui­mos con­si­de­ra­dos y tra­ta­dos legal­men­te por la cla­se polí­ti­ca, como ciu­da­da­nos de segun­da cla­se. Des­de aquel enton­ces (pare­ce que el argu­men­to para haber supri­mi­do tan impor­tan­tes dere­chos polí­ti­cos, fue el ase­si­na­to de Álva­ro Obre­gón) los ciu­da­da­nos chi­lan­gos – hoy somos mas de 6 millo­nes — no pode­mos ele­gir a nues­tro Gober­na­dor, ni a nues­tros Ayun­ta­mien­tos (para que no gobier­ne una per­so­na sino un equi­po), ni a nues­tro Con­gre­so Local, como sí lo pue­den hacer los ciu­da­da­nos de cual­quier enti­dad fede­ra­ti­va  (des­de las Bajas Cali­for­nias, has­ta las que se hallan en la penín­su­la de Yuca­tán, pasan­do por las otras 26). Ni tene­mos una Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca Local. En lugar de ello, mer­ced a los medio­cres (digo medio­cres por­que se que­da­ron a la mitad) ofi­cios de Sali­nas de Gor­ta­ri, Manuel Cama­cho Solís, Mar­cel Ebrard, Por­fi­rio Muñoz Ledo, des­de 1997 tene­mos a meros reme­dos, es decir, Jefe de Gobierno, Jefes Dele­ga­cio­na­les, e Inte­gran­tes de una Asam­blea Legis­la­ti­va, todos con pode­res muy limi­ta­dos si los com­pa­ra­mos con los que tie­nen sus “pares” en los Esta­dos. Y en lugar de Cons­ti­tu­ción exis­te un Esta­tu­to de Gobierno. 

Si se da tal cam­bio cua­li­ta­ti­vo en la capi­tal de país, la posi­bi­li­dad de resol­ver los gran­des pro­ble­mas que pade­ce­mos los capi­ta­li­nos, de vigi­lar y cas­ti­gar a sus gober­nan­tes y repre­sen­tan­tes, si estos se por­tan mal, e inclu­so de ele­gir a mejo­res per­so­nas como legis­la­do­res y otros ser­vi­do­res públi­cos, seria mucho mayor. De dar­se tal cam­bio, has­ta don Miguel Ángel Man­ce­ra esta­ría cata­pul­tán­do­se de inme­dia­to como futu­ro can­di­da­to a la pre­si­den­cia para 2018. 

Sin que deje de ser ésta, la actual capi­tal, la sede de los pode­res fede­ra­les – el DF sería una Dele­ga­ción ó los edi­fi­cios que alber­gan los pode­res fede­ra­les, serían el DF – lo que hoy es el DF pasa­ría a con­ver­tir­se en el Esta­do de Anáhuac, por ejem­plo, y sus habi­tan­tes ciu­da­da­nos, podrían tener ple­nos dere­chos y no como aho­ra que se pre­go­na una men­ti­ra del tamaño
de sus 1500 km cua­dra­dos, que “en la Ciu­dad de Méxi­co se gozan todos los dere­chos”. Pero si no tie­nen la auda­cia de pro­mo­ver tal cam­bio, y se que­dan en cam­bios de for­ma o solo unos pasi­tos ade­lan­te, como cam­biar de nom­bre al DF por el de Ciu­dad Capi­tal, y/o logran­do cier­ta auto­no­mía fis­cal, argu­men­tan­do pro­ble­mas téc­ni­cos, pues habrán exhi­bi­do, una vez mas, su visión tan cor­ta en eso de lograr cam­bios de a deveras. 

¿Cómo la ven des­de ahí mis esti­ma­dos? Me refie­ro a mi pro­pues­ta con todo y nom­bre de la posi­ble nue­va enti­dad fede­ra­ti­va, no sean mal pensados. 

Noti­tas.- Una.- Que si su ban­de­ra es luchar por la edu­ca­ción públi­ca y por la lega­li­dad, lo que logran con sus hechos los pocos que tie­nen toma­das las ins­ta­la­cio­nes de la Uni­ver­si­dad Autó­no­ma de la Ciu­dad de Méxi­co, es pri­va­ti­zar dicha edu­ca­ción y vio­lar la ley a su anto­jo. ¿Y el Gobierno del DF? Pues ahí nomás, milan­do ó como Pila­tos, por­que, dice, “no es correc­to que inter­ven­ga”. Dos.- Que es casi segu­ro que los que inau­gu­ra­ron y cor­ta­ron el lis­tón, de la nue­va línea del Metro capi­ta­lino, jamás vol­ve­rán a subir­se a uno de sus vago­nes. Para qué si no lo nece­si­tan. Que se amue­len los usua­rios, via­jan­do como sar­di­nas ¿no? Tres.- Que se agra­de­ce la con­fe­ren­cia impar­ti­da por el ase­sor sin­di­cal, licen­cia­do Fran­cis­co Javier Herre­ra Ruiz, del pasa­do 6 de noviem­bre en la sede de “Por el Cam­bio con Dig­ni­dad AC”, en la que acla­ró que “la subas­ta de con­tra­tos colec­ti­vos, plas­ma­da en el articu­lo 388 bis de la pro­pues­ta de modi­fi­ca­ción a la Ley Fede­ral del Tra­ba­jo – articu­lo pro­pues­to y defen­di­do por legis­la­do­res de “izquier­da” – es lo de menos. Lo de más, es que de apli­car­se hubie­ra anu­la­do en la prác­ti­ca, el dere­cho de huel­ga. Pues con esos repre­sen­tan­tes, los tra­ba­ja­do­res para qué quie­ren enemi­gos. Lo bueno es que los sal­vó la cam­pa­na, pues dicho artícu­lo no se apro­bó. Cua­tro.- Que con la pode­ro­sa Comi­sión Nacio­nal Anti­co­rrup­ción que, dicen, va a crear don Peña Nie­to, la inten­ción es con­tro­lar Gober­na­do­res, Alcal­des, legis­la­do­res y…¿dónde que­da­ría el fede­ra­lis­mo, quién vigi­la­ría a dicha Comi­sión? Cin­co.- Que vuel­ve a Méxi­co el Maes­tro Pen You Lian, 7º. Gra­do en Wushu, gra­dua­do con hono­res de la Facul­tad Edu­ca­ción Físi­ca de la Uni­ver­si­dad Nor­mal de Bei­jing, Chi­na, a com­par­tir, median­te Reti­ro Semi­na­rio, sus estu­dios sobre los prin­ci­pa­les bene­fi­cios de Tai Chi y Chi Kung  en la salud y para una sana lon­ge­vi­dad. Y que esta­mos invi­ta­dos para los días 23 al 25 de noviem­bre. Orga­ni­za Tem­plo Shao­lin Méxi­co AC. ¿Vamos?

Email: hernandez-jimenez2012@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *