Estatuto del MTS

2. La par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca de los ciu­da­da­nos median­te la con­for­ma­ción de todo tipo de orga­ni­za­cio­nes, acti­vi­da­des, comu­ni­ca­dos y des­ple­ga­dos, así como la inci­den­cia y arti­cu­la­ción en cual­quier pro­ce­so social, polí­ti­co, eco­nó­mi­co, de capa­ci­ta­ción,  cul­tu­ral, y elec­to­ral, tan­to en lo fede­ral como en lo local.

3. Cual­quier tarea apro­ba­da que pro­pon­ga la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal y/o terri­to­rial, para la rea­li­za­ción de todas las anteriores.

Artículo 3
Del Lema y Emblema

1. El lema del MTS es “Jus­ti­cia, Equi­dad, Fra­ter­ni­dad, Libertad”

2. El emble­ma del MTS es la figu­ra resul­tan­te de la trans­po­si­ción fija y bidi­men­sio­nal de los siguien­tes ele­men­tos grá­fi­cos que, para efec­tos del pre­sen­te artícu­lo, se le deno­mi­na “ancho total” a la dis­tan­cia que se con­tem­pla des­de el extre­mo izquier­do al extre­mo dere­cho de la figu­ra des­cri­ta en las cin­co frac­cio­nes siguientes:

  1. Un círcu­lo de color azul, colo­ca­do al cen­tro de la figu­ra que abar­ca la cuar­ta par­te del ancho total.
  2. Tres círcu­los de color rojo vivo, colo­ca­dos a mane­ra de trián­gu­lo equi­lá­te­ro, rota­do quin­ce gra­dos res­pec­to a ejes car­te­sia­nos, en con­tra de las mane­ci­llas del reloj; el cen­troi­de del trián­gu­lo es el del círcu­lo de la frac­ción. El diá­me­tro de los tres círcu­los rojos, es un ter­cio del ancho total.
  3. Tres sím­bo­los de diá­lo­go pre­his­pá­ni­co sin ins­crip­cio­nes de nin­gún tipo, en color rojo vivo, cuya pun­ta de sali­da se acer­ca a cada círcu­lo rojo de la frac­ción ante­rior, que for­man tres jue­gos círcu­lo-sím­bo­lo, uno de cada lado del trián­gu­lo for­ma­do en la frac­ción ante­rior; uno de los jue­gos for­ma la base del triángulo.
  4. Las siglas MTS dis­pues­tas, ya sea en la base de la figu­ra for­ma­da por las tres frac­cio­nes ante­rio­res, o del lado dere­cho de lec­tu­ra, con tipo de letra Arial Narrow, altu­ra de un ter­cio del ancho total, en color negro mate.
  5. Cuan­do las siglas se expo­nen del lado dere­cho del logo­ti­po, deba­jo de ellas se acom­pa­ñan de tres líneas del­ga­das hori­zon­ta­les para­le­las, que abar­can la base lon­gi­tu­di­nal de las siglas, y deba­jo de estas líneas exis­te la leyen­da “Movi­mien­to de Trans­for­ma­ción Social”, con letra Arial Cur­si­va, ajus­ta­da en tres ren­glo­nes a la lon­gi­tud de las líneas aquí descritas.

3. El lema y el emble­ma pue­den unir­se para usar­se en for­ma con­jun­ta o indistintamente.

4. El nom­bre, lema y emble­ma del MTS pue­den ser uti­li­za­dos en todas las acti­vi­da­des polí­ti­cas, socia­les, pro­duc­ti­vas y cul­tu­ra­les, por cual­quier adhe­ren­te del MTS, por orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas con­gruen­tes con el idea­rio del MTS, median­te soli­ci­tud por escri­to y la res­pec­ti­va auto­ri­za­ción de la Coor­di­na­do­ra Nacional.

Artículo 4
De la Soberanía y Autonomía

Con fun­da­men­to en los Artícu­los 9, 16, 35 y 39 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de los Esta­dos Uni­dos Mexi­ca­nos, esta orga­ni­za­ción es autó­no­ma y sobe­ra­na en sus deci­sio­nes y orde­na­mien­tos, basa­dos en su Idea­rio, así como en los siguien­tes prin­ci­pios: demo­cra­cia direc­ta, plu­ra­li­dad, diá­lo­go, men­te abier­ta, con­gruen­cia, cla­ri­dad, sín­te­sis, dis­ci­pli­na, coope­ra­ción; y en los siguien­tes valo­res: Jus­ti­cia, equi­dad, fra­ter­ni­dad, liber­tad, trans­pa­ren­cia, res­pe­to, hones­ti­dad, ama­bi­li­dad, res­pon­sa­bi­li­dad y compromiso.

Artículo 5
De la Afiliación y la Adhesión

1. Todo ciu­da­dano mexi­cano pue­de soli­ci­tar su afi­lia­ción como mili­tan­te del MTS, y se requiere:

  1. Tener die­cio­cho años de edad o más.
  2. Pre­sen­tar soli­ci­tud de ingre­so por escrito.
  3. Expre­sar su volun­tad de aca­tar los prin­ci­pios, esta­tu­tos, regla­men­tos y acuer­dos de los órga­nos de Gobierno que rijan al MTS.

2. Sin que se les pue­da afi­liar al MTS, las y los meno­res de 18 años con la apro­ba­ción de sus
padres o tuto­res en pleno uso de sus facul­ta­des y dere­chos pue­den ser miem­bros adhe­ren­tes para pro­po­ner, opi­nar y par­ti­ci­par en las acti­vi­da­des del MTS, así como incor­po­rar su correo elec­tró­ni­co en las lis­tas ciber­né­ti­cas del Movimiento.

3. Las afi­lia­cio­nes y adhe­sio­nes son libres, pací­fi­cas y volun­ta­rias y debe­rán estar de acuer­do o ser con­gruen­tes con el Idea­rio del MTS.

CAPÍTULO SEGUNDO

DERECHOS Y OBLIGACIONES 

Artículo 6
De los Derechos de los afiliado
s

Todo afi­lia­do al MTS tie­ne dere­cho a:

1. Ser infor­ma­do sobre la vida inter­na de la orga­ni­za­ción, los acuer­dos de las sesio­nes, deba­tes y dis­cu­sio­nes de las coor­di­na­do­ras comu­ni­ta­rias, muni­ci­pa­les, esta­ta­les y nacional.

2. Expre­sar libre­men­te sus opi­nio­nes con­for­me al artícu­lo 7º constitucional.

3. Ejer­cer libre­men­te su voz y voto.

4. Asis­tir a las reunio­nes de las comi­sio­nes y a for­mar par­te de ellas.

5. Soli­ci­tar y reci­bir infor­mes eco­nó­mi­cos, con­ta­bles, finan­cie­ros y/o admi­nis­tra­ti­vos transparentes.

6. Hacer acción polí­ti­ca a nom­bre de esta orga­ni­za­ción, sin per­jui­cio alguno de ésta.

7. Ampliar la estruc­tu­ra del MTS fun­dan­do y coor­di­nan­do nue­vas filia­les o dele­ga­cio­nes en cual­quier par­te del terri­to­rio nacio­nal; así como la crea­ción de nue­vas rela­cio­nes con la socie­dad civil para la rea­li­za­ción de pro­yec­tos polí­ti­cos-cul­tu­ra­les, que cum­plan, lo más fiel posi­ble, con el Idea­rio del MTS.

8. Pro­mo­ver la for­ma­ción de semi­na­rios, talle­res y/o cur­sos de capa­ci­ta­ción e inves­ti­ga­ción, así como la rea­li­za­ción de publi­ca­cio­nes y pro­gra­mas en los medios de comu­ni­ca­ción, para con­tri­buir al for­ta­le­ci­mien­to de la ideo­lo­gía del Idea­rio del MTS, res­pe­tan­do y pro­te­gien­do los dere­chos de autor.

9. Renun­ciar a la orga­ni­za­ción, mani­fes­tan­do por escri­to los moti­vos de su sepa­ra­ción, sin per­jui­cio de regre­sar cuan­do así lo con­si­de­re, siem­pre y cuan­do no haya sido expulsado.

Artículo 7
De las Obligaciones de los afiliados

1. Son obli­ga­cio­nes de todo afi­lia­do a la organización:

  1. Asis­tir con pun­tua­li­dad a las reunio­nes de la coor­di­na­do­ra y las comi­sio­nes en las que esté adscrito.
  2. Com­pro­me­ter­se a cum­plir con efi­ca­cia y dili­gen­cia las acti­vi­da­des acordadas.
  3. Cum­plir con el mar­co jurí­di­co del pre­sen­te estatuto.
  4. Apli­car y hacer apli­car el pre­sen­te estatuto.
  5. Abs­te­ner­se de ejer­cer voz y voto inducido.
  6. Con­tri­buir al sos­te­ni­mien­to finan­cie­ro del MTS.
  7. Fomen­tar el con­su­mo de los pro­duc­tos de las redes coope­ra­ti­vas, de las que for­men par­te de esta organización.
  8. Aca­tar los acuer­dos o reso­lu­ti­vos de las coor­di­na­do­ras loca­les y nacional.
  9. Soli­ci­tar defen­sa y/o defen­der a sus com­pa­ñe­ros de cual­quier atro­pe­llo legal.
  10. Actua­li­zar sus datos per­so­na­les ante las coor­di­na­do­ras loca­les y/o nacional.
  11. Ope­rar y hacer ges­tión polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca, cul­tu­ral, ambien­tal y social con jus­ti­cia, demo­cra­cia, lim­pia y transparente.
  12. Abs­te­ner­se de trai­cio­nar los intere­ses legí­ti­mos de los afi­lia­dos y de los ciu­da­da­nos en general.

2. La afi­lia­ción al MTS impli­ca el cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes y com­pro­me­te a las y a los afi­lia­dos a res­pe­tar los pre­sen­tes Esta­tu­tos y a obser­var con­gruen­cia con el pro­pio Ideario.

CAPÍTULO TERCERO

DE LA ORGANIZACIÓN DEL MTS 

Artículo 8
De la Estructura Organizacional

Las ins­tan­cias y órga­nos del MTS son:

1. En el nivel nacional:

  1. Asam­blea Nacional
  2. Coor­di­na­do­ra Nacional
  3. Con­se­jo Coor­di­na­dor Nacional
  4. Comi­sio­nes Nacionales

2. En el nivel estatal:

  1. Asam­blea Estatal
  2. Coor­di­na­do­ra Estatal
  3. Con­se­jo Coor­di­na­dor Estatal
  4. Comi­sio­nes Estatales

3. En el nivel municipal:

  1. Asam­blea Municipal
  2. Coor­di­na­do­ra Municipal
  3. Con­se­jo Coor­di­na­dor Municipal
  4. Comi­sio­nes Municipales

Las Asam­bleas y coor­di­na­do­ras se man­ten­drán autó­no­mas y se defi­ni­rás como un orga­nis­mo no guber­na­men­tal, sin per­te­ne­cer a nin­gún par­ti­do polí­ti­co y a nin­gu­na ins­ti­tu­ción religiosa.

4. Célu­las, con­se­jos, clu­bes o asam­bleas comunitarias

 

Artículo 9
De la Asamblea Nacional, Funciones y Modalidades

1. El órgano máxi­mo de direc­ción del MTS es la Asam­blea Nacio­nal y tie­ne a su car­go la con­duc­ción gene­ral ideo­ló­gi­ca, eco­nó­mi­ca y social. Sus reso­lu­cio­nes serán de obser­van­cia gene­ral para todas las ins­tan­cias, órga­nos y ciu­da­da­nos afi­lia­dos y adhe­ren­tes. Se reu­ni­rá, por lo menos, cada dos años.

2. La con­vo­ca­to­ria la comu­ni­ca­rá por escri­to la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal, con sesen­ta días antes de la cele­bra­ción, seña­lan­do los días, el lugar y la hora, así como el orden del día bajo el cual se lle­va­rá a cabo.

3. La inte­gran los dele­ga­dos de cada coor­di­na­do­ra, con dere­cho a voz y voto.

4. La asis­ten­cia de dele­ga­dos a la Asam­blea Nacio­nal es per­so­nal; en con­se­cuen­cia, su voto es intrans­fe­ri­ble. La par­ti­ci­pa­ción pue­de ser pre­sen­cial o virtual.

5. Corres­pon­de a la Asam­blea Nacional:

  1. Defi­nir los prin­ci­pios ideo­ló­gi­cos, linea­mien­tos polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos y estra­te­gias socia­les gene­ra­les, con base en los valo­res del Idea­rio del MTS.
  2. Elec­ción de las Comi­sio­nes Nacio­na­les, así como cono­cer el infor­me que deben pre­sen­tar las mismas.
  3. Dele­gar atri­bu­cio­nes a la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal para ser ejer­ci­das por ésta duran­te los rece­sos de la misma.
  4. Para la ins­ta­la­ción y fun­cio­na­mien­to de la Asam­blea Nacio­nal se requie­re del 50% más uno de los dele­ga­dos regis­tra­dos de acuer­do a la con­vo­ca­to­ria. Si no se alcan­za­ra el quó­rum en la fecha y hora seña­la­das en la con­vo­ca­to­ria, se ins­ta­la­rá una (1) hora más tar­de, en el mis­mo lugar, con la mis­ma agen­da y con el núme­ro de miem­bros asistentes.

Artículo 10
De la Coordinadora Nacional, su Integración y Sesiones

1. Duran­te el rece­so de la Asam­blea Nacio­nal, la atri­bu­ción máxi­ma del MTS es la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal. La inte­gran, con dere­cho a voz y voto, miem­bros de las Comi­sio­nes Nacionales.

2. La Coor­di­na­do­ra Nacio­nal sesio­na­rá, por lo menos una vez al mes, de la que sur­gi­rá una minu­ta con sus res­pec­ti­vos acuer­dos y reso­lu­ti­vos, con base en el Regla­men­to auto­ri­za­do por la mis­ma Coordinadora.

3. En cada una de las sesio­nes habrá elec­ción rota­ti­va del mode­ra­dor, del rela­tor y del escru­ta­dor o escru­ta­do­res, por mayo­ría sim­ple o auto-propuesta.

Artículo 11
El Consejo Coordinador Nacional

1. El Con­se­jo Coor­di­na­dor Nacio­nal es la más alta auto­ri­dad eje­cu­ti­va, admi­nis­tra­ti­va y repre­sen­ta­ti­va del MTS y está con­for­ma­da por el Coor­di­na­dor de cada Comi­sión o por el repre­sen­tan­te que éstas designen.

2. En caso de renun­cia o ausen­cia defi­ni­ti­va, de uno o más inte­gran­tes de dicho Con­se­jo, la Comi­sión res­pec­ti­va desig­na­rá a la per­so­na que lo sus­ti­tu­ya has­ta la ter­mi­na­ción del perío­do para el cual fue electo.

3. El Con­se­jo Coor­di­na­dor Nacio­nal ten­drá los debe­res y atri­bu­cio­nes siguientes:

  1. Repre­sen­tar al MTS y man­te­ner las rela­cio­nes con orga­ni­za­cio­nes socia­les, cul­tu­ra­les y políticas.
  2. Repre­sen­tar legal­men­te al MTS ante las auto­ri­da­des judi­cia­les, admi­nis­tra­ti­vas y elec­to­ra­les, en sus tres nive­les: fede­ral, esta­tal y muni­ci­pal, y dele­gar los que sean necesarios.
  3. Asig­nar las res­pon­sa­bi­li­da­des que resul­ten nece­sa­rias para la direc­ción de la organización.
  4. Con­vo­car, cuan­do lo con­si­de­re nece­sa­rio, a los pre­si­den­tes de las Coor­di­na­do­ras esta­ta­les y
    muni­ci­pa­les, de mane­ra indi­vi­dual y colectiva.
  5. Sus­cri­bir las comu­ni­ca­cio­nes y acuer­dos de la Coor­di­na­do­ra Nacional.
  6. Diri­gir la acción social, cul­tu­ral y polí­ti­ca del MTS, en todo el país; infor­mar a las ins­tan­cias y órga­nos del MTS sobre la(s) estrategia(s) política(s) y vigi­lar su cumplimiento.
  7. Diri­gir la ges­tión admi­nis­tra­ti­va y finan­cie­ra del MTS; nom­brar al per­so­nal admi­nis­tra­ti­vo y de apoyo.
  8. Some­ter a la apro­ba­ción de la Asam­blea Nacio­nal, el Pro­gra­ma Gene­ral de Acti­vi­da­des de la Coor­di­na­do­ra Nacional.
  9. Expe­dir y fir­mar, jun­to con el secre­ta­rio gene­ral, los nom­bra­mien­tos y acre­di­ta­cio­nes ante las dife­ren­tes auto­ri­da­des judi­cia­les, admi­nis­tra­ti­vas y electorales.
  10. Repre­sen­tar al MTS con todas sus facul­ta­des de apo­de­ra­do gene­ral, para plei­tos y cobran­zas, así como para actos de admi­nis­tra­ción y de domi­nio, inclu­yen­do los que requie­ran cláu­su­la espe­cial con­for­me a la ley, y dele­gar los que sean necesarios.
  11. Pre­sen­tar el infor­me de acti­vi­da­des de la Coor­di­na­do­ra Nacional.
  12. Los demás que le enco­mien­den los pre­sen­tes Esta­tu­tos, la Asam­blea y la coor­di­na­do­ra Nacio­nal, así como el regla­men­to del MTS.
  13. Dis­tri­buir entre sus inte­gran­tes, el área de tra­ba­jo o asun­to que considere 

 

Artículo 12
De las Comisiones y sus Funciones

1. Para una mejor orga­ni­za­ción del MTS, el Con­se­jo Coor­di­na­dor Nacio­nal pre­si­den­cia esta­rá apo­ya­da por las siguien­tes Comi­sio­nes, inte­gra­das por miem­bros de la Coor­di­na­do­ra Nacional:

  1. Comi­sión Polí­ti­ca. Será la encar­ga­da de rea­li­zar estu­dios, aná­li­sis y diag­nós­ti­cos de la pro­ble­má­ti­ca nacio­nal, amén de, con­jun­ta­men­te con la Comi­sión de Edu­ca­ción, fomen­tar la crea­ción de cua­dros polí­ti­cos den­tro del MTS; será la encar­ga­da de los comu­ni­ca­dos de las posi­cio­nes y pro­nun­cia­mien­tos del MTS ante los dife­ren­tes con­flic­tos polí­ti­cos; enta­blar comu­ni­ca­ción per­ma­nen­te con las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y socia­les del país.
  2. Comi­sión de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra. Se encar­ga­rá de fomen­tar y difun­dir el cono­ci­mien­to, la expre­sión y el pro­ce­sa­mien­to docu­men­tal, así como la crea­ción cul­tu­ral, social y cívi­ca en los dife­ren­tes sec­to­res pobla­cio­na­les y gru­pos de edad, en los tres nive­les de gobierno, muni­ci­pal, esta­tal y fede­ral. Pro­mo­ve­rá la ins­tau­ra­ción de un Con­se­jo Nacio­nal de Educación.
  3. Comi­sión de Eco­no­mía. Será la encar­ga­da de rea­li­zar estu­dios, talle­res y cur­sos enfo­ca­dos a la prác­ti­ca de la eco­no­mía de equi­va­len­cias y demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, así como el de impul­sar y desa­rro­llar empre­sas coope­ra­ti­vas y PyMEs.
  4. Comi­sión Ambien­tal. Se abo­ca­rá a exa­mi­nar y desa­rro­llar asun­tos rela­cio­na­dos con la eco­lo­gía, la tec­no­lo­gía y el medio ambien­te, a tra­vés de talle­res, publi­ca­cio­nes impre­sas y elec­tró­ni­cas, con­fe­ren­cias y círcu­los de estu­dio. Impul­sa­rá, a su vez, la crea­ción de un Con­se­jo Nacio­nal Ambiental.
  5. Comi­sión de Dere­chos Huma­nos. Será la encar­ga­da de la apli­ca­ción y super­vi­sión de jus­ti­cia y segu­ri­dad de los indi­vi­duos, ante las defe­ren­tes ins­tan­cias lega­les, en apo­yo de la pobla­ción en gene­ral, así como el de fomen­tar los prin­ci­pios y los dere­chos fun­da­men­ta­les del ser humano.
  6. Comi­sión de Orga­ni­za­ción. Será la encar­ga­da de pre­pa­rar los tra­ba­jos de cada sesión de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal y de la Asam­blea Nacio­nal, así como calen­da­ri­zar la rea­li­za­ción de cur­sos, plá­ti­cas y talle­res para mejo­rar el fun­cio­na­mien­to de las comi­sio­nes e inte­gran­tes del MTS; res­guar­dar los docu­men­tos del MTS, tales como Esta­tu­tos, Idea­rio, Regla­men­to y Minu­tas de las sesio­nes de la Coor­di­na­do­ra nacio­nal. Y asu­me las tareas de  Teso­re­ría y presupuestos.
  7. Comi­sión de Comunicación
  8. Comi­sión de Honor y Justicia
  9. Comi­sión Jurídica 

Artículo 13
De los Deberes y Atribuciones de las Coordinadoras Estatales, Municipales y Nacional

1. Son debe­res y atri­bu­cio­nes de las Coordinadoras:

  1. Apli­car, desa­rro­llar e imple­men­tar los obje­ti­vos del MTS.
  2. Pro­po­ner modi­fi­ca­cio­nes al idea­rio y/o a los esta­tu­tos del MTS ante la Asam­blea Nacional
  3. Crear las comi­sio­nes estruc­tu­ra­les y temá­ti­cas que, a su jui­cio, sean nece­sa­rias para opti­mi­zar el fun­cio­na­mien­to del MTS.
  4. Esta­ble­cer la orga­ni­za­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y social, con base en los valo­res del Idea­rio del MTS.
  5. Emi­tir comu­ni­ca­dos, des­ple­ga­dos, mani­fies­tos, reso­lu­ti­vos, plie­gos peti­to­rios y pro­pues­tas guber­na­men­ta­les, a nom­bre del MTS.
  6. For­ma­li­zar víncu­los con las orga­ni­za­cio­nes nacio­na­les, esta­ta­les y muni­ci­pa­les de tra­ba­ja­do­res, pro­duc­to­res, crea­do­res y universitarios.
  7. Ren­dir infor­me de las acti­vi­da­des ante la Coor­di­na­do­ra Nacional.

CAPÍTULO CUARTO

DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Artículo 14
Órganos comunitarios

1. El MTS pro­mo­ve­rá la crea­ción de órga­nos de inte­gra­ción comu­ni­ta­ria, for­ma­les e infor­ma­les, para par­ti­ci­par en el pro­ce­so de trans­for­ma­ción social.

2. Los órga­nos comu­ni­ta­rios del MTS pue­den tener dife­ren­tes mode­los aso­cia­ti­vos: célu­las ciber­né­ti­cas, clu­bes, con­se­jos, aso­cia­cio­nes, socie­da­des, asam­bleas comu­ni­ta­rias, etc.

3. Las fun­cio­nes prin­ci­pa­les de estos órga­nos comu­ni­ta­rios son las siguientes:

  1. Par­ti­ci­par en la ela­bo­ra­ción del diag­nós­ti­co de cada comu­ni­dad y vigi­lar la ela­bo­ra­ción del pre­su­pues­to del órgano polí­ti­co-admi­nis­tra­ti­vo correspondiente.
  2. Cono­cer, inte­grar, ana­li­zar, ges­tio­nar y dar segui­mien­to a las deman­das y pro­pues­tas que pre­sen­ten los ciu­da­da­nos de su juris­dic­ción, ante el órgano polí­ti­co-admi­nis­tra­ti­vo de la misma.
  3. Pro­mo­ver la orga­ni­za­ción y par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na, para desa­rro­llar tra­ba­jos de infor­ma­ción, capa­ci­ta­ción y edu­ca­ción cívi­ca y política.
  4. Pro­mo­ver la cul­tu­ra en gene­ral y la con­vi­ven­cia social.
  5. Cono­cer y emi­tir opi­nión sobre los pro­gra­mas de tra­ba­jo y ser­vi­cios públicos.

Artículo 15
De las Relaciones con Organizaciones de la Sociedad Civil

Con los movi­mien­tos y orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil que coin­ci­dan con el Idea­rio del MTS, habrá una acep­ta­ción mutua como orga­ni­za­cio­nes fra­ter­nas, sin soli­ci­tar­le a los diri­gen­tes y sim­pa­ti­zan­tes pro­pios, el requi­si­to de afiliación.

 

CAPÍTULO QUINTO

DE LA PARTICIPACIÓN POLÍTICO-ELECTORAL

Artículo 16
De las Alianzas con otras Organizaciones

1. Las alian­zas con otras orga­ni­za­cio­nes pue­den ser:

    1. Alian­za fra­ter­na. Que con­sis­te en la libre con­vi­ven­cia entre orga­ni­za­cio­nes de dis­tin­to nom­bre, lema y emble­ma pero que per­si­guen fines comu­nes para bene­fi­cio de la socie­dad, con­ser­van­do su abso­lu­ta autonomía.
    2. Alian­za fede­ra­da. Que con­sis­te en la libre con­vi­ven­cia entre orga­ni­za­cio­nes que uti­li­zan nom­bre, lema y emble­ma del MTS, pero con aca­ta­mien­to a los reso­lu­ti­vos de su Asam­blea Nacional.
    3. Alian­za con­fe­de­ra­da. Igual que la ante­rior, pero las orga­ni­za­cio­nes se unen en blo­que, ante una coyun­tu­ra polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca ó social.
    4. Con­so­li­da­ción de Alian­zas. Que con­sis­te en la con­vi­ven­cia entre orga­ni­za­cio­nes de, por lo menos, un (1) año, en el que hayan uti­li­za­do colec­ti­va­men­te los lemas y emble­mas en sus acti­vi­da­des polí­ti­cas, eco­nó­mi­cas y socia­les; hayan rea­li­za­do jun­tas un Con­gre­so Anual y haber­se demos­tra­do mutua solidaridad.

2. Para cons­ti­tuir una alian­za legal se requie­re de:

  1. Acto públi­co abier­to y Fe pública
    opcional.
  2. Actas de asam­blea de las orga­ni­za­cio­nes que par­ti­ci­pan en la alianza.
  3. Con­ve­nio de alian­za, fir­ma­do por los repre­sen­tan­tes de cada organización.
  4. Publi­ca­ción del con­ve­nio de alian­za en los sitios elec­tró­ni­cos de las orga­ni­za­cio­nes participantes.

Artículo 19
De la Postulación de Candidaturas Independientes
 

Con base en el Artícu­lo 35 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de los Esta­dos Uni­dos Mexi­cano, cual­quier ciu­da­dano o inte­gran­te del MTS podrá pos­tu­lar­se para car­gos públi­cos, bajo los siguien­tes requisitos:

    1. Cum­plir con los requi­si­tos Constitucionales
    2. Cum­plir con los requi­si­tos del Códi­go Fede­ral de Ins­ti­tu­cio­nes y Pro­ce­di­mien­tos Electorales
    3. Cum­plir con los requi­si­tos del Códi­go Elec­to­ral de la Enti­dad Fede­ra­ti­va correspondiente

 

CAPÍTULO SEXTO

DE LA DISCIPLINA Y SANCIONES

Artículo 20
Medidas Disciplinarias

1. La Comi­sión de Honor y Jus­ti­cia se ele­gi­rá cada tres años, y esta­rá inte­gra­da por el Coor­di­na­dor de Comi­sión Jurí­di­ca, un Secre­ta­rio y un Vocal.

2. La Comi­sión de Honor y Jus­ti­cia ten­drá las siguien­tes facultades:

  1. Reci­bir la con­sig­na­ción de las fal­tas come­ti­das por los miem­bros de las Coor­di­na­do­ras, Comi­sio­nes y demás afiliados. 
  2. Emi­tir dic­tá­me­nes dis­ci­pli­na­rios que some­te­rán a la con­si­de­ra­ción de la Asam­blea General.
  3. Eje­cu­tar las medi­das dis­ci­pli­na­rias acor­da­das por la Asam­blea General.
  4. Remi­tir a la Asam­blea Gene­ral las ape­la­cio­nes que reci­ba la Comi­sión de Honor y Justicia.

3. Las san­cio­nes apli­ca­bles para corre­gir las fal­tas come­ti­das en el MTS son:

  1. Amo­nes­ta­ción ver­bal ó escrita.
  2. Sus­pen­sión de dere­chos del afiliado.
  3. Expul­sión.

4. Se apli­ca­rá una amo­nes­ta­ción para cual­quier afi­lia­do que fal­te a las obli­ga­cio­nes con­traí­das o tareas enco­men­da­das por el MTS, siem­pre y cuan­do no sean gra­ves, ni pon­gan en peli­gro o ries­go el pres­ti­gio de la orga­ni­za­ción ni de sus compañeros.

5. Quien acu­mu­le tres amo­nes­ta­cio­nes, el afi­lia­do será sus­pen­di­do de sus derechos.

6. La sus­pen­sión de los dere­chos como socio no podrá exce­der los 6 meses.

7. Los afi­lia­dos sólo podrán ser expul­sa­dos del MTS por las siguien­tes causas: 

  1. Aque­llos com­pa­ñe­ros que aten­ten con­tra la inte­gri­dad de la organización.
  2. Trai­ción en los movi­mien­tos sociales.
  3. Fal­tar gra­ve­men­te a la soli­da­ri­dad acor­da­da por la Asam­blea General.

8. Para expul­sar a un miem­bro del MTS se requie­re que el pro­ce­di­mien­to de exclu­sión se lle­ve a cabo ante la Asam­blea Gene­ral corres­pon­dien­te. Pre­vio dic­ta­men de la Comi­sión de Honor y Jus­ti­cia  En todos los casos el afi­lia­do será escuchado.

9. La expul­sión debe­rá ser apro­ba­da por las dos ter­ce­ras par­tes del total de los miem­bros pre­sen­tes en la Asam­blea General.

10. Los afi­lia­dos que volun­ta­ria­men­te se sepa­ren o que fue­ran exclui­dos, per­de­rán todos sus derechos.

CAPÍTULO SÉPTIMO

DE LAS CUOTAS Y BIENES

Artículo 21
De los Recursos económicos

1. El MTS cap­ta­rá recur­sos eco­nó­mi­cos para lograr sus obje­ti­vos, prin­ci­pal­men­te de las cuo­tas volun­ta­rias de los socios y dona­ti­vos de per­so­nas físi­cas o mora­les, nacio­na­les o extran­je­ras y orga­nis­mos públi­cos, los cua­les se toma­rán en admi­nis­tra­ción, cui­dan­do siem­pre la total auto­no­mía e inde­pen­den­cia de la orga­ni­za­ción, en cuan­to a sus fines.

2. Todos los bie­nes de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal serán admi­nis­tra­dos en for­ma res­pon­sa­ble y des­ti­na­dos, exclu­si­va­men­te en bene­fi­cio de los obje­ti­vos de esta organización.

3. En caso de diso­lu­ción de la orga­ni­za­ción, la Asam­blea Nacio­nal nom­bra­rá una Comi­sión Espe­cial que reali­ce el inven­ta­rio de mue­bles e inmuebles,
así como de los fon­dos eco­nó­mi­cos y ren­di­rá dic­ta­men a la Asam­blea, que con­ten­drá una pro­pues­ta de afec­ta­ción de dichos bie­nes al ser­vi­cio de otra aso­cia­ción social, polí­ti­ca o de los aso­cia­dos. La reso­lu­ción defi­ni­ti­va la adop­ta­rá la Asam­blea Nacio­nal para el efecto.

CAPÍTULO OCTAVO

DE LA DISOLUCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN

Artículo 22
De la Disolución y sus Causas

1. Por acuer­do del 50% más uno de la tota­li­dad de los inte­gran­tes de la Asam­blea Nacio­nal Extra­or­di­na­ria, con­vo­ca­da expre­sa­men­te para tal efec­to, podrá disol­ver­se el MTS.

2. Los linea­mien­tos que expi­da el MTS deta­lla­rán el pro­ce­di­mien­to de liqui­da­ción del patri­mo­nio a favor de cen­tros de desa­rro­llo social.

3. Las cau­sas de diso­lu­ción del MTS pue­de ser por:

    1. Diso­lu­ción Total 
      1. Si la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal, y con la anuen­cia de otras tres Coor­di­na­do­ras Esta­ta­les, lo deci­den por mayo­ría unánime.
      2. Si la Asam­blea Nacio­nal lo deci­de por mayo­ría unánime.
    2. Renun­cias Individuales 
      1. Si algu­na de las Coor­di­na­do­ras pide la renun­cia de un miem­bro o mili­tan­te doloso.
      2. Si la Asam­blea Nacio­nal pide la renun­cia de un miem­bro o mili­tan­te doloso.
      3. Si se com­prue­ba que un miem­bro o adhe­ren­te come­tió uno o más fal­tas dolosas.
      4. Si el afi­lia­do o mili­tan­te renun­cia por volun­tad propia.
    3. Expul­sio­nes de Grupo 
      1. Si se com­prue­ba que un afi­lia­do o mili­tan­te de algu­na aso­cia­ción adhe­ren­te al MTS, come­tió uno ó más fal­tas dolosas.
      2. Si la Asam­blea Nacio­nal deci­de expul­sar a un gru­po adhe­ren­te al MTS.
      3. Si el gru­po adhe­ren­te renun­cia por volun­tad propia.
    4. Esci­sio­nes de grupo 
      1. Si una Coor­di­na­do­ra Esta­tal o muni­ci­pal deci­de sepa­rar­se de la organización.
      2. Si algu­na aso­cia­ción con alian­za deci­de sepa­rar­se de la organización.

CAPÍTULO NOVENO

DE LA JURISDICCIÓN Y VIGENCIA

Artículo 23
De la Jurisdicción

Para la inter­pre­ta­ción de los artícu­los con­te­ni­dos en el pre­sen­te Esta­tu­to, los miem­bros se some­ten a la juris­dic­ción de los Tri­bu­na­les en la enti­dad fede­ra­ti­va don­de se dé el hecho a impug­nar­se, renun­cian­do al fue­ro de sus domi­ci­lios pre­sen­tes y futu­ros o cual­quier otro que por natu­ra­le­za pudie­ra corresponderles.

Artículo 24
De la Vigencia

El pre­sen­te Esta­tu­to ten­drá vigencia:

1. Inde­fi­ni­da, mien­tras exis­ta la Coor­di­na­do­ra Nacional.

2. Deli­mi­ta­da, has­ta que la Asam­blea Nacio­nal no expi­da otra figu­ra de régimen.

3. Diso­lu­ción Total, que­dan­do el pre­sen­te Esta­tu­to con nulo efecto.

4. En caso de Reac­ti­va­ción, cual­quier Coor­di­na­do­ra que se haya ins­ta­la­do en el terri­to­rio nacio­nal, podrá res­ca­tar el espí­ri­tu del pre­sen­te Esta­tu­to, para con­ser­var­lo o modificarlo.

Dado en Méxi­co D. F. el día 17 de octu­bre del 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *