LA DIALÉCTICA COMO ARMA, MÉTODO, CONCEPCIÓNARTE

Fuen­te: nodo 50
Des­car­ga el artícu­lo com­ple­to en for­ma­to pdf

 

LA DIALÉCTICA COMO ARMA, MÉTODO, CONCEPCIÓNARTE 

Iña­ki Gil de San Vicente

 

1.- PRE­SEN­TA­CION

2.- LA DIA­LÉC­TI­CA COMO ARMA REVOLUCIONARIA:

2.1.- ALGO DE MARX Y ENGELS SOBRE LA DIALÉCTICA

2.2.- LA NECE­SA­RIA VUEL­TA PER­MA­NEN­TE A LA DIA­LÉC­TI­CA
2.3.- LA DIA­LÉC­TI­CA COMO ARMA SIEM­PRE NUEVA

3. LA  DIA­LEC­TI­CA COMO METO­DO DE CONOCIMIENTO 

3.1.- DIA­LEC­TI­CA ENTRE PRA­XIS Y REFLE­JO
3.2.- CATE­GO­RIAS Y CON­CEP­TOS DE LA DIA­LEC­TI­CA
3.3.- DESA­RRO­LLO DE LAS LEYES DE LA DIA­LÉC­TI­CA
3.4.- LOGI­CA FOR­MAL Y DIA­LEC­TI­CA ESPON­TA­NEA
3.5.- VER­DAD OBJE­TI­VA Y COM­PO­NEN­TE SUB­JE­TI­VO
3.6.- VER­DAD ABSO­LU­TA Y VER­DAD RELA­TI­VA
3.7.- INTER­AC­CION ENTRE VER­DA­DES Y SUB­JE­TI­VI­DAD
3.8.- LA SUB­JE­TI­VI­DAD REAC­CIO­NA­RIA EN ACCION 

4. LA DIA­LÉC­TI­CA COMO CON­CEP­CION DEL MUNDO

4.1.- PRI­ME­RA EXPE­RIEN­CIA DE PRA­XIS: EL HOLISMO

4.2.- SEGUN­DA EXPE­RIEN­CIA DE PRA­XIS: GRECIA 

4.3.- TER­CE­RA EXPE­RIEN­CIA DE PRA­XIS: EL RENACIMIENTO 

4.4.- CUAR­TA EXPE­RIEN­CIA DE PRA­XIS: EL SOCIALISMO 

4.5.- DIA­LEC­TI­CA ENTRE SUB­JE­TI­VI­DAD Y VIOLENCIA

5. LA DIA­LÉC­TI­CA COMO CREA­TI­VI­DAD ARTISTICA 

5.1.- LA ESTÉ­TI­CA COMO PRA­XIS REVOLUCIONARIA 

5.2.- SUB­JE­TI­VI­DAD ESTE­TI­CA CRÍ­TI­CA Y CREATIVA 

5.3.- DIA­LEC­TI­CA CREA­TI­VA Y “REA­LIS­MO SOCIALISTA” 

5.4.- TIEM­PO HUMANO, PRA­XIS  SOCIA­LIS­TA Y ESTÉTICA 

5.5.- LUCHA Y UNI­DAD DE CON­TRA­RIOS EN EL ARTE 

 

 

1.- PRE­SEN­TA­CION

La dia­léc­ti­ca mate­ria­lis­ta es un ins­tru­men­to poli­va­len­te impres­cin­di­ble para la eman­ci­pa­ción  huma­na. Gra­cias al nivel de cono­ci­mien­to alcan­za­do has­ta la actua­li­dad, pode­mos, por aho­ra, dis­cer­nir cua­tro gran­des uti­li­da­des de la dia­léc­ti­ca: ser arma inte­lec­tual revo­lu­cio­na­ria por exce­len­cia; ser el méto­do de pen­sa­mien­to racio­nal más ade­cua­do para cono­cer y trans­for­mar el mun­do; ser la con­cep­ción atea y mate­ria­lis­ta más acor­de con las inquie­tu­des huma­nas, y ser el com­po­nen­te insus­ti­tui­ble para que la exis­ten­cia huma­na sea un arte. La pro­pia dia­léc­ti­ca impi­de que el orden de expo­si­ción aquí uti­li­za­do sea siem­pre obli­ga­do y nece­sa­rio. En estas y otras muchas cues­tio­nes, son las nece­si­da­des con­cre­tas, el des­en­vol­vi­mien­to de las con­tra­dic­cio­nes, las que dic­tan en cada situa­ción par­ti­cu­lar el orden tran­si­to­rio de uti­li­za­ción y de prio­ri­za­ción de esas apti­tu­des. Sin embar­go, en la prác­ti­ca social las cua­tro actúan a la vez, simul­tá­nea­men­te. Noso­tros hemos esco­gi­do este orden de enun­cia­ción por­que, bajo el gra­do actual de irre­con­ci­lia­bi­li­dad entre el impe­ria­lis­mo y los pue­blos del mun­do, así como del pro­ce­so de libe­ra­ción de Eus­kal Herria, es su esen­cia de arma revo­lu­cio­na­ria la que pri­ma en la dia­léc­ti­ca materialista. 

De hecho, esta esen­cia revo­lu­cio­na­ria reco­rre a las otras tres cua­li­da­des cita­das, debien­do decir­se que ella es su sín­te­sis, su núcleo, su códi­go gené­ti­co. Bas­ta ver, por ejem­plo, el cre­cien­te enfren­ta­mien­to entre, por un lado, el méto­do de pen­sa­mien­to racio­nal y cien­tí­fi­co-crí­ti­co y, por otro lado, el irra­cio­na­lis­mo en todas sus for­mas, des­de la má
s sofis­ti­ca­da de la ideo­lo­gía racis­ta y sexis­ta del gene­tis­mo socio­bio­ló­gi­co impul­sa­do por el impe­ria­lis­mo has­ta el irra­cio­na­lis­mo más tos­co, men­ti­ro­so e igno­ran­te como el crea­cio­nis­mo bíbli­co, pasan­do por todos los eso­te­ris­mos e indus­trias de lo para-nor­mal y extra-sen­so­rial, que se lucran cruel­men­te con la alie­na­ción huma­na. Vea­mos tam­bién el cho­que a muer­te entre, por un lado, la con­cep­ción del mun­do basa­da en la dia­léc­ti­ca del con­trol cons­cien­tes de las fuer­zas pro­duc­ti­vas y de las rela­cio­nes socia­les de pro­duc­ción por la huma­ni­dad tra­ba­ja­do­ra auto­or­ga­ni­za­da y, por otro lado, la con­cep­ción bur­gue­sa de la supe­di­ta­ción ser­vil y pasi­va a las fuer­zas cie­gas e incon­tro­la­bles de la acu­mu­la­ción de capi­tal, cho­que mor­tal por cuan­to está en jue­go la super­vi­ven­cia del pla­ne­ta. ¿Y qué decir del anta­go­nis­mo entre, por un lado, la lucha por una vida bella, ale­gre, poli­cro­ma y artís­ti­ca­men­te ple­na de poten­cia­li­da­des crea­ti­vas y, por otro lado, la fea, tris­te, mono­cro­ma e impo­ten­te e infér­til mal viven­cia feti­chi­za­da actual? En estos tres enfren­ta­mien­tos estra­té­gi­cos que se libran dia­ria­men­te en todo el mun­do la esen­cia revo­lu­cio­na­ria de la dia­léc­ti­ca jue­ga un papel deci­si­vo por­que en los tres bucea has­ta la raíz de las con­tra­dic­cio­nes, las saca a la luz y las some­te a una impla­ca­ble crí­ti­ca des­truc­ti­va y crea­ti­va a la vez. 

Por últi­mo, este tex­to está par­te de una refle­xión más amplia y ante­rior, que está plas­ma­da en otros cua­tro tex­tos a dis­po­si­ción abier­ta y libre en la Red: “Apren­der y atre­ver­se a pen­sar bien”. “Algu­nas con­si­de­ra­cio­nes sobre cien­cia, tec­no­lo­gía y eman­ci­pa­ción”. “Algu­nas rela­cio­nes entre capi­ta­lis­mo, glo­ba­li­za­ción y tec­no­cien­cia; y “Eman­ci­pa­ción nacio­nal y pra­xis científico-crítica”. 

Des­car­ga el artícu­lo com­ple­to en for­ma­to pdf 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *