Llamamiento al pueblo de México

Las acti­vi­da­des labo­ra­les y edu­ca­ti­vas se reini­cian en el país y espe­cial­men­te en el Dis­tri­to Fede­ral, des­pués de la emer­gen­cia sani­ta­ria decre­ta­da por el Gobierno Fede­ral el 23 de abril, a raíz de la apa­ri­ción del lla­ma­do virus de influen­za huma­na y que para­li­zó diver­sas acti­vi­da­des públi­cas y pri­va­das, la con­tin­gen­cia nos ha mos­tra­do un con­jun­to de pro­ble­mas, con­tra­dic­cio­nes, defi­cien­cias y expe­rien­cias que los mexi­ca­nos debe­mos ana­li­zar toman­do con­cien­cia de ellos, para exi­gir solu­cio­nes y cam­bios, al mis­mo tiem­po de evi­tar la mani­pu­la­ción psi­co­ló­gi­ca y política.

La pan­de­mia, que pri­me­ro fue lla­ma­da influen­za por­ci­na, cam­bió de nom­bre a influen­za huma­na, al caer­se las ven­tas de la indus­tria por­cí­co­la a nivel mun­dial. Duran­te los pri­me­ros días de la lla­ma­da emer­gen­cia sani­ta­ria, se nos infor­mó que había más de cien­to cin­cuen­ta muer­tos y lue­go se corri­gió y aho­ra se nos dice, que resul­ta­do de las prue­bas de labo­ra­to­rio, los falle­ci­dos son sólo 26. 

Ante esta cifra, la alar­ma des­ata­da y las medi­das adop­ta­das pare­cen desor­bi­ta­das, sobre todo si toma­mos en cuen­ta que anual­men­te el pro­me­dio de defun­cio­nes deri­va­das de la influen­za en nues­tro país, ha sido de 23,000 per­so­nas, mil al mes, aun­que los falle­ci­mien­tos por otro tipo de enfer­me­da­des no infec­cio­sas como la dia­be­tes melli­tus supe­ran los seten­ta mil, las enfer­me­da­des isqué­mi­cas del cora­zón reba­san los sesen­ta mil, las cere­bro vas­cu­la­res las trein­ta mil, la cirro­sis y otras enfer­me­da­des del híga­do reba­san los trein­ta mil , y  a estos pade­ci­mien­tos las ins­ti­tu­cio­nes de salud públi­ca nun­ca le han pues­to la aten­ción que se requiere.

El mane­jo del gobierno ante la apa­ri­ción de la nue­va cepa del virus de influen­za, ha gene­ra­do una pan­de­mia psi­co­ló­gi­ca carac­te­ri­za­da por la incer­ti­dum­bre, el mie­do, la suges­tión y la ten­sión emo­cio­nal colec­ti­vas, que ya ha pro­pi­cia­do y pue­de pro­pi­ciar más bro­tes de vio­len­cia social, dis­cri­mi­na­ción y xeno­fo­bia que se está agu­di­zan­do al inte­rior de la repú­bli­ca y espe­cial­men­te en el extranjero.

Los hos­pi­ta­les y clí­ni­cas del sec­tor salud con sus limi­ta­dos recur­sos y el sacri­fi­cio y la soli­da­ri­dad del per­so­nal médi­co y per­so­nal admi­nis­tra­ti­vo a pesar de las mani­fies­tas caren­cias, han aten­di­do la emer­gen­cia en for­ma res­pon­sa­ble, en tan­to la medi­ci­na pri­va­da, no se ha suma­do, ni el gobierno se los ha pedi­do, ponien­do sus ins­ta­la­cio­nes e infra­es­truc­tu­ra al ser­vi­cio de la sociedad.

El Secre­ta­rio de Salud del Gobierno Fede­ral ha decla­ra­do en for­ma reite­ra­da que el bro­te epi­de­mio­ló­gi­co fue algo ines­pe­ra­do y que se tra­ta de un virus, del que se des­co­no­ce su com­por­ta­mien­to, igual se ha dicho que no se expli­can por que hay defun­cio­nes en Méxi­co y no en otros paí­ses, aun­que hoy sabe­mos que por reco­men­da­cio­nes de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, nues­tro país for­mu­ló en 2005 un Plan para hacer­le fren­te a una pan­de­mia de gri­pe aviar, pero el gobierno no tomó a tiem­po las pre­vi­sio­nes recomendadas.

Inclu­si­ve se apro­ba­ron en el Pre­su­pues­to de Egre­sos de la Fede­ra­ción de 2005, recur­sos para la ins­ta­la­ción de labo­ra­to­rios de aná­li­sis, así como de pro­duc­ción de fár­ma­cos anti­vi­ra­les, e inclu­so se rea­li­za­ron simu­la­cros, para en su caso, enfren­tar una emer­gen­cia, pero los recur­sos eco­nó­mi­cos nun­ca fue­ron des­ti­na­dos para los fines para los que fue­ron apro­ba­dos y fue­ron trans­fe­ri­dos a otras dependencias.

Corres­pon­de­rá al Con­gre­so de la Unión inves­ti­gar estos hechos e infor­mar a la socie­dad, al mis­mo tiem­po que se debe­rán des­ti­nar en el pró­xi­mo pre­su­pues­to de egre­sos de la fede­ra­ción, los recur­sos sufi­cien­tes y eti­que­ta­dos para aten­der los reque­ri­mien­tos de
inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca y desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que per­mi­tan redi­se­ñar y mejo­rar los ser­vi­cios de salud que el Esta­do ofre­ce a los ciudadanos.

En esta emer­gen­cia sani­ta­ria los medios de comu­ni­ca­ción han con­tri­bui­do a gene­rar páni­co, al mis­mo tiem­po, han ayu­da­do a difun­dir las medi­das nece­sa­rias para dete­ner y pre­ve­nir mayo­res con­ta­gios, jugan­do un papel fun­da­men­tal para dete­ner la epi­de­mia, lo que nos mues­tra el impor­tan­te papel que podrían desem­pe­ñar, con­tri­bu­yen­do a la pre­ven­ción para la salud, la cul­tu­ra y la edu­ca­ción, en lugar de seguir fomen­tan­do la vio­len­cia, el con­su­mis­mo y el individualismo.

En medio de esta emer­gen­cia, las Cáma­ras de Dipu­tados y Sena­do­res cerra­ron el perio­do ordi­na­rio de sesio­nes y apro­ban­do al vapor, dece­nas de dis­po­si­cio­nes, sin deba­te y dis­cu­sión algu­na, y sin que la socie­dad conoz­ca y se haya difun­di­do amplia­men­te el con­te­ni­do de las mis­mas, por lo que se hace nece­sa­rio que ambas Cáma­ras infor­men el con­te­ni­do de sus enmien­das y de las nue­vas dis­po­si­cio­nes aprobadas.

Al mis­mo tiem­po, y sien­do como lo infor­man las auto­ri­da­des que se está con­tro­lan­do la pro­pa­ga­ción el virus y se empie­zan a reanu­dar las acti­vi­da­des, es con­ve­nien­te evi­tar y recha­zar que el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca y su par­ti­do, pre­ten­dan capi­ta­li­zar polí­ti­ca­men­te esta cri­sis y apa­re­cer como los sal­va­do­res del pue­blo de Méxi­co y del mun­do para obte­ner votos, en la elec­ción pró­xi­ma del 5 de julio.

El triun­fa­lis­mo pre­si­den­cial exhi­bi­do en medios, apa­re­ce como un cro­no­gra­ma de acti­vi­da­des que ya esta­ba cal­cu­la­do con pre­ci­sión inge­nie­ril, cuya epi­de­mia tie­ne nom­bre y ape­lli­do lla­ma­do Donald Rums­feld, uno de los prin­ci­pa­les accio­nis­tas de la empre­sa pro­duc­to­ra de los retro­vi­ra­les a nivel mundial.

Feli­pe Cal­de­rón mien­te, o ve otra reali­dad, cuan­do afir­ma que de la epi­de­mia sal­dre­mos más for­ta­le­ci­dos; sus fan­ta­sías moti­va­cio­na­les, le impi­den acep­tar que las pér­di­das deri­va­das de la emer­gen­cia y que según el sec­tor pri­va­do supe­ra­rán los sesen­ta y cin­co mil millo­nes de dóla­res y no los trein­ta mil, como dice el Secre­ta­rio de Hacien­da, que se suma­rán a la gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca que veni­mos padeciendo.

Hoy es más urgen­te que nun­ca un cam­bio radi­cal en la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca del país, ante la pre­vi­si­ble dis­mi­nu­ción del Pro­duc­to Interno Bru­to y ante la gra­ve cri­sis del sec­tor turís­ti­co que se pre­vee dura­rá varios meses, sin visi­tas de extran­je­ros, ade­más de los apo­yos fis­ca­les, es nece­sa­rio que los empre­sa­rios ofer­ten el turis­mo social, redu­cien­do sus tari­fas y ofre­cien­do cré­di­tos con bajos intere­ses para que los mexi­ca­nos pue­dan dis­fru­tar las pla­yas a las que hoy sólo tie­nen acce­so unos cuan­tos y los extranjeros. 

Las orga­ni­za­cio­nes fir­man­tes lla­ma­mos a los mexi­ca­nos a orga­ni­zar­se para crear for­mas autó­no­mas de comu­ni­ca­ción y soli­da­ri­dad ante ese tipo de emer­gen­cias, a no dejar­se mani­pu­lar, a con­ti­nuar toman­do las medi­das pre­ven­ti­vas nece­sa­rias, has­ta la extin­ción del peli­gro de con­ta­gios, y a man­te­ner­se aler­tas y exi­gen­tes, para que el gobierno atien­da como es su deber, los pro­ble­mas sur­gi­dos de esta con­tin­gen­cia y los que se pre­sen­ten en el futuro.

6 de mayo de 2009

Movi­mien­to de Trans­for­ma­ción Social, Demo­cra­cia Direc­ta, Por el cam­bio con Dig­ni­dad, Fede­ra­ción Nacio­nal de Cien­cia y Tec­no­lo­gía, Aso­cia­ción Mexi­ca­na de Alter­na­ti­vas en la Psi­co­lo­gía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *