Ni fiesta ni velorio

Sin embar­go  al decir del Movi­mien­to Nacio­nal de Defen­sa del Petró­leo, ha que­da­do abier­ta una ren­di­ja para la inver­sión pri­va­da en explo­ra­ción y explo­ta­ción, por lo que se pro­po­nía la prohi­bi­ción expre­sa de con­tra­tos con par­ti­cu­la­res, en zonas terres­tres o marítimas.

Pero ni el Movi­mien­to, ni los legis­la­do­res del FAP tenían la fuer­za sufi­cien­te para impo­ner esa pro­po­si­ción, y de por sí se sabía que entrar a la nego­cia­ción impli­ca­ba un
ceder y aceptar.

La mayo­ría de los Sena­do­res del PRD vota­ron a favor de las ini­cia­ti­vas de refor­ma, pero en la Cáma­ra de Dipu­tados, aun­que en lo gene­ral vota­ron a favor, en la lo par­ti­cu­lar fue en contra.

Los medios de comu­ni­ca­ción le han dado mucho vue­lo a las dife­ren­cias sus­ci­ta­das, lo cier­to es que el PRD man­tie­ne la uni­dad, y nadie a acu­sa­do a nadie de traición.

Inclu­si­ve hay que reco­no­cer la  capa­ci­dad nego­cia­do­ra de Sena­do­res y Dipu­tados, como tam­bién que por la movi­li­za­ción en las calles el PRI y el PAN cedie­ron en sus pre­ten­cio­nes, ade­más de que la acti­tud de López Obra­dor logró que la socie­dad cono­cie­se más de como que­dó la aho­ra lla­ma­da refor­ma energética.

Lo que si mos­tró  este pro­ce­so legis­la­ti­vo es que cuan­do AMLO obje­tó la  omi­sión  ya comen­ta­da, y lla­mó a la lla­ma­da resis­ten­cia civil, todo el apa­ra­to se le vino enci­ma, en radio, tele­vi­sión y pren­sa escrita. 

El ope­ra­ti­vo mon­ta­do en el Pala­cio Legis­la­ti­vo de San Láza­ro fue des­pro­por­cio­na­do y mos­tró el tama­ño de la preo­cu­pa­ción del gobierno y sus aliados.

Por su par­te, Feli­pe Cal­de­rón fes­te­jo en enla­ce nacio­nal  en la tele­vi­sión, seña­lan­do los bene­fi­cios que según él trae­rá al país, cuan­do que su pro­pues­ta ini­cial era dife­ren­te y contrapuesta.

En fin, ha ter­mi­na­do un pro­ce­so y con­ti­núa otro, a con­tra pelo y con el pesar de muchos, López Obra­dor con­ti­nua pre­sen­te en los temas de la Agen­da Nacio­nal, aho­ra va sobre la apro­ba­ción del pre­su­pues­to de egre­sos de la fede­ra­ción para 2009. Esta­re­mos atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *