Renuncia al PRD

Ciu­dad de Méxi­co, D.F., a 26 de Febre­ro de 2010.

C. JESÚS ORTE­GA MARTÍNEZ

Pre­si­den­te del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Democrática

P r e s e n t e

Nada más común que encon­trar­se per­so­nas que defien­den
el prin­ci­pio y que en la apli­ca­ción teó­ri­ca o prác­ti­ca
inci­den en gro­se­ras contradicciones”

Mel­chor Ocam­po, Renun­cia al gobierno de Comon­fort, 1853

Bajo el argu­men­to de aca­bar con caci­caz­gos “de hor­ca y cuchi­llo”, en últi­mas fechas, la diri­gen­cia del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca sus­ten­tó su polí­ti­ca de alian­zas con el Par­ti­do Acción Nacio­nal para los pro­ce­sos elec­to­ra­les de 2010 en algu­nas enti­da­des del país. El anun­cio de tal coa­li­ción elec­to­ral ha gene­ra­do, ade­más de las con­se­cuen­tes crí­ti­cas y des­ca­li­fi­ca­ti­vos del PRI y de algu­nos rele­van­tes acto­res de la vida polí­ti­ca nacio­nal, la sus­pi­ca­cia de la mili­tan­cia que, tras expre­sar su asom­bro ante esta unión impen­sa­ble entre con­tra­rios, for­ta­le­ce con este hecho su recha­zo al prag­ma­tis­mo par­ti­dis­ta, al cons­ta­tar la per­ver­sión de la fusión de prin­ci­pios y ofer­tas polí­ti­cas, con anta­go­nis­mos vigen­tes al día de hoy, en fun­ción a mani­fies­tas ambi­cio­nes de poder.

En esta come­dia de entuer­tos, Uste­des y los líde­res del PAN han cali­fi­ca­do la anda­na­da de repro­ba­cio­nes como sig­nos de temor y debi­li­dad, y cen­tran su estra­te­gia defen­si­va en res­pon­der a sus adver­sa­rios priís­tas y en mini­mi­zar las legí­ti­mas inquie­tu­des, o los abier­tos recha­zos, que se han mani­fes­ta­do al interno de sus ins­ti­tu­tos polí­ti­cos en torno a tan incon­ce­bi­ble unión electoral.

Si ni las mani­fes­ta­cio­nes en con­tra, expre­sa­das por dis­tin­gui­dos líde­res de sen­dos par­ti­dos, han sido moti­vo de res­pues­ta mucho menos lo son las voces de las y los mili­tan­tes, para quie­nes las dife­ren­cias entre prin­ci­pios y pro­gra­mas par­ti­da­rios, así como los orí­ge­nes his­tó­ri­co-polí­ti­co de dichos ins­ti­tu­tos par­ti­dis­tas, y en don­de los  agra­vios y con­fron­ta­cio­nes del pasa­do recien­te, hacen impen­sa­ble esta fusión electoral.

Sim­ple­men­te, para muchos de quie­nes mili­ta­mos en el PRD, nos resul­ta nece­sa­rio pun­tua­li­zar que esta alian­za no se está hacien­do con el PAN de Gómez Morín o el de “Maquío” Clouthier, es decir con el PAN libe­ral. La alian­za que Uste­des han cons­trui­do es con El Yun­que que se apro­pió de la direc­ti­va de Acción Nacio­nal; es un eje polí­ti­co con el gru­po que nos robó la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca en el 2006; es un con­ci­liá­bu­lo con quie­nes están entre­gan­do al país a la oli­gar­quía extran­je­ra y nacio­nal; es una coa­li­ción de intere­ses, con quie­nes han gene­ra­do con­di­cio­nes de pobre­za y exclu­sión para la mayor par­te de la pobla­ción; es una man­co­mu­ni­dad elec­to­ral con quie­nes pusie­ron al país en pie de gue­rra, con quie­nes han teñi­do de san­gre y luto la vida de miles de fami­lias a lo lar­go y ancho del terri­to­rio nacio­nal; es una liga coyun­tu­ral con quie­nes impul­san vio­la­cio­nes sis­te­má­ti­cas a los dere­chos huma­nos de nues­tras muje­res, de nues­tros niños, de nues­tros jóve­nes y de las diver­si­da­des de nues­tra socie­dad; es un con­sor­cio par­ti­da­rio con quie­nes des­vir­túan la his­to­ria nacio­nal, des­pre­cian nues­tra diver­si­dad y rique­za cul­tu­ral y pre­ten­den des­man­te­lar a nues­tro Esta­do Laico.

Sobre esto, con pro­fun­da preo­cu­pa­ción y sor­pre­sa adver­tí que el
Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca, en voz y obra de uno de sus más cons­pi­cuos líde­res his­tó­ri­cos, dio pun­ti­lla a la lai­ci­dad del Esta­do, al pre­sen­tar su Ini­cia­ti­va con Pro­yec­to de Decre­to para dero­gar el inci­so e) del artícu­lo 130 de nues­tra Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca, con­tra­vi­nien­do, bajo un argu­men­to pre­sun­ta­men­te demo­cra­ti­za­dor, el paso tras­cen­den­te que hace cien­to cin­cuen­ta años, die­sen los libe­ra­les mexi­ca­nos para inhi­bir toda acti­vi­dad polí­ti­ca del cle­ro cató­li­co y garan­ti­zar la per­fec­ta sepa­ra­ción entre los asun­tos civi­les y los espirituales.

Adi­cio­nal­men­te, fui­mos tes­ti­gos de la pres­tan­cia con la que el Sena­dor Nava­rre­te bus­có la ben­di­ción epis­co­pal, abrien­do el pro­ce­so legis­la­ti­vo de la refor­ma al artícu­lo 40 cons­ti­tu­cio­nal, a la inje­ren­cia de esta cor­po­ra­ción. Ambas accio­nes han abier­to la puer­ta, des­de el perre­dis­mo legis­la­ti­vo, para que los pode­res cle­ri­ca­les inter­ven­gan abier­ta­men­te en el queha­cer polí­ti­co nacional.

Es nece­sa­rio, en este momen­to, recor­dar a la diri­gen­cia nacio­nal que el pri­mer reso­lu­ti­vo del Con­gre­so refun­da­cio­nal del PRD, acor­dó defen­der al Esta­do Lai­co como una prio­ri­dad polí­ti­ca, de fren­te al emba­te que mili­tan­tes e ins­ti­tu­cio­nes pro­gre­sis­tas, han sufri­do des­de los púlpitos.

Por todo ello, y en con­gruen­cia con mis prin­ci­pios éti­cos y con­vic­cio­nes polí­ti­cas, he toma­do la difí­cil deci­sión de renun­ciar a mi mili­tan­cia par­ti­dis­ta, des­pués de quin­ce años de com­pro­mi­so, al con­si­de­rar que los prin­ci­pios fun­da­cio­na­les de este ins­ti­tu­to polí­ti­co, han sido des­vir­tua­dos de tal for­ma que mi sen­tir, mi pen­sar y mi actuar, no se ajus­tan a la línea polí­ti­ca, alian­cis­ta y pro­cle­ri­cal que, en los hechos, sus­ten­ta la tan publi­ci­ta­da refun­da­ción, en la cual par­ti­ci­pé direc­ta­men­te y, en la que muchos de los mili­tan­tes pusi­mos la pers­pec­ti­va del cam­bio interno. 

Aten­ta­men­te

C. José Alfon­so Suá­rez del Real y Agui­le­ra

    C.c.p.- Hor­ten­sia Ara­gón Cas­ti­llo.- Secre­ta­ria Gene­ral del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca.- Presente.

    Manuel Oro­pe­za Mora­les.- Pre­si­den­te del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca en el Dis­tri­to Fede­ral.- Presente.

    Jesús Valen­cia Guz­mán.- Secre­ta­rio Gene­ral del Par­ti­do de la Revo­lu­ción Demo­crá­ti­ca en el Dis­tri­to Fede­ral.- Presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *