Se me chispoteó

Con todo res­pe­to para sus fans, debo repe­tir que dichos per­so­na­jes y pro­gra­mas me siguen pare­cien­do como rea­li­za­dos para gen­te des­in­for­ma­da y con el pro­pó­si­to de atra­sar más, cul­tu­ral­men­te hablan­do, a los televidentes.

La “Vecin­dad de Cha­vo”, por ejem­plo, y todos los per­so­na­jes que le acom­pa­ñan – todos adul­tos dis­fra­za­dos de niños — , dis­tor­sio­nan su ver­sión de la reali­dad. Han de saber, esti­ma­dos cua­tro o cin­co lec­to­res (as), que SSS cre­ció en vecin­da­des (a dife­ren­cia de Gómez Bola­ños, quien cre­ció en la Del Valle, colo­nia de alcur­nia del DF) y lo que en esas mora­das se vivía, nada tie­ne que ver con lo narra­do en ese pro­gra­ma. Han de decir algu­nos de uste­des, “pues qué exi­gen­te, solo era un pro­gra­ma de entre­te­ni­mien­to”. Y sí, entre­te­nía (entre­tie­ne) pero dis­tor­sio­nan­do la reali­dad. Como la dis­tor­sio­na­ban, y la siguen dis­tor­sio­nan­do, otros pro­gra­mas, como las tele­no­ve­las de dicha tele­vi­so­ra, en la actualidad.

Al home­na­je se pre­sen­ta­ron muchas estre­llas de Tele­vi­sa, fal­ta­ba mas. Has­ta Juan Gabriel lle­gó a brin­dar una pre­sen­ta­ción espe­cial, a besar la mano de Ches­pi­ri­to y a decir que tal señor era “un filó­so­fo”. ¿Un filó­so­fo? ¡chan­fle! De repen­te fue curio­so ver jun­tos a tres íco­nos de la empre­sa. A un lado de don Rober­to esta­ban Jaco­bo Zablu­dovs­ki — quien duran­te déca­das, des­de su “24 Horas” (ante­ce­sor de El Noti­cie­ro de Joa­quín López Dóri­ga) siem­pre defen­dió a capa y espa­da, al régi­men priís­ta y actual­men­te se dis­tin­gue, obvio, por ser un feroz opo­si­tor a los gobier­nos panis­tas — y Cha­be­lo, quien a sus seten­ta y tan­tos años, sigue vis­tien­do, hablan­do y razo­nan­do, en su domi­ni­cal pro­gra­ma tele­vi­si­vo, como niño de kin­der. Tres exper­tos ins­tru­men­tos media­ti­za­do­res de la pobla­ción mexicana.

Lo malo de esos pro­gra­mas, y de la tele­vi­sión mexi­ca­na en gene­ral, es su con­te­ni­do estu­pi­di­zan­te; Pero lo peor, es el gra­do super­la­ti­vo de su influen­cia. La res­pues­ta de Gómez Bola­ños a aquel locu­tor argen­tino (“si un millón se ríe y usted no, el que está mal es usted”) pare­ce “con­tun­den­te” pero no lo es, pues­to que al públi­co mexi­cano no se le daban opcio­nes, no se le ofre­cía otra pro­gra­ma­ción: “O ves el Cha­vo o ves el Cha­vo”. Enton­ces, aquel millón de per­so­nas (real­men­te siem­pre fue­ron mas) no podía esco­ger. Real­men­te la tele­vi­sión se ha adue­ña­do de las con­cien­cias de los mexi­ca­nos, por medio de pro­gra­mas como los de don Rober­to. Por­que si “El Cha­vo”, otro per­so­na­je “ejem­plar” e ído­lo para varias gene­ra­cio­nes, es un niño medio ton­to y que no estu­dia, pues ese es el ejem­plo que se da a esas generaciones.

Qui­zá no sea su cul­pa, pero en los hechos, en nues­tro país, la tele­vi­sión, prin­ci­pal­men­te Tele­vi­sa (por el tiem­po que ha esta­do) y los pro­gra­mas de don Rober­to, han sus­ti­tui­do a la Secre­ta­ría de Edu­ca­ción Públi­ca. Es decir, ha edu­ca­do, “a su mane­ra”, a varias gene­ra­cio­nes de mexicanos.

Los resul­ta­dos están a la vis­ta en el tema edu­ca­ti­vo: su défi­cit en cali­dad; los millo­nes de alum­nos de todos los nive­les, repro­ba­dos y deser­ta­dos; la prue­ba enla­ce y su ver­gon­zo­so resul­ta­do; los miles de uni­ver­si­ta­rios que leen y escri­ben con muchos tra­ba­jos; el repor­ta­je en for­ma de pelí­cu­la titu­la­do “De Pan­za­zo”, que retra­ta bien al defec­tuo­so sis­te­ma edu­ca­ti­vo, etc. Al bus­car la cau­sa últi­ma de la tris­te situa­ción nacio­nal en el tema edu­ca­ti­vo, siem­pre vamos a encon­trar a la tele­vi­sión, y en espe­cial a los pro­gra­mas de don Rober­to Gómez Bola­ños, ami­go ínti­mo de “el negro” Dura­zo, de gangs­te­ril y nefas­to his­to­rial y sobrino del auto­ri­ta­rio ex Pre­si­den­te, Gus­ta­vo Díaz Ordaz, por cierto.

Y uste­des dis­cul­pen, esti­ma­dos cua­tro o cin­co lec­to­res (as), por com­par­tir­les esta opi­nión. Simplemente…”se me chispoteó”.

Noti­tas: Una.- Que, muy aten­to, el Vice­pre­si­den­te de los EU, Joe Biden, infor­mó a los medios que le pre­gun­ta­ron sobre el resul­ta­do de su recien­te entre­vis­ta con tres de los aspi­ran­tes a la Pre­si­den­cia de Méxi­co (AMLO, EPN y JVM), que “No tuve que pedir garan­tías. Ellos me las die­ron” (sic). Cons­te que el Mr.,
no es albu­re­ro; Dos.- Que en el home­na­je a Luís Javier Garri­do, don Peje excul­pó a Manuel Bartlett (“y excul­pa­ría a Sali­nas”, acla­ró, si éste se le une), por su papel en el frau­de de 1988 en con­tra de Cuauh­té­moc Cár­de­nas. Un deta­lle es que Garri­do siem­pre con­de­nó a Bartlett y a Sali­nas, por el cita­do frau­de. Otro deta­lle es que tal excul­pa­ción, inclu­ye, qui­zá sin saber­lo, al caso Manuel Buen­día, quien fue­ra ase­si­na­do en 1984, por dos subor­di­na­dos de Bartlett; Tres.- Que miles de los invi­ta­dos de doña Che­pi­na Vás­quez Mota, a su toma de pro­tes­ta como can­di­da­ta del PAN a la Pre­si­den­cia, el domin­go 11 de mar­zo, por poco y la dejan sola en el Esta­dio Azul, que por­que empe­zó su dis­cur­so ¡cua­tro horas des­pués de cita­dos! “La cul­pa la tuvo el sol” dicen que dijo aque­lla. Y que el otro con­tes­tó: “des­de que se inven­ta­ron las dis­cul­pas, se aca­ba­ron los…” ya no me acuer­do; Cua­tro.- Que por la entre­vis­ta que le publi­ca­ron a la maes­tra Elba Esther Gor­di­llo, el domin­go pasa­do, en el dia­rio El País, nos ente­ra­mos que la maes­tra llo­ra, chan­ta­jea con usar la fuer­za de “sus” maes­tros si no la pelan y que se pone bien fie­ra, cuan­do se tra­ta de defen­der a los “orgu­llos de su nepo­tis­mo”, o sea, a su hija y a su yerno; Cin­co.- Que fui a soli­ci­tar a la Ofi­ci­na de Acce­so a la Infor­ma­ción de Izta­pa­la­pa, DF, copia del II Infor­me de labo­res de la Jefa Dele­ga­cio­nal, o sea, el corres­pon­dien­te al perío­do de Octu­bre 2010 a Octu­bre 2011. Y que me dicen que no hay tal Informe.

Email: hernandez.jimenez2010@hoymail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *