Testigo de la masacre del 10 de junio

Tal vez por ir yo ves­ti­do for­mal­men­te (tra­je, cor­ba­ta, lle­va­ba yo un por­ta­fo­lio car­ga­do de docu­men­tos, no era con­fun­di­ble como estu­dian­te), los hal­co­nes no la empren­die­ron con­tra mi, esta­ba yo jus­to en medio del cho­que de masas, una ya en des­ban­da­da y otra enar­de­ci­da y gri­tan­do con­sig­nas… jun­to a mi un perio­dis­ta fue derri­ba­do, gol­pea­do has­ta san­grar, poco fal­ta­ba que me sal­pi­ca­ra, su cáma­ra fue des­trui­da… insul­tos, for­ce­jeos, per­se­cu­cio­nes, gen­te en el sue­lo pateada…

Me refu­gié atrás de la pri­mer colum­na del enton­ces Cine Cos­mos (mis­ma que toda­vía está allí, sopor­tan­do hoy un semi­de­rrui­do edi­fi­cio, para recor­dar­me que uno nece­si­ta en cual­quier cir­cuns­tan­cia con­flic­ti­va estar pro­te­gi­do… el prin­ci­pio de la auto­de­fen­sa per­so­nal y colec­ti­va que se ha olvi­da­do o inge­nua­men­te con­fia­do en enti­da­des supues­ta­men­te de segu­ri­dad públi­ca)… Se sus­ci­tó un ape­dreo, la colum­na me pro­te­gía pero a mi rede­dor los pedruz­cos cho­ca­ban rui­do­sa­men­te con las cor­ti­nas metá­li­cas del cine… poco des­pués empe­zó el tiro­teo… sopor­té unos minu­tos más pero sien­do impru­den­te per­ma­ne­cer en esa esqui­na, me escu­rrí por Mariano Esco­be­do has­ta lle­gar a las enton­ces fla­man­tes ofi­ci­nas de PDP, en Tlá­loc 40–3…  ya me espe­ra­ban quie­nes esta­ban cita­dos para una reu­nión, mis­ma que no se tuvo, no sin com­par­tir­se sen­ti­mien­tos de incer­ti­dum­bre y has­ta de angus­tia … a dos cua­dras de dis­tan­cia era tod­vía posi­ble escu­char gri­tos de ira o de horror y dis­pa­ros dis­con­ti­nuos.. cuan­do la luz del día des­apa­re­cía tam­bién el silen­cio del ase­si­na­to colec­ti­vo se hacía sentir…

Un rela­to de denun­cia que escri­bí enton­ces fue publi­ca­do poco des­pués (si lo lle­ga­ra a encon­trar lo com­par­ti­ré con mis ami­gos)… pero cró­ni­cas del indig­nan­te suce­so abun­dan, en el Metro años más tar­de, ya con un gobierno capi­ta­lino de izquier­da, se ins­ta­ló una expo­si­ción per­ma­nen­te de foto­gra­fías, don­de a veces tra­to de ver si apa­rez­co en ellas, algu­na silue­ta pare­cie­ra que es la mía pero sien­do ico­no­clas­ta no la nece­si­to para iden­ti­fi­car­me con la his­to­ria que nos ense­ña que la san­gre es tri­bu­to que muchos pagan para que las malas cosas cambien…

Pare­ce que el sitio esta­ba ya seña­la­do como trá­gi­co, por allí pasó huyen­do Cor­tés y sus tro­pas para esce­ni­fi­car poco más lejos el lla­ma­do llan­to de la Noche Tris­te„, fue en ese cru­ce don­de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses, triun­fa­do­ras de la bata­lla de Cha­pul­te­pec gira­ron a su dere­cha hacia San Cos­me para entrar al cen­tro de la ciu­dad no sin sufrir el fue­go de patrio­tas fran­co­ti­ra­do­res… El cru­ce­ro era en tiem­pos de la Colo­nia el sitio de la Fuen­te de la Tlax­pa­na, a don­de lle­ga­ba el agua pota­ble pro­ve­nien­te de Cha­pul­te­pec… y en el siglo XIX era el sitio del pan­teón inglés, cuya capi­lla aún allí se encuen­tra, aho­ra trans­for­ma­do en  par­que y esce­na­rio abierto…

Hay que tener bien pre­sen­te la memo­ria his­tó­ri­ca de nues­tro pue­blo y de nues­tra socie­dad, no debe­mos per­mi­tir que sea olvi­da­da, sos­la­ya­da por algu­nos… mi con­cien­cia social arran­ca des­de el movi­mien­to ferro­ca­rri­le­ro del 1958, cuan­do por pri­me­ra vez pude ver gra­na­de­ros ata­can­do obre­ros, sus diri­gen­tes fue­ron lue­go encar­ce­la­dos… un año des­pués vino el triun­fo de la Revo­lu­ción Cuba­na y más lue­go la inva­sión derro­ta­da de Bahía de Cochi­nos… la repre­sión a la huel­ga de los médi­cos en 1964 fue un avi­so de lo que ven­dria des­pués con­tra el Movi­mien­to Estu­dian­til y Popu­lar del 68, cuyo dolor e ira infruc­tuo­sa­men­te se inten­tó silen­ciar con la masa­cre de Jue­ves de Corpus…

Des­de enton­ces, en 40 años, si algo hemos apren­di­do es que el Esta­do que debie­ra garan­ti­zar el Bien Común ha sido en la prác­ti­ca un ins­tru­men­to media­ti­za­do y corrom­pi­do por el Mer­ca­do, don­de el abu­so de unos sobre muchos otros es la ley… y el Mer­ca­do a su vez ha sido some­ti­do por los hace­do­res de dine­ro, no solo median­te la explo­ta­ción del tra­ba­ja­dor y el ago­ta­mien­to de los recur­sos natu­ra­les, sino por la sim­ple inven­ción de 
dine­ro ilu­so­rio por una Ban­ca que crea Foba­proas por doquier has­ta hacer de la vida de todos un dia­bó­li­ca fan­ta­sía que nos con­du­ce al vacío, al exter­mi­nio y la extinción.

Cabe pre­gun­tar­se si el sacri­fi­cio de tan­to joven ha ser­vi­do para que las estruc­tu­ras socio­eco­nó­mi­cas y polí­ti­cas evo­lu­cio­nen a favor de la gen­te con­cre­ta, de los Dere­chos Huma­nos, de la Demo­cra­cia y del Pro­gre­so… No ha sido así. Los con­cep­tos de Esta­do, Mer­ca­do y Socie­dad han sido per­ma­nen­te­men­te bur­la­dos a favor de pode­res exclu­yen­tes, sabe­mos que la pra­xis domi­nan­te con­sis­te en pre­di­car el cam­bio para que las cosas sigan igual… 

El lla­ma­do eterno retorno se pro­du­ce hoy expo­nen­cial­men­te, los males que ayer se denun­cia­ban son hoy gigan­tes­cos y el sacri­fi­cio de la gen­te joven mucho mayor. Jus­to hoy la Mar­cha por la Paz lle­gó a su meta en Ciu­dad Juá­rez para seña­lar a los pode­res cíni­cos e impo­ten­tes y trans­for­mar dolor en dig­ni­dad… es pre­vi­si­ble que el Bas­ta que hoy se gri­ta, de no ser escu­cha­do, pue­de com­bi­nar­se con el otro Bas­ta ya gri­ta­do con con­tun­den­cia des­de Chia­pas aquel 1o. de enero del 94.

Este cla­mor no es exclu­si­vo de Méxi­co, en el mun­do se mul­ti­pli­can los gri­tos de indi­gi­na­ción, don­de nona­ge­na­rios como Stéphan Hes­sel, quien en su juven­tud fue­ra tor­tu­ra­do por los nazis, se con­ju­gan con los millo­nes de jóve­nes euro­peos, ya cons­cien­tes de que las actua­les estruc­tu­ras de poder no dan cabi­da a la espe­ran­za y de que es nece­sa­rio dar rien­da suel­ta a la crea­ti­vi­dad.… crea­ti­vi­dad que se anun­cia­ba ya des­de mayo de 68 en París. Hoy en Espa­ña, son Madrid, Bar­ce­lo­na, Valen­cia y muchas ciu­da­des más, sitios don­de los jóve­nes acam­pa­dos se decla­ran en resis­ten­cia y en deba­te per­ma­nen­te… El 75% de la pobla­ción decla­ra estar con ellos… Toda­vía ayer en Valen­cia nue­va­men­te fue­ron gol­pea­dos y encar­ce­la­dos por­que las auto­ri­da­des no saben esta­ble­cer un diá­lo­go com­pren­si­vo y posi­ti­vo, ello lle­va­ría al fin de sus privilegios…

Si la lec­ción es no pedir peras al olmo, un olmo en des­com­po­si­ción y cada día más ile­gí­ti­mo, que­da el camino de la auto­pro­yec­ción posi­ti­va, per­so­nal y colec­ti­va, trans­ge­ne­ra­cio­nal y tran­si­ti­va en toda dimen­sión vital, sin vio­len­cia y con gran ima­gi­na­ción, para pasar del gri­to a la exis­ten­cia diná­mi­ca, con­for­tan­te y dura­de­ra… Así será. Luis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *